Vesper Lynd

Posted by : Le poinçonneur | 20 sept. 2009 | Published in


Si yo ya me cago de gusto con todo lo relacionado con el agente 007, puede imaginarse mi impresión cuando, hace tres años, se anunció la refundación de la saga a través de Casino Royale, segunda adaptación de la que fue novela-debut del eterno Ian Fleming.

Con cambio de protagonista incluido: después de una razonable performance por parte del galano Brosnan, los focos alumbraron a Daniel Craig, presentado por más de un mentecato como el primer Bond rubio. Como si Roger Moore peinara ala de cuervo.

El filme, sombrío, retrata con contundencia a un nuevo espía rebobinado a sus orígenes. Recién la licencia para matar, el del MI6 parte a Montenegro para jugarse los dineros isabélicos en una partida de póquer contra el llorica Le Chiffre, cajero del terrorismo internacional. Buena la ambientación, fantástica, una vez más, Judi Dench -¿cómo M pudo ser hombre alguna vez?-, impecable Craig, para algunos aventurados -o quizá no tanto- el mejor de la serie.

Mas no ha de posarse aquí la leyenda futura de Casino Royale, sino en el carisma llameante de Eva Green, la parisina que hace de su Vesper Lynd bondette de referencia para décadas, quién sabe si centurias. Tesorera del Gobierno británico, ha de proporcionar a Bond los caudales destinados al envite, a través de un mar de contraseñas informáticas y transferencias bancarias sólo al alcance de su privilegiado intelecto.

Imborrable el meeting ferroviario, astracanante el porrazo del Aston -¿por qué, Providencia?-, Casino Royale destila kilates de principio a fin.

Y es que, aun remontándonos al Dr. No de 1962, ninguna ha mirado como Vesper, ninguna ha sonreído como Vesper.

Ninguna, ni de lejos, se me ha clavado en el tuétano como mi Eva.

Desde aquí, entregado, le rindo pleitesía.

FOTO: MGM/DANJAQ/UA.

(4) Comments

  1. eva al desnudo said...

    ¡Ay que rico! Me llamo Eva y tengo una Vespa, podría servir ;P

    Hemos coincidido con el homenaje a Sofía. Somos algo más que almas gemelas, somos dos gajos de la misma mandarina. Rebonico.
    Muá!

    20 de septiembre de 2009, 16:36
  2. Le poinçonneur said...

    Jajajaja, una Vespa, me encantan. ¿La tienes tuneada a lo "Quadrophenia"? xD

    En lo de Sofi te me has adelantado, aunque yo también esperaba al domingo para agasajarla. Se lo merece.

    Cucuruchito :)

    20 de septiembre de 2009, 16:39
  3. Sr_Skyzos said...

    Te voy a decir la verdad: después de verla en "Soñadores" y de la primera escena de esta peli de Bond (la del tren) esperaba más tensión sensual-sexual entre los dos, y, no sé por qué, se me fue desinflando Eva Green.

    23 de septiembre de 2009, 21:11
  4. Le poinçonneur said...

    Con todo el cariño, Skyzos, creo que el gremio al que perteneces te impide aprehender el atractivo sin límites de la Green. Hacemos una cosa: te cedo a Craig -elegido mejor torso de la historia del cine- y tú me dejas a mi Evita para mí solo :)

    Abrazos.

    24 de septiembre de 2009, 12:00