Viva la Fisher

Posted by : Le poinçonneur | 6 ene. 2010 | Published in

Si yo fuera quien quisiera ser, levantaría oleadas de admiración por mi serena belleza, mi cuerpo escultural, mi astronómica cuenta corriente y mis cientos de muescas en el cabecero. Como no lo soy, tengo que arrastrarme con lo que Dios me dio, ante lo que no me queda, a menudo, otra defensa que el humor.

Físicamente no valgo un pimiento, mi trayectoria profesional no es la de un triunfador -qué decir de mi bolsillo- y cultivo varias enfermedades crónicas -una de ellas no precisamente leve-, circunstancias todas que sobrellevo con la alegría que me caracteriza, qué remedio me queda.

Es por ello que me muerdo las uñas por tener que perderme el a buen seguro descacharrante monólogo que Carrie Fisher presenta estos días en Broadway y que -me temo- habrá caído de la cartelera la próxima vez que pise la Gran Manzana.

La Fisher, anclada de por vida a esa saga galáctica que empezó bien y acabó fatal -o viceversa, cosas de las precuelas- tiene a bien descojonarse de sí misma a cuenta de sus debes, entre los que cuenta alcoholismo, drogadicción y trastorno bipolar, amén de una carrera que un generoso calificaría de irregular. Algunos dicen que la religión es el opio de las masas. Pues bien, yo tomé masas de opio religiosamente, suelta en una de las perlas del espectáculo.

A mí, que siempre la he estimado, si me la mentan, mi primera palabra no será para Star Wars, sino para su secundario en Cuando Harry encontró a Sally..., manifiesto que supera y centuplica a todo lo que haga George Lucas en esta vida y las siguientes. Ídem para Shampoo, donde lucía carne adolescente para un Warren Beatty huracanado como as usual.

Retomando el hilo inicial, hay que tenerlos muy bien puestos para satirizarse a uno mismo, más de forma pública. Yo, que siempre seré un mierda, no paso de hacerlo mal y a ratos en esta gacetilla, reducto de mediocridad. Mi Carrie, arrojada, lo aventa a voz en grito desde un escenario y en la capital del mundo.

Para ella la gloria, más que merecida.

(7) Comments

  1. eva al desnudo said...

    - Como repitas lo de que eres una mierda te retiro la palabra, anda que no tendrías exito ni nada, con el buen gusto que tienes, sobretodo con las perlas de coches que has ido poniendo en anteriores posts (Te las he robado todas)

    -Lo de las masas de opio no es tan difícil tampoco, una semana durmiendo la mona y listo.

    -Debo de ser tonta porque la unica Carrie que me suena es la de la película de terror y la de Sexo en Nueva York ¿Tiene algo que ver?

    Fin del sermón.

    Rebonico.

    7 de enero de 2010, 23:08
  2. eva al desnudo said...

    Ai! El DVD de hoy es Super.

    Con la Esteban no puedo, se siente.

    7 de enero de 2010, 23:10
  3. carlos said...

    ... alcoholismo, drogadicción y trastorno bipolar...

    Y que yo, nada más ver la foto de esta señora, a la que por supuesto no conozco, me dije, que mirada tan serena, que sonrisa, que paz transmite esta mujer... xD

    7 de enero de 2010, 23:37
  4. Le poinçonneur said...

    *Cari, ¿qué tienes contra los mierdas? Damos de comer a colectivos tan importantes como los fabricantes de alcoholes baratos y de pornografía infame, amén de los compositores de rancheras y demás géneros arrastrados. Menuda labor social la nuestra.

    Y la Carrie ésa del sexo neoyorquino no me la nombres, que no la aguanto.

    Lo de la Esteban da para un post que amago pero no publico. Paciencia.

    *Carlitos, es un honor volver a leerte en esta paginucha. Y te lo digo ahora que voy bebido, en plena fase de exaltación de la amistad. Ya sabes que te quiero y te admiro, y no llegamos a más porque nuestras inquietudes eróticas son incompatibles.

    Aunque dame tres absentas y ya veríamos xDDD

    No te metas con la Fisher que me encanta. Es la mujer que a ti te encantaría ser, no te digo más :P

    8 de enero de 2010, 1:08
  5. Alex said...

    Guionista excelente, además de formar parte de mis fantasías adolescentes cuando Jabba the Hut la exhibió en bikini.

    Y qué me dice de su madre (que sí, que es una bruja -en palabras de la propia Fisher-) cuando cantaba aquello de "Tammy, tammy, Tammy is in love..."

    8 de enero de 2010, 1:16
  6. jordim said...

    hay que decirse a veces a uno mismo: soy una mierda. Es muy sano..

    8 de enero de 2010, 3:10
  7. Le poinçonneur said...

    *Álex, hombre, semidesnuda en "El retorno del Jedi" tenía su punto, no te digo que no. Y encima le habían quitado el peinado-cascos-de-josé-maría-garcía.

    Eddie Fisher dejó a la Reynolds por Liz. Sólo hay que ver cómo está una y cómo está la otra. Que la cagó, vamos.

    *Jordim, nota la sutil diferencia entre ser "una mierda" -negativo para la autoestima- y "un mierda" -cualidad autocrítica que se lleva con orgullo-. Pásate a la segunda opción ya mismo :P

    8 de enero de 2010, 12:27