El M3 las pone tontas

Posted by : Le poinçonneur | 31 oct. 2009 | Published in



Living in the lights. Bandito's Brothers para BMW.

*A R., hermano.

La segunda oportunidad (9)

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Ver y ser vistos.

VÍDEO: PACO COSTAS.

Don Enrique*

Posted by : Le poinçonneur | 30 oct. 2009 | Published in


Madrileños:

Hemos de estar en extremo contentos y satisfechos porque Madrid se haya convertido en la fábula de Europa. Voces extranjeras la llaman la capital de la alegría y del contento de Europa. Nada puede producirnos mayor gozo, siempre ajeno a cualquier soberbia o vanidad, porque titular así a nuestra ciudad significa que es acogedora, cordial, libre, apacible y universal, todos cuyos adjetivos son muchos y muy ilustres y pocas veces se han dado reunidos en la historia de una Villa tan populosa y concurrida como es la nuestra.

Aproxímanse grandes y sonadas fiestas, de grande pompa y aparato, bajo la advocación del Santo Patrón de la Villa, San Isidro. Era San Isidro varón de bonísimas prendas, obediente y sosegado, que cumplía con bondadosa resignación con las exigencias que consigo conllevan el trabajo y la familia. Hizo cuantiosos milagros, algunos a favor del bien comunal, como cuando se apareció, vestido de pastor, para ayudar a las huestes cristianas a que alcanzasen un terreno propicio para combatir contra los enemigos, en la renombrada batalla, llamada de Las Navas de Tolosa. Otros milagros hizo, entre ellos uno que causa la mansa envidia de la mayoría de los madrileños, pues mientras él estaba en oración, los ángeles, trabajando por él, labraban sus tierras.

Estas grandes fiestas, bajo el nombre de tan singular Santo, son famosas en toda España y de toda concurren aquí forasteros, a los que llamamos “isidros”, que vienen a compartir con nosotros esos días de alegría, de paz y de maravilla, pues maravilloso es, en este mundo inquieto y, a veces desquiciado, que haya ciudad que promueva tan alegres y gozosas fiestas.

Pero debe este Corregidor advertir a los madrileños para que tengan tino y tiento en cuanto se refiere a gozar de las fiestas. El gozo desmedido lleva a la querella, hija casi siempre de la exageración. Hemos de gozar de nuestras fiestas con fruición. Tanto en lo que el Regimiento de esta Villa ofrece, como en lo que el solaz privado permite, hemos de concurrir todos a la mayor fastuosidad y encanto de estos días alegres, pero, repito, con el cuidado que la vida en común pide, teniendo siempre presente que la convivencia es respeto mutuo y que salirnos de este camino lleva a la desobediencia civil y a que los hombres se descarríen y sigan perversos principios que dan al traste con sus virtudes.

Confía este Regidor especialmente en la juventud de esta Villa, que es tranquila y tolerante, pues acepta la opinión y el ejercicio cívico de los demás, sin querer imponer su propia voluntad o criterio, sin más motivos que la voluntad irracional. Este Regidor ama a la juventud y sabe que es buena, limpia, con la conciencia transparente, por no haber en ella ni envidia ni maldad y confía en que se comporte durante las fiestas sin salacidad ni grosería, sin irreverencias, sin deslenguarse en la conversación, prestando cuidadosa atención a los adultos y atención, respeto máximo y ayuda a los que han llegado a la vejez. La juventud es cuerda y en esta cordura pone su confianza el Regidor de esta Villa. Y si los jóvenes han de hacer bromas, como su propia edad pide, háganlas con donosura y gala, pero sin daño, y si de retozar se trata, retocen, porque es propio de la juventud el glorioso retozar, pero háganlo sin daño para los bienes públicos, respetando los lugares en los que haya flores y céspedes, que hermosean la ciudad, y todo aquello cuanto al bien común ataña.

Invita a todos este Ayuntamiento al concurso de las fiestas y hace esta invitación a los próximos y ajenos, a los más inmediatos y a los remotos. Que en toda España se sepa que la Villa del Oso y el Madroño, en sus fiestas de San Isidro, llama a españoles y extranjeros para que concurran a ellas y convivan con la ciudad, que es hoy capital del contento de Europa.

Madrid, 9 de mayo de 1985.


*El reciente artículo que dediqué al general Fernández Campo con motivo de su lamentable fallecimiento me ha permitido comprobar -mil gracias, lectores y comentaristas- que no estoy solo en el respeto y la añoranza de ciertos prohombres de décadas ya pretéritas, titulares de virtudes hoy tan escasas como la integridad, el espíritu de concordia, la vocación de servicio, y, por qué no decirlo, la erudición y el sentido del humor -dos caras siempre de una misma moneda-. Para homenajear a esta casta casi extinta y evadirme de la zafiedad actual, nada mejor que uno de los ingeniosísimos bandos con que don Enrique Tierno Galván, recordado alcalde de Madrid, lustraba regularmente a sus conciudadanos. Eran, en verdad, otros tiempos.

Ne me quitte pas

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Maysa Matarazzo, Sony-BMG. Letra de Jacques Brel. Incluida en la banda sonora de La ley del deseo, de Pedro Almodóvar.

Arnie el travieso

Posted by : Le poinçonneur | 29 oct. 2009 | Published in


acróstico, ca.

(Del griego ἀκροστίχιον, fin de un verso).

1. adj. Dicho de una composición poética: Constituida por versos cuyas letras iniciales, medias o finales forman un vocablo o una frase. U. t. c. s. m.
2. m. Palabra o frase formada con la composición acróstica.
3. m. Pasatiempo que consiste en hallar, según indicaciones dadas, las palabras que colocadas en columna formen con sus iniciales una palabra o frase.

*Razón, aquí.

Esquisse

Posted by : Le poinçonneur | 28 oct. 2009 | Published in

FOTO: CITROËN.

Historia de España (2)*

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

*Tal día como hoy, hace 27 años, Felipe González ganaba sus primeras elecciones generales.

Delirios

Posted by : Le poinçonneur | 27 oct. 2009 | Published in

Hace unos días cené con una persona inteligente y encantadora que está haciendo un doctorado en una universidad francesa. Hablamos, cómo no, de la maldita gripe A, y dijo creer en las teorías de la eliminación, es decir, en que detrás de la pandemia está el siniestro propósito de reducir la población mundial de manera drástica. Y como prueba de ello citó a una ex ministra de Sanidad finlandesa, Rauni Kilde, que asegura tal cosa en un vídeo.

Kilde (que, en efecto, sostiene que el plan es liquidar a dos tercios de la humanidad) ha sido aupada en los últimos días al estrellato por esa caja de resonancia de necedades que puede ser Internet. Basta con ver su vídeo para darte cuenta de que es el discurso de alguien mentalmente trastornado. Y basta con documentarte un poco para saber que fue ministra en los setenta y que en 1986 sufrió un accidente de coche que acabó con su carrera. Desde entonces se ha hecho célebre por hablar con los marcianos; ha publicado varios libros sobre sus contactos con los alienígenas y asegura que los norteamericanos nos están metiendo unos chips en el cerebro para controlarnos. O sea, unas chifladuras paranoicas de manual. Pero, por desgracia, hay un montón de gente dispuesta a tragarse estas megalómanas intrigas de nebulosos malos que parecen sacadas de James Bond. Tenemos tal hambruna de certezas que nos encantan las teorías conspirativas, porque a fin de cuentas las conspiraciones le dan un sentido y un orden al mundo: consuela más pensar que las cosas tienen un porqué, aunque sea perverso, que sabernos regidos por la cruel indiferencia del caos.

Pero, ¿qué distingue esta irracionalidad de, por ejemplo, las histerias colectivas que condujeron a la quema de brujas? Que alguien educado crea en estos delirios es mucho más aterrador que la gripe A.

Rosa Montero
, El País, hoy.

Sabino

Posted by : Le poinçonneur | 26 oct. 2009 | Published in


Acabo de leer en la web de El País la noticia del fallecimiento de Sabino Fernández Campo, conde de Latores y antiguo jefe de la Casa del Rey. Para muchos, Sabino es un desconocido recientemente reivindicado por la excelente interpretación que Emilio Gutiérrez Caba hizo de él en una serie sobre el 23-F. Para muchos más, entre los que me cuento, fue el engranaje sobre el que pivotó durante mucho tiempo no sólo la Monarquía, sino gran parte de nuestra estabilidad institucional. Nada menos.

Militar de mirada adusta, religioso e indisimuladamente conservador, Sabino siempre tuvo las cosas claras. Sin hacer ruido, a base de consejos, paciencia y sensatez, consiguió multiplicar el prestigio de un Juan Carlos a quienes pocos se creían en sus inicios. En 1977 fue nombrado secretario de su Casa, ascendiendo a jefe de la misma en 1990, cargo en que sucedió a quien fuera preceptor del Rey en su juventud, Nicolás Cotoner y Cotoner, marqués de Mondéjar. Pilotó desde el primer momento una Zarzuela de delicados cimientos, a veces más próxima al colapso que a la consolidación. La hizo funcionar como un reloj -qué tiempos aquéllos-. Para nuestra suerte: probablemente, la caída de la Monarquía hubiera arrastrado a todo el balbuceante sistema democrático.

Más que meritoria fue su actuación durante el infausto tejerazo, cuando en conversación telefónica con el general Juste, jefe de la División Acorazada Brunete, cortó con una frase -ni está, ni se le espera- las maquinaciones del traidor Armada, que había hecho correr la especie de que actuaba desde el despacho del propio Rey. Los laureles de la épica, como es natural, fueron para este último.

Su carrera palaciega acabó en el ya lejano 1993. Las nuevas amistades del Monarca -algunas, de carcelario destino- le hicieron la cama sin disimulo, temerosas de su perspicacia. La guinda acabó por ponerla un demoledor reportaje de la televisión inglesa en que aparecía Juan Carlos haciendo descarnadamente el ridículo, incapaz de poner en marcha su imponente Harley-Davidson. No mejores fueron sus más que discutibles dotes de pilotaje del helicóptero en que transportaba a su entrevistadora, la periodista Selina Scott. Ésta, sibilina, lo incluyó todo en el montaje definitivo, y así se transmitió a Europa entera. El escándalo fue grande, y la mofa, colosal. Sabino, vivido, se había opuesto previamente a lo que vislumbraba una charlotada. Desoído, al poco tiempo acabó cesando, o siendo cesado, según convenga. Desde entonces, la sucesión de despropósitos reales ha sido inacabable, y, hoy día, la afección monárquica bate récords, pero por abajo. Cosas de la vida.

Se va, sin duda, un gran hombre. Queden estas líneas en su recuerdo.

Llegar a viejo

Posted by : Le poinçonneur | 25 oct. 2009 | Published in


Si se llevasen el miedo,
y nos dejasen lo bailado
para enfrentar el presente,
si se llegase entrenado
y con ánimo suficiente.

Y después de darlo todo,
en justa correspondencia,
todo estuviese pagado,
y el carné de jubilado
abriese todas las puertas.

Quizá llegar a viejo
sería más llevadero,
más confortable,
más duradero.

Si el ayer no se olvidase tan aprisa,
si tuviesen más cuidado en dónde pisan.

Si se viviese entre amigos
que al menos de vez en cuando
pasasen una pelota,
si el cansancio y la derrota
no supiesen tan amargos.

Si fuesen poniendo luces
en el camino, a medida
que el corazón se acobarda,
y los ángeles de la guarda
diesen señales de vida.

Quizá llegar a viejo
sería más razonable,
más apacible,
más transitable.

¡Ay, si la veteranía
fuese un grado!,
si no se llegase huérfano
a ese trago.

Si tuviese más ventajas
y menos inconvenientes,
si el alma se apasionase,
el cuerpo se alborotase
y las piernas respondiesen.

Y del pedazo de cielo
reservado para cuando
toca entregar el equipo,
repartiesen anticipos
a los más necesitados.

Quizá llegar a viejo
sería todo un progreso,
un buen remate,
un final con beso.

En lugar de arrinconarlos
en la historia,
convertidos en fantasmas
con memoria.

Si no estuviese tan oscuro
a la vuelta de la esquina.

O simplemente si todos
entendiésemos que todos
llevamos un viejo encima.

Joan Manuel Serrat, Bienaventurados. Sony Music, 1987.

Ruth

Posted by : Le poinçonneur | | Published in


Últimamente, mis amistades se reproducen cual conejos, lo que demuestra que antes -pillines- han estado juntándose como tales: siguiendo la tendencia, S. y T. son los últimos de mis íntimos que se han lanzado a la heroica labor de traer una nueva vida a este valle de lágrimas. Ruth, su retoño in pectore, se muestra así de pimpante a falta de dos meses y medio para su nacimiento, previsto a principios del próximo año.

Maravillas de la técnica, ya no es necesario esperar al parto para disfrutar de los bebés dospuntocero: como las superproducciones cinematográficas, antes de estrenarse, se nos anticipan en forma de trailer. El producto, salta a la vista, es más que delicioso.

Desde aquí, me postulo como abnegado tío postizo: pienso achucharla, malcriarla, y, llegado el momento, apartarle a los moscones.

Ya falta menos.

La segunda oportunidad (8)

Posted by : Le poinçonneur | 24 oct. 2009 | Published in

La luz.

VÍDEO: PACO COSTAS.

El día más feliz de su vida

Posted by : Le poinçonneur | 23 oct. 2009 | Published in

Como una blanca azucena,
lo mismo que un jazmín
va mi niño hacia la iglesia,
a la iglesia de San Gil.
Ha cumplido siete años
y va a recibir a Dios;
mi niño toma rezando,
su Primera Comunión.
En el quicio de la puerta
estamos su madre y yo
con lágrimas en los ojos
y risa en el corazón.

Un coro de serafines
hay en el Altar Mayor,
que está mi niño tomando
su Primera Comunión.
De rodillas es tan bonito
y tiene tanto salero,
que le da el agua bendita
un angelito del cielo.

Mi niño ya está en mi casa,
lleno de gracia de Dios:
cómo lo mira su madre
y cómo lo miro yo.
Cariño de mi cariño,
alegría de su amor,
la nieve y el blanco armiño
copiaron de tu candor.
Para un padre y una madre
no hay alegría mayor
que ver hacer a sus hijos
la Primera Comunión
.

Juanito Valderrama
.

*Mi amigo mariquita, c.1987. Foto extraída de su Facebook.

Montserrat

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Quimi Portet, Chrysalis-Perro Records.

Tapis volant

Posted by : Le poinçonneur | 22 oct. 2009 | Published in

FOTO: CITROËN.

Detallismo infantil*

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

*A R., cachondón, con mi agradecimiento por el chivatazo.

VÍDEO: RTVE.

Cosas veredes

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Forges, El País, hoy.

Por poco

Posted by : Le poinçonneur | 21 oct. 2009 | Published in



potra.

(Etim. disc.).

1. f. coloq. Hernia de una víscera u otra parte blanda.
2. f. coloq. Hernia en el escroto.
3. f. coloq. Buena suerte.

Troya

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Estando solo en casa por exigencias laborales, con un tiempo de perros, un resfriado a medio curar, y descartado el onanismo por recurrente -con lo que yo he sido-, no se me ocurrió anoche mejor entretenimiento que Troya, el peplum posmoderno de Wolfgang Petersen que anidaba hace meses en la estantería de mis DVD inéditos -que son varias decenas-.

Y hay que ver cómo me lo pasé: para pasmo de pedantes y meapilas, Troya funciona. Y de qué manera. Espectáculo en estado puro, diversión a raudales: ¿qué más puede pedirse a un filme palomitero? Las escenas de batalla rozan lo estupendo, ventajas de la tecnología digital que hubiera soñado Cecil B. de Mille. Más que convincentes, las interpretaciones, desde el sanguinario Aquiles-Pitt al mesurado Héctor de Eric Bana. ¡Si hasta me gustó Peter O'Toole, a quien detesto desde que tengo uso de razón!

Algún relamido se dolerá de las licencias que los guionistas se tomaron a cuenta del texto original de La Ilíada, pero ni Homero está para quejarse ni Hollywood ha pretendido nunca sentar cátedra: hicieron bien, visto el resultado.

Satisfecho, me fui a dormir más ancho que largo.

Y teniendo dos cosas por meridianas: una, que Orlando Bloom es un gallina, y otra, que por una Helena como Diane Kruger, monto yo solo mil guerras. Y dos mil si son menester.

M.F.*

Posted by : Le poinçonneur | 20 oct. 2009 | Published in


castigador.

(Del lat. castigātor, -ōris).

1. adj. Que castiga. U. t. c. s.
2. adj. coloq. Que enamora. U. t. c. s.
3. adj. ant. Que reprende y amonesta a alguien para su enmienda. Era u. t. c. s.

*Razón, aquí.

FOTO: PÚBLICO.

Bravo

Posted by : Le poinçonneur | 19 oct. 2009 | Published in

Bravo,
permíteme aplaudir
por tu forma de herir
mis sentimientos.

Bravo,
te vuelvo a repetir,
por tus falsos
e infames juramentos.

Todo
aquello que te di
en nuestra intimidad,
tan bello.
Quién me iba a decir
que lo habías de volcar
en sufrimiento.

Te odio tanto,
que yo mismo me espanto
de mi forma de odiar.
Deseo
que después de que mueras
no haya para ti un lugar.

El infierno
es un cielo comparado con tu alma,
y que Dios me perdone
por desear que ni muerta
tengas calma.

Te odio tanto,
que yo mismo me espanto
de mi forma de odiar.
Deseo
que después de que mueras
no haya para ti un lugar.

Bravo,
permíteme aplaudir
por tu forma de herir
mis sentimientos.

Bambino, RCA-BMG. Letra de Luis Demetrio.

Trituradores

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Forges, El País, hoy.

Manifestantes (otros)

Posted by : Le poinçonneur | 18 oct. 2009 | Published in

Medina, Público, hoy.

Natàlia

Posted by : Le poinçonneur | 17 oct. 2009 | Published in


Contraviniendo las enseñanzas que recibí, yo siempre he sido lo que se conoce como un vivalavirgen. No dejes para hoy lo que puedas hacer mañana, ha sido mi lema. Tal condición, feliz sin duda, me ha planteado no pocos problemas en mi vida profesional, especialmente cuando he topado con alguien que ha tenido la seriedad por bandera. M., mi jefa durante varios años, es de esas personas en las que uno puede confiar. Seria, paciente, cumplidora, es lo más parecido a mi némesis sobre la faz de la Tierra. No han sido pocas nuestras discusiones, las más, por mi afición a mirar a los fluorescentes mientras ella cultivaba la extravagante costumbre de trabajar. Aún así, al final, uno acaba cogiéndole cariño a su carcelera, cosas de la vida y el roce. Ahora, que acaba de ser madre, no puedo más que alegrarme, emocionarme, envidiarla y desearle desde aquí la mayor de las felicidades. Natàlia, la recién llegada, es clavadita a su progenitora. ¿A que dan ganas de achucharla?

Postdata
: acabo de caer en la cuenta de que no he mentado al padre, aguerrido ejecutivo ya de cierta edad que lo mismo te corre un rally que se planta en la China a abrir mercados. Corrijo la injusticia haciéndole extensiva la enhorabuena, tan calurosa como merecida.

La segunda oportunidad (7)

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

El tractor.

VÍDEO: PACO COSTAS.

Fes-me mal, Johnny

Posted by : Le poinçonneur | 16 oct. 2009 | Published in

Guillermina Motta, Columna. Letra de Boris Vian y música de Alain Goraguer. Adaptación catalana de Jordi Teixidor.

Ballons*

Posted by : Le poinçonneur | 15 oct. 2009 | Published in

*A Eva, alma gemela.

FOTO: CITROËN.

Homenaje a un grande

Posted by : Le poinçonneur | | Published in


Operación cabaretera (1967), Ízaro Films. Dirección de Mariano Ozores.

Layetana abajo

Posted by : Le poinçonneur | 14 oct. 2009 | Published in


Te acostumbraste hace ya tiempo
a las durezas en su piel,
a su caricia algo tosca
y a complacerle en silencio,
y en silencio él se llevaba la rutina
envuelta en un papel,
para almorzar en silencio
entre toberas de fuel.

Te acostumbraste a ver llegar
anochecido a un hombre gris,
grasiento bajo las uñas
y óxidos en el aliento,
a quitarle importancia a su lamento,
no grites Luis,
tuvimos tiempos peores
cuando llegamos aquí.

Y hace tres días que no aparece,
¿qué le ha podido pasar?,
no tardó tanto otras veces,
lo presentías,
quizá el trabajo.
Coge tu carnet, tu dinero y ve Layetana abajo.

Te acostumbraste a hacer con su dinero
de tripas corazón, improvisando milagros
para acabar la semana,
por un arroz una mañana
tragando escoria y fundición.
Por un carrito de niño,
lo que usted quiera patrón.

Te acostumbraste a acariciar la vida
por el envés,
para agachar la cabeza
sin demasiadas preguntas,
para aceptar que tú eres tú
y que nunca serás usted,
usted te paga las horas
y tú le abrigas los pies.

Y hace tres días que no aparece,
¿qué le ha podido pasar?,
no tardó tanto otras veces,
lo presentías,
quizá el trabajo.
Coge tu carnet, tu dinero y ve Layetana abajo.

Joan Baptista Humet, 1975.

FOTO: VOZBCN.COM.

París

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

A menudo, algún imprudente pretendía ganarse al gran José Luis de Vilallonga haciendo piadosa referencia a lo penosos que debían haberle resultado sus largos años de exilio parisino, lejos de la patria que sin duda tanto anheló. Ante tal estupidez, Vilallonga -que además de provocador, era un connaisseur- no podía menos que carcajearse: para él, París no fue cárcel, sino paraíso. Su verdadero exilio -repetía cada vez que tenía ocasión- empezó el día que dejó la Ville Lumière para instalarse de nuevo en este lúgubre país que aparentamos compartir.

En idéntica y devota línea, yo ya he dado órdenes de que, el día que la espiche, lleven mis cenizas a la vera del Sena. Una vez allí, me da igual yacer en el lecho del río, en la base de un árbol, o, directamente, en una papelera. Pero en París.

Probablemente, la causa de mi filia parisina no sea otra que mi ausencia total de carácter, que hace que casi todo lo ajeno me parezca mejor que lo mío propio. También, seguramente, la cosa derive de una autoestima blandengue y un carisma inexistente, que provocan que, a mis ojos, cualquier conato de brillantez genuina, por envidiada, refulja por centuplicado. No digo que no, aunque, como buen resultadista, las causas últimas de todo ello me importen un carajo.

Viniendo como vengo de barrio dormitorio, es ver los Campos Elíseos y se me caen los arrestos. Habiendo padecido tanta aberración arquitectónica, estrechez -tanto física como de miras- y suciedad en su acepción más extensa, la contemplación de las Tullerías, los jardines de Luxemburgo o los Campos de Marte me lleva, literalmente, al delirio.

De París me gustan los adoquines, los riachuelos a pie de bordillo, el aroma de las boulangeries, los pitorrazos de los conductores -tema que daría para otro post; dejémoslo de momento-. Me extasío con los gatos de Père-Lachaise, felices de poder echarse la siesta sobre el paquete de Victor Noir cada vez que les viene en gana. Por quedarme, me quedo hasta con el olor a meado del metro, porque una ciudad meada, quiérase o no, es una ciudad vivida -que no bebida, como la decadente Barcelona de Hereu y Mayol-.

Me viene todo esto a la memoria a raíz del 75º aniversario de Harcourt, el legendario y glamouroso estudio de fotografía de la rue Jean Goujon. Aun tratándose el negocio de retratos -a precio de oro, por cierto- tomados en interiores, la magia del París que late a unos metros del taburete envuelve a los ocasionales modelos, célebres o no, en un aura imposible de conseguir en ningún otro lugar, no hay más que verlo. Al principio de estas líneas, la mirada de la inglosable Laetitia Casta revela la placidez de quien se sabe en la capital del mundo civilizado.

FOTO: REPORTIERS SANS FRONTIÈRES/STUDIO HARCOURT.

El Messenger de Desmond

Posted by : Le poinçonneur | 13 oct. 2009 | Published in

DVD. ¿No robarías un coche?

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Acabo de terminar la segunda temporada de una serie de televisión en DVD. Aclaración importante: me la compré. Y resulta que cada vez que he puesto el disco se ha reproducido íntegro ese conocido vídeo anti-piratería que dice “no robarías un coche, no robarías una cartera. No robarías un televisor. No robarías una película. Piratería es un crimen”. Ya lo conocen. Es un anuncio bastante famoso, del que se han hecho parodias (grande la de IT Crowd). Se ven imágenes de criminales ejerciendo el hurto aderezado con música de acción. Dura 40 segundos. En este pack de DVD en concreto no se puede obviar su reproducción. El reproductor no permite el avance rápido en ese punto, ni tampoco saltarlo. DEBE verse. Así que, como la serie consta de 22 episodios más los extras, y yo veo un capítulo al día, he visto 22 veces esos 40 segundos. 880 segundos. Aproximadamente un cuarto de hora de anuncio anti-piratería.

Reconozco que no han sido minutos de estricta atención. Porque a partir de la tercera o cuarta vez comencé a idear trucos y estrategias para no tener que verlo de nuevo. Le quitaba el volumen a la tele y miraba para otro lado intentando hacer coincidir el momento en que volvía la cabeza con el final del video. Lo ponía y me iba a la nevera a buscar un yogur. Un día, incluso, dejé el DVD encendido todo el día para encontrármelo ya en marcha por la noche. Abandoné esta técnica por poco ecológica.

Parecerá una tontería. Pero es que yo HE COMPRADO esos DVD. Ese mensaje no estaba destinado a mí. Debería reproducirse sólo en los que se bajan de internet. Que ya entiendo que no se pueda hacer, pero es contraproducente que me lo inserten en el subconsciente a lo “naranja mecánica”. No me produce satisfacción verlo. ¿Qué pensaban que haría? ¿Proselitismo de la causa? ¿Difundir el mensaje del anuncio entre mis amigos repitiéndolo como un autómata? ¿Denunciar a los infractores de la ley a la policía? Pues no. En mí ha producido el efecto contrario. No sólo me ha hecho tener ganas de bajarme películas. Es que ahora tengo unas ganas locas también de robar un coche, una cartera, un televisor y hasta de estirarle el bolso a una señora mayor por la calle.

Berto Romero, Público, 11-10-2009.

Skyzos y Shepperdsen

Posted by : Le poinçonneur | 12 oct. 2009 | Published in

SOCIEDAD

En la bella ciudad de Murcia se celebró hace unos días el no-enlace matrimonial de Skyzos y Shepperdsen, que, tras largo tiempo de relación, han decidido oficializar ante allegados y familiares lo que, sin duda, no es sino un gran amor. Ataviados con unas simpáticas camisetas obsequio de sus amigos, los recién unidos brindaron para la posteridad con cerveza, Mirinda y licores de diversa graduación, agasajando a los asistentes con un completo buffet de gambas, ensaladilla rusa, berberechos y otras ambrosías de la gastronomía local. Finalizado el convite, se abrió el baile, que, animado, acabó por prolongarse hasta altas horas de la madrugada. Como no puede ser de otra manera, este panfleto hace llegar a los no-contrayentes su más entusiasta felicitación. Que sea por muchos años.

El caracol

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Sundance Channel. Dirigido por Isabella Rossellini y Jody Shapiro.

Ese oscuro objeto del deseo

Posted by : Le poinçonneur | 11 oct. 2009 | Published in


Confinado en casa por un resfriado de virulencia desconocida -y eso que tengo experiencia: suelo resfriarme al menos una vez al mes-, ayer por la tarde, aun moqueando, disfruté con frenesí de Ese oscuro objeto del deseo, el definitivo e insuperado manifiesto de Luis Buñuel acerca del amour fou.

Y es que ver quién es el guapo que no se siente identificado al ver al pobre Mathieu -Fernando Rey- arrastrarse ante Conchita, letal vamp tardoadolescente interpretada a cuatro manos por unas irresistibles Carole Bouquet y Ángela Molina en los albores de sus respectivas carreras.

Como es sabido, los hombres, al contrario que las mujeres, tenemos dos cerebros. Uno, sobre los hombros, y el otro, en la entrepierna. Las más de las veces -por no decir todas- es el segundo quien guía nuestros pasos, lo que nos convierte en seres tan rústicos como vulnerables. Nuestro destino, feliz, no es otro que el de ser usados, exprimidos y desechados por alguna de las Conchitas que el mundo habitan.

Mathieu, como digo, somos todos.

FOTO: STUDIO CANAL.

La segunda oportunidad (6)

Posted by : Le poinçonneur | 10 oct. 2009 | Published in

La excursión.

VÍDEO: PACO COSTAS.

Anécdotas

Posted by : Le poinçonneur | 9 oct. 2009 | Published in


Para mí, una buena anécdota puede resultar más ilustrativa que mil tratados de Historia. Es por ello que me revientan especialmente esos malos entrevistadores que, para dar ritmo a una charla insulsa, imprecan a su entrevistado, abaratando con desfachatez el áurico género del sucedido: ¿y alguna anécdota de tus años en el teatro? ¿Alguna vez que te haya entrado un apretón en el escenario, que hayas tropezado y te hayas caído al patio de butacas? Tan previsible como falto de recursos, tal es cierto periodismo.

La anécdota diamantina, por el contrario, fluye sin buscarla, por sí sola, y necesita de labios precisos, llenos de retranca, para darle cuerpo. No está, por ello, al alcance de cualquiera, sólo de unos pocos escogidos que atesoran la finezza exigida al cometido.

Labios vividos como los de Paul Preston, el gran hispanista británico: en el documental Carmen Polo, la Señora de Meirás, emitido hace unos años en televisión con motivo de algún 20-N, Preston hizo referencia a la visita que Eva Perón realizó a España en 1947, donde fue recibida con exagerados honores de jefa de Estado. Tales atenciones dedicó Franco a su oxigenada huésped que, al parecer, Polo, celosa, le llamó al orden. Temiendo desairar a la Collares, el dictador dispuso que, en su lugar, fuera el general Monasterio quien acompañase a la argentina durante un recorrido por Madrid en coche descubierto. Al pasar por el castizo barrio de Lavapiés, las multitudes que debían alabar a la Perón salieron rana, y, en lugar de vitorearla, como estaba previsto, le gritaban ¡puta, puta! Lógicamente, Evita, azorada, no sabía a dónde mirar. Para salvar la situación, Monasterio acabó terciando, en lo que, sin duda, creyó un acto de caballerosidad: no haga caso, señora, ya sabe cómo son los españoles. A mí mismo, que hace diez años que estoy jubilado, aún continúan llamándome mi General.

Killer (Papa was a rollin' stone)

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

George Michael, Sony Music.

Medidas de ahorro

Posted by : Le poinçonneur | 8 oct. 2009 | Published in

GORKALIMOTXO.NET.

Octopussy

Posted by : Le poinçonneur | 7 oct. 2009 | Published in

Mi legión de incondicionales ya conoce de mi debilidad absoluta hacia sir Roger Moore, de lejos, el más reivindicable de los 007. Frente al hieratismo de Connery, Moore aportó al personaje un toque de pimienta camp tan necesario como infalible en una serie que empezaba a mostrar signos de agotamiento.

Octopussy, estrenada en 1983, constituyó la penúltima aparición del divo enfundado en el esmoquin de double O-seven, siendo todavía, un cuarto de siglo después, una de las más coloristas y descacharrantes entregas de la saga. Ambientado en buena parte en la India, el filme goza de una inolvidable tríada de villanos encarnada por Sandokán Kabir Bedi -el sikh Gobinda-, Steven Berkoff -el travieso general soviético Orlov, siempre puesto a apretar el botón-, y, sobre todo y todos, el magistral Louis Jordan, en la piel de Kamal Khan, un socarrón ladrón de joyas venido a más que merece, por derecho propio, figurar en los anales del subgénero. Un malvado, en suma, en las antípodas del gilipollesco Renard de El mundo nunca es suficiente -Robert Carlyle-, sonrojante ejemplo de lo que no hay que hacer para evitar ofender a quienes veneramos la franquicia.

Retomando Octopussy, Cubby Broccoli quiso asegurar el tiro en la elección de la protagonista femenina, volviendo a marcar el teléfono de Maud Adams, actriz y modelo sueca que ya había aparecido como secundaria casi una década atrás en El hombre de la pistola de oro. La nórdica, en consecuencia, pasó a la posteridad como la única bondette que ha aparecido en dos películas del siervo de Su Graciosa Majestad, acontecimiento insólito y únicamente achacable a su incontestable carisma.

Tan embriagante como peligrosa, propietaria de un circo, administradora de una isla-fortaleza poblada exclusivamente por mujeres y aficionada a los kilates ajenos, Octopussy-Adams, además de tener a letales pulpos venenosos como animales de compañía, reivindicó la capacidad de seducción de la mujer madura, estando la artista ya próxima a la cuarentena al iniciarse el rodaje. Algo, en todo caso, impensable hoy día, en que las starlettes parecen caducar apenas cumplidos los treinta.

El canalla Moore, como cualquiera en su lugar, no pudo sino caer a sus pies. Feliz descenso, en todo caso.

FOTO: MGM/DANJAQ/UA.

The Real Prince

Posted by : Le poinçonneur | 6 oct. 2009 | Published in

El príncipe Felipe siempre me ha parecido un sosainas, impresión que, lejos de atenuarse, se incrementa con el paso de los años. Poco ducho en las artes de la oratoria, parece que no hubiera quitado la percha al traje antes de ponérselo. Tal circunstancia puede parecer fútil, mas no lo es: la Monarquía seguirá existiendo mientras la gente -o sus representantes, siempre a golpe de encuesta- quiera, lo que tiene mucho que ver con el magnetismo de su titular; mientras Juan Carlos es jaleado por las masas, su heredero -qué decir ya de Letizia- despierta bastantes menos simpatías. That's a fact, que dirían los ingleses.

Probablemente, la cosa fuera muy diferente si nuestro Asturias trasmutara en Hubertus, el hijo menor del mítico Alfonso de Hohenlohe -alma mater de la Marbella más in de los años sesenta- y la princesa italogermana Ira von Fürstenberg. Descendiente, en suma, de la familia real de Württemberg, y sobrino por parte de madre del gran Gianni Agnelli -de casta le viene al galgo-, el ya no tan joven Hohenlohe -alcanza la cincuentena este año- divide su carisma en disciplinas tan diferentes como la fotografía, el esquí de alto nivel -ha representado a México, su país de nacimiento, en varios Juegos Olímpicos- y la música pop más vanguardista.

Dandy de referencia, Hubertus cuelga en su web sus propuestas en los ámbitos antes mencionados, permitiendo paladear de balde pequeñas píldoras de su arte. Undiscovered streets, corte del CD Enter my universe, vol. 1, es una de ellas. También aparece expuesta su afortunada colaboración con el estiloso Lapo Elkann -su primo, a la sazón-, fundador de la firma de moda Italia Independent, anteriormente glosada en estas páginas.

Mientras, desde aquí, animo a Felipe a hubertizarse aunque sólo sea un poco -hacedme caso, Alteza, que me lo agradeceréis-, yo, por mi parte, trato de hacerme vía Internet con Urban Jungles, libro recopilatorio de fotografía urbana publicado por teNeues en 2008. Ochenta euros tienen la culpa. Qué cara es la bohemia, válgame el cielo.

Todo sea por el glamour.

La mantis religiosa

Posted by : Le poinçonneur | 5 oct. 2009 | Published in

Sundance Channel. Dirección de Isabella Rossellini y Jody Shapiro.

Disparates

Posted by : Le poinçonneur | | Published in


Ya hace años que en la Comunidad Valenciana -gobernada por el PP-, se lleva a cabo una furibunda campaña anticatalana auspiciada por la derecha regional más acérrima. Con la excusa -falsa- del valencianismo, se niega la identidad idiomática entre el norte tripartito y el sur pepero, barbaridad equivalente a tratar de desmentir la ley de Newton o el principio de Arquímedes.

No hacen falta lentes para darse cuenta de que el auténtico objetivo del movimiento no es otro que la destrucción del catalán valenciano -con o sin guión en medio- en beneficio del castellano, ya que sus principales promotores -me malicio- tienen el mismo interés en defender el idioma de su tierra que yo en hacerme cisterciense: ninguno. Dividiendo a la lengua catalana, no se busca otra cosa que eliminarla en aquellas provincias; no constituye novedad alguna la íntima conexión entre blaverismo y españolismo -recalcitrantes ambos-, en boga desde hace más de década y media..

Tendría gracia si no fuera lamentable que los sucesivos presidentes que el PP ha instalado en la Generalitat valenciana no pronuncien una sola palabra en el que debería ser su idioma. A Zaplana me remito especialmente, ya que, al parecer, Camps últimamente ha hecho sus pinitos: al César lo que es del César o a buenas horas, mangas verdes, elíjase lo que más convenga.

El despropósito alcanza niveles colosales, como prueba el hecho de que en la Universitat de València se imparta Filología Catalana -y no valenciana-, lo que da fe del reconocimiento del mundo académico en relación a una realidad tan empírica como secular.

Pese a quien pese, no existe en Catalunya problema alguno relativo a la denominación valenciano que el Estatuto de Autonomía de la Comunidad limítrofe establece para su lengua propia -¿qué más dará el nombre si hablamos de lo mismo?-. Pretende, empero, venderse Ebro abajo la especie de que los catalanes, imperialistas, no queremos sino asimilar a nuestros vecinos, imponiéndoles nuestro idioma para, a continuación, quién sabe si invadirlos con nuestro Ejército inexistente, quizá con Montilla y Carod-Rovira al mando de las huestes.

Digo todo esto a propósito de la noticia que ayer aparecía en el diario Público a cuenta de la censura de la palabra catalán en una ópera de Chapí que se presentará el 9 de octubre en el Palau de la Música de la capital del Turia. Que cada cual saque sus propias conclusiones.

Basta ya (además)

Posted by : Le poinçonneur | 4 oct. 2009 | Published in

Regreso de Copenhague

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Manel Fontdevila, Público, ayer.

Triángulos

Posted by : Le poinçonneur | | Published in


Entregados como hooligans hemos seguido en casa Paquirri, la miniserie de Tele 5 que, en dos capítulos, ha repasado la vida y muerte de Francisco Rivera, el mito de Barbate. Contra todo pronóstico, la factura del producto ha sido de una calidad superior a la esperada, lustrando contenidas interpretaciones y una más que adecuada ambientación. Brillante Antonio Velázquez como el matador, convincente la bella María Ruiz en la piel de Carmina, la divina, y ajustada Luz Valdenebro, sosías de Isabel Pantoja.

Esperamos, lambrusco en mano, el desenlace, azuzados por el morbo: ¿se optaría por la vía políticamente correcta -almíbar entre Rivera y Panto- o por la destroyer -muerte del diestro suspirando por la Ordóñez y a un paso de la separación de su segunda esposa-?. Para nuestro solaz -somos carministas irredentos: acabamos haciendo la ola-, los productores abrazaron el espectáculo, ofreciendo el final más demoledor para I.P., cuya familia es presentada poco menos que como una cuadrilla de gorrones que no salía de Cantora ni con agua caliente. Tronchante también el estilismo en la ficción de la rústica tonadillera, clavadita a la sátira que de ella hicieron los magistrales Martes y Trece. Que era ver a la Valdenebro con sus gafas de sol de tres cuerpos y aparecérseme al instante Josema Yuste.

La dureza del análisis no ha pasado desapercibida a ojos de la sagaz Mònica Planas, crítica de televisión del programa que Alfonso Arús presenta en la cadena catalana 8tv. Según la periodista, tan insoportable era la vida de Paquirri entre el clan Pantoja que su deceso, ay, no fue sino un suicidio: ahíto, no vio otra opción que echarse a los cuernos de Avispado. Como lo escribo.

Mi mujer, desembridada, abona idéntica teoría. Yo, timorato, no sé si atreverme a tanto.

Prometido lo tengo: en cuando salga el DVD, corro a por él.

FOTO: TELE 5.

Crazy guys

Posted by : Le poinçonneur | 3 oct. 2009 | Published in

Top Gear: a partir de ahora, cada domingo por la mañana en La Sexta. Gracias, Roures.

FOTO: BBC.

Relicario XXL

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Pekín, esta semana.

FOTO: EL PAÍS.

The best way of getting three girls to go out with you at once

Posted by : Le poinçonneur | 2 oct. 2009 | Published in

Aston Martin Rapide. Cuatro puertas, cuatro plazas.

TITULAR: TOP GEAR. VÍDEO: ASTON MARTIN LAGONDA.

Todo el tiempo del mundo

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

susurro.

(Del lat. susurrus).

1. m. Ruido suave y remiso que resulta de hablar quedo.
2. m. Ruido suave y remiso que naturalmente hacen algunas cosas.



Manolo Otero, EMI Music.

Manifiesto Dogma

Posted by : Le poinçonneur | 1 oct. 2009 | Published in



  1. El rodaje debe realizarse en exteriores. Accesorios y decorados no pueden ser introducidos.
  2. El sonido no debe ser producido separado de las imágenes y viceversa.
  3. La cámara debe sostenerse en la mano. Cualquier movimiento -o inmovilidad- conseguido con la mano están autorizados.
  4. La película tiene que ser en color. La iluminación especial no es aceptada.
  5. Los trucajes y filtros están prohibidos.
  6. La película no debe contener ninguna acción superficial.
  7. Los cambios temporales y geográficos están prohibidos.
  8. Las películas de género no son válidas.
  9. El formato de la película debe ser en 35 mm.
  10. El director no debe aparecer en los créditos.

Más información, aquí y aquí.

Trampantojo

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Forges, El País, hoy.

Aguas mayores

Posted by : Le poinçonneur | | Published in


Como buen catalán, albergo una tendencia natural hacia la escatología. Quizá por ello, paseándome por la Wikipedia, he llegado a un interesante artículo sobre la escala de heces de Bristol, tabla que clasifica los zurullos humanos en siete categorías, según su forma, textura y aspecto general.

He aquí las variantes:

  • Tipo 1: Pelotitas de cabra. Trozos duros separados, como nueces, que pasan con dificultad.

  • Tipo 2: Bate de béisbol duro;como una salchicha compuesta de fragmentos.

  • Tipo 3: Bate de béisbol medio; con forma de salchicha con grietas en la superficie.

  • Tipo 4: Latiguillo; como una salchicha o serpiente, lisa y suave.

  • Tipo 5: Helado del McDonald's; con bordes definidos, que pasan con facilidad.

  • Tipo 6: Crema; fragmentos blandos con bordes irregulares y consistencia pastosa.

  • Tipo 7: Aspersor; acuosa, sin pedazos sólidos, totalmente líquida.

A modo de aclaración, los tipos 2, 3 y 6 adquieren el subtipo "sésamo" tras la ingesta de pan de hamburguesa. Los tipos 5 y 6, por su parte, adoptan la variante "caca de caballo" si se han consumido esparragos verdes.

Finalmente, precisan los estudiosos que los tipos 1 y 2 indican estreñimiento, mientras que los 3 y 4 son heces ideales -especialmente el 4-, ya que son los más fáciles de defecar. Los tipos 5, 6 y 7, sin embargo, son menos agradecidos, al poder comportar indicios de diarrea o incluso cólera.

Esperando que este artículo, además de instructivo, haya sido del agrado de mis lectores, me despido deseándoles mucha mierda. Del tipo 4, naturalmente.