Bravo

Posted by : Le poinçonneur | 16 mar. 2011 | Published in


Dentro de la vulgaridad intrínseca que supone achacar cualquier valor o arrojo a las irradiaciones de la zona genital, el colmo del mal gusto se produce cuando, queriendo alabar a una mujer, se destacan sus huevos frente a tal o cual situación de entidad. Algún apriorista, así, correrá a lisonjear a Ana Pastor aludiendo a sus inexistentes gónadas a propósito de su contumaz tercer grado en TVE a Mahmud Ahmadineyad, el cómico vocacional -memorable su repetido gag sobre la dominación sionista de Europa- que rige los destinos de Irán desde hace ya demasiados años. Yo, descendiendo a lo rupestre -no pidan sofisticación a quien no la conoce-, me voy a unir al piropo diciendo que la Pastor, impecable, actuó ayer con un buen par.

De ovarios, naturalmente.

Por cierto, Ana, me encantó tu fular. Te sentaba de maravilla.

(2) Comments

  1. Capri c'est fini said...

    Bravo, bravo y bravo... Hacía mucho tiempo que no vibraba con la entrevista a un político. Lo malo es que la anécdota del pañuelo sea lo que se recuerde y no el contenido...

    Un saludo

    22 de marzo de 2011, 14:05
  2. Le poinçonneur said...

    Creo que tendremos que esperar a las memorias de Ana para saber a ciencia cierta si el estriptís capilar fue, en verdad, casual o intencionado.

    Por lo demás, excelente entrevista de alguien que se perfila como referente. Y si no, al tiempo.

    Es un placer recuperarte, Capri. Bienvenido de nuevo a esta tu casa.

    23 de marzo de 2011, 6:12