Premio Special 2011

Posted by : Le poinçonneur | 9 mar. 2011 | Published in


Lo digo claramente: este libelo no tiene ni mucho menos garantizada su continuidad para la próxima temporada 2011-2012. Ni tengo claro que me queden cosas que decir ni que, en el mejor de los casos, sepa cómo decirlas. Tengo la sensación de que no encuentro el punto que busco, y las estadísticas -habituales e incondicionales aparte: caridad cristiana que agradezco, como siempre, con frenesí- no mienten: ni avanza el número de páginas vistas -antes al contrario- ni aumenta el ranking en Wikio -ídem de lo idéntico-.

Entretanto, hay algo que me satisface sobremanera, y es la colaboración de amigos blogueros en la sección Special Guest Star, estrenada con gran éxito en septiembre pasado con un descacharrante texto de MEG sobre las cremas antiarrugas. De aquí al final de la season en junio, tengo ya cerrados marzo y mayo, y próximamente negociaré el resto de entregas. No saben lo que me reconforta que alguien dedique sus tiempos -escasos- en regalarme lo que para mí no es sino un justo ejercicio de reciprocidad para con quien, comentándome, tanto contribuye a mantener este barco a flote.

Es por ello que les anuncio que, coincidiendo con la publicación del último Special -en junio, ya les digo- pondré en marcha una encuesta destinada a votar al que, para Vdes., haya sido el mejor texto invitado del curso. Pediré, en este caso, la máxima participación, incluida la de aquellos lectores silenciosos -queridos como los que más- que, pillines, visitan a diario este cuadernillo sin dejar más rastro que el que veo en Motigo. Voten con toda tranquilidad: su anonimato quedará a salvo, como no podía ser de otro modo.

El ganador al cierre del plebiscito será agasajado con un pequeño lote de productos de mi tierra -la gerundense comarca de La Selva-, después de que, por correo electrónico, le solicite en privado su dirección postal para hacerle llegar la obligada recompensa a su amabilidad.

(9) Comments

  1. No a todo said...

    No olvides incluir en la lista de visitantes que cada día te leen y que no dejan rastro a los que lo hacemos a través de Google Reader o similares. Y no cierres, hombre.

    9 de marzo de 2011, 16:02
  2. MEG said...

    Maricarmen, no es que no tengas lectores, es que estamos agazapados en el Reader. Y que escribir cuesta mucho cuando te pasas todo el día con el ordenador delante.

    9 de marzo de 2011, 16:05
  3. Le poinçonneur said...

    *Huy, N.A.T, eso del Gúguel Ríder no lo domino. No pidas tanto a uno de Letras xD

    *Antonia, no me quejo del número de lectores, y mucho menos de los habituales, a quienes os quiero, venero y no beso porque no llego. Digamos que uso las estadísticas globales de un modo parecido a como las cadenas de TV las audiencias, para, dejando de lado los que me seguís por amistad, saber si en sentido abstracto lo que digo es interesante.

    Pero de todos modos, no éste el motivo último: el principal es que yo no estoy muy convencido de lo que hago y que siempre he pensado que lo de tener un blog es algo con principio y final.

    Como ya veo venir a mi Carlitos, que nadie piense que este post obedece a pataleta o enfurruño, nada más lejos. Es algo que tengo en la cabeza y que creo es mi obligación compartir con quienes dedicáis unos minutos de vuestro tiempo a leerme, cosa que, insisto una y mil veces, os agradezco hasta el infinito y más allá

    9 de marzo de 2011, 17:28
  4. EvitaBlu said...

    Te las sabes todas pillín. ¿Hay jamón en el lote?

    ¿Sabes que palabra de verif. me pide que escriba?
    MIPITER (PAN ) Añado.

    Mua!!

    9 de marzo de 2011, 18:47
  5. Ninguno said...

    Te queremos aquí, Poinçonneur. Queremos seguir contando con tu agradable presencia ciberespacial. Confiamos en ti, que lo sepas.

    9 de marzo de 2011, 21:21
  6. Jorge said...

    Yo creo que los blogs no deben de ser una obligación para con los lectores, pero creo más cosas.

    Me explico, yo tengo el mío abandonado, pero me acabo de dar cuenta de que no está definitivamente abandonado. Cuando empecé con él, sabía que tanto temática como idioma podrían ser una barrera para el ocasional lector, (en cualquier caso, y para mi sorpresa, más de los que pensaba), pero pensé que si le parecía interesante a cuatro o cinco personas sería acicate suficiente para vencer mi tradicional vagancia.

    Ayer recibí una correo de alguien al que le había gustado mi labor y me pedía opinión sobre un par de cosas. Me escribía a pesar de ver que el blog lleva meses inoperativo, y con la seguridad de que sería respondido y atendido.

    Y resulta que es verdad lo que dices, que hay que escribir cuando uno siente que tiene cosas que contar. Y es verdad que puede haber paréntesis, que no es una obligación. Pero también es cierto que se agradece mucho que lo que cuentas le interese a otra persona, que al fin es la razón última por la que uno publica un blog.

    Si te tomas un paréntesis no te olvides de la gente que te hemos leído con sumo gusto, porque si tardas mucho te escribiremos. Y te haremos saber, de nuevo, que tus aportaciones son importantes para otros. Y acabarás volviendo, ya lo verás. Te lo digo por experiencia.

    9 de marzo de 2011, 21:39
  7. Le poinçonneur said...

    Muchas gracias a todos. Cari, jamón no hay, hem dit productes de la terra, i aquí el que fem molt bé són les pastetes ;)

    Ninguno, mil gracias, eres un sol la mar de soleado :)

    Jorge, en mi caso, discrepo ligeramente, ya que, para mí, un blog sí conlleva una cierta obligación hacia los lectores, dependiendo, claro está, del tipo de blog.

    Me explico: en mi caso, suelo postear casi a diario, y me consta que hay quien lee todos los posts, acostumbrado a una cierta línea editorial y periodicidad de publicación. Esas personas me hacen el regalo de su compañía, y yo pretendo estar a la altura ofreciéndoles alguna fruslería con que entretenerse en las pausas del trabajo o mientras meriendan ante el ordenador. Es para mí mandatorio -en el sentido anglosajón- darles lo que esperan de mí, ya que he sido yo quien les ha acostumbrado a esa periodicidad.

    Esta "obligación", sin embargo, es sumamente placentera, por lo que en ningún caso me supone quebranto alguno: publico lo que me apetece en cada momento, pero tratando de no espaciarme demasiado, y, si lo hago, explicando el por qué. Manías personales, si quieres.

    Pero la cosa consiste en que cuando a alguien le apetezca su ratito acostumbrado de puansonég, lo tenga. También te digo que, del otro lado, yo necesito esa regularidad, ya que si fuera totalmente por libre no escribiría nada en absoluto.

    El resultado me representa, pero no me satisface al 100%, y yo para estas cosas soy muy exigente. Tengo tiempo aún para meditar si sigo o no, y, si me lees, sabes que soy veleta hasta extremos infinitos, por lo que igual mañana cambio de opinión y me tienes blogueando hasta el 2060 jeje.

    En lo que coincido totalmente contigo es en que un blog no se mide por la cantidad de sus lectores: yo tengo pocos y escogidos, y estoy muy contento de poder presumir de todos vosotros. Lo que sí me sirve como termómetro es el global de visitas o de estadísticas como la del top de Wikio, que, casualmente, declina conforme yo frunzo el ceño hacia mis contenidos.

    En caso de emergencia, lo mejor será poner pies en polvorosa antes que me corráis a gorrazos.Que no me pase como a Gaddafi xD

    Abrazos a todos.

    10 de marzo de 2011, 1:50
  8. MesaParaOcho said...

    AIIISHHHH Lepoin!
    Está claro que uno mismo es el que sabe cuando quiere y cuándo no quiere hacer algo.
    Quizá el llevarlo tan en serio, con unos patrones a los que no quieras fallar nunca, te hayan agotado antes de lo esperado; quizá, más adelante, sólo te apetezca escribir cuando realmente sientas o quieras compartir algo, y no por ello será "menos blog", te lo aseguro.
    A todo esto... yo, a título personal, me sigo divirtiendo con alguno de tus post y actualizando con temas que no oigo en otro medio con otros tantos.
    Sin olvidar que decidí abrirme un blog después de engancharme, exageradamente, a uno de un entrometido gato...xD

    Ánimo, y hasta donde quieras.
    Sandra

    P.D.: Mmmm.... lote? si lo sé escribo algo mejor!!!jajaja

    12 de marzo de 2011, 18:13
  9. Le poinçonneur said...

    Ya te digo, Sandrita, yo para esto necesito disciplina, regularidad e incluso un cierto horario. De lo contrario caigo en la anarquía más absoluta y no colgaría un post en siglos.

    A veces me cuesta encontrar el tono, pero en realidad tampoco sería capaz de hacer un blog distinto a éste, con lo que la cierta insatisfacción es más conmigo mismo que con el blog. No sé si es que soy muy exigente o lo contrario :)

    Igual el lote te cae a ti :)

    MUAS.

    12 de marzo de 2011, 19:59