Juan Carlos, sucesor de Franco

Posted by : Le poinçonneur | 22 jul. 2009 | Published in

(Vergara, Público, hoy).

(15) Comments

  1. Tumbaíto said...

    ¿La verdad sólo la dice Libertad Digital y los niños?

    22 de julio de 2009, 13:06
  2. Le poinçonneur said...

    La verdad es que el título de este post resulta un poco tremendo, y así lo preveía.

    La razón es, simplemente, que cuando cito una viñeta o un texto de un tercero que ya dispone de título, lo copio tal cual. Creo que, ya que me aprovecho del trabajo de otro, qué menos que hacerlo con fidelidad.

    Lo de LD te lo tomo como el chiste del mes. Cachondón.

    22 de julio de 2009, 13:31
  3. Tumbaíto said...

    ¿Esto es revisionismo?

    22 de julio de 2009, 13:47
  4. Le poinçonneur said...

    No, son tus opiniones. Discutibles algunas, impepinables otras.

    Si dedicaras 500 páginas a inventarte un hecho histórico, te las dieras de intelectualísimo, y, simplemente, quisieras engañar a la gente, serías, sí, un revisionista.

    Pero dudo que sea ese el caso.

    22 de julio de 2009, 13:52
  5. Tumbaíto said...
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
    22 de julio de 2009, 14:08
  6. Tumbaíto said...

    ¿A qué hecho histórico se refiere? Yo por ejemplo leo a Pio Moa para saber qué fue el socialismo en España y a Preston para saber qué fue el caciquismo español.

    En mi familia se quería que la Guerra Civil hubiese durado diez añitos más para que ambos bandos se hubieran exterminado, y yo sigo pensando que hubiese sido lo mejor. Fue un desastre que la izquierda fuese tan incompetente.

    22 de julio de 2009, 14:10
  7. Le poinçonneur said...

    Me refiero a un hecho histórico en general. El revisionista, por definición, sabe que lo que dice es pura mentira. Se dedica a hacer propaganda.

    Claro que, estrictamente, revisionista podría ser aquel que, simplemente, quiere poner de manifiesto nuevos datos que, de buena fe, ha obtenido, pero yo ya hace años que dejé de creer en los Reyes Magos.

    Y respecto a lo de la guerra, por suerte, no duró esos diez años. En ese caso, es probable que ni tú ni yo estuviéramos aquí tecleando.

    Por favor, Tumbaíto, no me hables de usted. No me gusta nada. Este panfleto no conoce a los "ustedes", sólo a los "tús". Normas de la casa.

    22 de julio de 2009, 14:57
  8. Tumbaíto said...

    Si no recitas las ideas de Cebrián te llaman revisionista (Cebrián, o sea, el entonces Jefe de Informativos de Franco y, después, fundador de El País).

    No cojo caramelitos de desconocidos ni les hablo de tú.

    22 de julio de 2009, 15:45
  9. Le poinçonneur said...

    No he citado ninguno de los nombres que mencionas. En general, no me gusta citar nombres. Simplemente, te doy mi opinión sobre lo que significa ser revisionista. Aplícala a quien creas conveniente.

    En mi blog, Tumbaíto, no soy un desconocido, sino el anfitrión. Las reglas aquí, como tú en el tuyo, las marco yo. Esto no es más que un foro en el que actúo de moderador, mis horas me cuesta. Mi voluntad es siempre la de tratar con la máxima cordialidad a quien por aquí comenta, ya que sin comentarios ni visitas, un blog no es nada.

    Tu última frase, con toda sinceridad, me parece una impertinencia. Si mi tono al escribir, mis contenidos o cualquiera de mis opiniones te parece ofensiva o inadecuada, además de lamentarlo mucho, te invito a que dejes de visitarme.

    22 de julio de 2009, 17:10
  10. Alex said...

    Hombre, el rey fue designado por el generalito y nunca ha dicho una mala palabra de él. Dicho sin pretender quitarle méritos, que los tiene.

    22 de julio de 2009, 23:47
  11. Le poinçonneur said...

    Ciertamente. De hecho, según sus propias palabras, no permite que se critique a Franco en su presencia.

    Mal, mal.

    23 de julio de 2009, 0:11
  12. No a todo said...

    En una réplica a Tumbaíto dices:

    El revisionista, por definición, sabe que lo que dice es pura mentira. Se dedica a hacer propaganda. Claro que, estrictamente, revisionista podría ser aquel que, simplemente, quiere poner de manifiesto nuevos datos que, de buena fe, ha obtenido, pero yo ya hace años que dejé de creer en los Reyes Magos.

    Ya no sólo es que esté en desacuerdo; es que me parece un error colosal. No sé por qué das por sentado que los trabajos históricos que se han hecho hasta el momento van a misa y que los que se puedan hacer sosteniendo tesis contrapuestas son erróneos. Si eso fuera así, no harían falta historiadores, habida cuenta que lo sabemos todo salvo escasos detalles que añadir a una estructura predeterminada y eso lo puede hacer cualquiera que sepa leer y escribir.

    Por definición, todo buen historiador ha de ser revisionista. No sólo ha de poner en duda lo que dijeron otros, sino incluso lo que dijo él mismo en otro momento de su vida. Todos los grandes (que son pocos) lo han hecho. Algunos incluso han tenido el coraje y la honradez intelectual de publicar artículos rectificando errores propios.

    De no haber sido por historiadores "revisionistas" seguiríamos considerando la Edad Media como un período poco interesante de bárbaros que se pegaban con rodaballos en la cara, seguiríamos considerando la arquitectura de Borromini como una degeneración, y larga lista.

    Cosa distinta es esta gentecilla que, aficionados a la Historia, se creen que hacer un estudio histórico serio consiste en leer cuatro periódicos de 1934, dos libros en castellano (tres en caso de locura) sobre el tema en concreto, y lanzarse a escribir un tochazo con fotos simpáticas que publica una editorial amiga.

    Y, por rematar, tanto de Pío Moa como de Simon Preston, los apéndices documentales como mucho. E incluso eso con pinzas y guantes de látex.

    Pixie dixit.

    23 de julio de 2009, 1:40
  13. Le poinçonneur said...

    No a todo, ya sabes que tiendo al titular de trazo grueso.

    Cualquier historiador que se precie ha de buscar, indagar, matizar, y, si es preciso, refutar.

    Contra quienes me pronuncio es, precisamente, contra los que agitan la bandera del "revisionismo", que, en muchas ocasiones, no pasan de ser unos farsantes -facciosos, encima-, que no buscan más que manipular.

    Exactamente los que tú describes en tu antepenúltimo párrafo.

    23 de julio de 2009, 11:03
  14. No a todo said...

    Hay gente que se cree que por ponerse una bata blanca ya se ha convertido en médico.

    Un abrazo.

    23 de julio de 2009, 14:50
  15. Le poinçonneur said...

    Ciertamente, No a todo, así es.

    Abrazo de vuelta.

    23 de julio de 2009, 18:10