El varón domado

Posted by : Le poinçonneur | 8 feb. 2010 | Published in


Anda mi mujer amagando con intensificar la rutina carcelaria que todo matrimonio impone al varón medio. Después de controlarme la dieta, la entrepierna, la tarjeta de crédito y las llaves del coche, pretende, inclemente, ahondar aún más en la senda de la represión de mis derechos fundamentales.

Y es que, como jurista que soy, defiendo que la libertad de expresión, según la Constitución, no exige vigilia para su ejercicio, reivindicable las 24 horas del día.

Una arpía, no digo más.

(6) Comments

  1. MEG said...

    Una arpía que no duerme por la noche, ¿a que sí?

    ¿Tienes también apnea del sueño? Pues si la respuesta es afirmativa, háztelo mirar y pronto, descansaréis mejor los dos por las noches.

    8 de febrero de 2010, 13:48
  2. Pablo said...

    Esos productos no valen para nada, son como las tiritas que se ponían los jugadores de fútbol (¿Francia 98?), pasó la moda y ya nadie se acuerda.

    ¿Y qué es eso de "apnea"? Eso es cosa de submarinistas..., lo que le pasa a nuestro anfitrión es que "respira fuerte".

    Es algo natural y no se puede ir contra la naturaleza.

    8 de febrero de 2010, 16:11
  3. MK said...

    ...mal asunto...yo por si acaso aquí no voy a opinar. :-))

    8 de febrero de 2010, 16:25
  4. Rubens said...

    Si, tal como dices, ya te ha controlado: la dieta, la entrepierna, la tarjeta de crédito y las llaves del coche... ¿Qué importancia tiene ya que anule tus ronquidos? ;)
    Tenias que haber levantado el arma (literalmente hablando) cuando empezó a controlar la entrepierna.

    8 de febrero de 2010, 18:49
  5. Le poinçonneur said...

    *MEG, aunque mi respuesta pueda ser tachada de parcial e interesada, puedo asegurarte que, ni la cosa es para tanto, ni sufro apneas del sueño -en ese caso, ya me lo habría hecho mirar-.

    De lo que diga mi mujer, créete siempre un 50% xD.

    *Pablo, la apnea del sueño es una interrupción momentánea del suministro de oxígeno al cerebro provocada por el cierre de la faringe -creo-. Conforme uno va roncando, la cosa se va cerrando, hasta que al final se cierra del todo. El cerebro hace despertarse bruscamente para recuperar el aire.

    La cosa puede repetirse hasta cientos de veces en una noche, lo que impide el correcto descanso. Como dice MEG, no es cosa de broma.

    *MK, brindo por tu elegancia :)

    *Rubens, como eres bisoño en esto del matrimonio aún no sabes que, gracias a una ingeniera de sexo femenino, los anillos de casado llevan una incrustado un chip que hace que, en caso de que hagas uso de tu entrepierna fuera del ámbito conyugal, sufras un infarto fulminante en el acto. Hazme caso y no te la juegues :P

    Aquí tienes un ejemplo:

    http://www.youtube.com/watch?v=hWpqqkhP5a0

    P.D.1: El mismo resultado se produce si tratas de quitarte el anillo antes de la cosa.

    P.D.2: Este fin de semana estuvimos viendo este vídeo, perteneciente a la tercera temporada de "Dinastía". Cuenta los tortazos que le da Joan Collins al bueno de Lloyd Bochner -supuestamente, con la intención de revivirlo-. Nosotros perdimos la cuenta al llegar a 15. Vamos, que el hombre, o la diña del infarto, o de la paliza xD

    8 de febrero de 2010, 19:20
  6. Rubens said...

    Yo creo que, lo del "pobre" Cecil, perfectamente puede haber sido muerte natural xD

    8 de febrero de 2010, 21:23