K.C.

Posted by : Le poinçonneur | 26 sept. 2009 | Published in

En mi modestia, trato de continuo de poner este panfleto al servicio de las más innovadoras corrientes científicas y filosóficas. Hora es ya de desasnarnos, acabando con caducas supersticiones que nos han sido impuestas contra toda lógica. Como esa gilipollez de que el hombre evolucionó durante millones de años a partir de un mono, cuando, está clarísimo, venimos de un puñado de barro y una costilla. Ya me dirán en qué se parecen Copito de Nieve y George Clooney. Por no mentar el abismo entre Elsa Pataky y Chita. O yo mismo, que apenas si cato los plátanos.

Falsedades, al cabo, que algunos desalmados insisten en imponer a nuestros hijos en las escuelas.

Comprometido, cedo hoy mi estrado a un reconocido experto en Antropología. Donde no llega mi torpeza, que alcance su magisterio.

Amén.

(7) Comments

  1. No a todo said...

    Hay que ver cómo creció el niño de Los problemas crecen.

    Un abrazo.

    26 de septiembre de 2009, 16:47
  2. Pablo said...

    Lo que les pasa a estos protestantes es que han crecido sin un padre y sin una madre. O sea, sin la guía espiritual de la Iglesia y fuera de la continuidad que el Santo Padre supone desde que San Pedro fue nombrado por Dios encarnado.

    Y claro, van por ahí como pollos sin cabeza dando vueltas y mezclando churras con merinas o ciencia con religión.

    Afortunadamente este cansino debate ya está más que superado por estos lares.

    Me alegro de ver a Mike tan limpio y tan bien, sólo le falta aceptar la Verdadera Fe.

    26 de septiembre de 2009, 19:21
  3. Le poinçonneur said...

    *No a todo, creció, creció. Ya es casi cuarentón.

    *Pablo, desde el ateísmo más irredento, no puedo sino darte la razón. Para bien o para mal, la Iglesia Católica tiene una autoridad clara que marca las directrices. Creo que gran parte de los problemas del islamismo derivan de esa falta de figura central.

    27 de septiembre de 2009, 11:06
  4. Alex said...

    La secta (no puede calificarse de otro modo) a la que pertenece Kirk Cameron da mucho miedito. Claro que el caldo de cultivo es el adecuado en un país tan fervorosamente religioso. La cantidad de gilipolleces que brotan por su boca no pueden ser rebatidas pues un fanático no escucha, solo habla. El proceso mental que llevó a Mike Sheaver de ser un gamberrete politicamente correcto (creo que una vez hasta llegó a tocar un sostén) a un lunático creacionista hacía gozar al mismísimo Freud.

    27 de septiembre de 2009, 17:00
  5. Le poinçonneur said...

    La gracia es que al principio de la serie parece que sí era el gamberrete que comentas, pero a la mitad se iluminó y llegó a presionar para que despidieran a la actriz que hacía de su novia -una rubia guapísima- porque había salido desnuda en "Playboy". Lo bueno es que lo consiguió.

    Lo que más me pasma, amigo Álex, es que estos fanatismos incondicionales antes nos sonaban como algo foráneo, pero cada vez los tenemos más cerca.

    Echémonos a temblar.

    27 de septiembre de 2009, 20:46
  6. Pablo said...

    Eeeesas mujeeeres, ¡que fuman! ¡que llevan pantalones! :D

    Álex, la "cantidad de gilipolleces que brotan de su boca" no pueden ser rebatidas porque pertenecen al ámbito de la Fe, no de las ciencias.

    Es, como dije, un debate muy superado.

    Saludos.

    27 de septiembre de 2009, 23:55
  7. Le poinçonneur said...

    Lo novedoso, Pablo, es que alguien pretenda poner de nuevo en boga el Creacionismo, cuando desde hace decenios y decenios hasta la propia Iglesia Católica admite el carácter alegórico del Génesis.

    El debate está superado, pero, si se vuelve a plantear, retoma actualidad, no por razonable, sino, simplemente, por su mera existencia.

    28 de septiembre de 2009, 0:04