Qué malita estoy, y qué poquito me quejo...(Sandra)

Posted by : Le poinçonneur | 15 mar. 2011 | Published in

A juzgar por mi próxima narración, el lector podría pensar que suelo enfermar con facilidad o ser una “figaflor” (quejica).

Pero nada más lejos de realidad; quizá sea porque no suelo estar nunca mala, que cuando lo estoy… ¡Tierra tiembla!

Esta última y reciente ocasión todavía ha dejado secuelas psicológicas en mí, por lo mal que lo pasé. Sólo dos días, ¡pero vaya días!

Mi sistema inmune no fue capaz de vencer a esa especie de “epidemia” que invadió los organismos de media población, por lo menos en el litoral catalán.

Faringitis, bronquitis, otitis, herpes labiales… todo rondaba aquellos días por mi entorno; pacientes, amigos y compañeras de trabajo.

Pero fue el virus gastrointestinal, el que de un modo silencioso, se enganchó a las paredes de mi intestino haciendo que fuese incapaz de digerir ni almacenar nada en él...

Primer día: ¡mareo, naúseas, vómitos, diarrea, febrícula, imposibilidad de mantener la postura erecta!. A media tarde me marcho del trabajo a casa bastante mejor, descanso , y a la mañana siguiente casi como nueva.

Segundo día: Tan perfecta que, siendo el día de Nochevieja, voy a casa de mi suegra y devoro un par de suculentos platos y un super-batido-de-fresa-natural riquísimo.

¡La madre que me parió! Al día siguiente casi muero en el intento...

Tercer día: mareo, dolor de abdomen, naúseas y mucha fiebre. Sólo apta para posición horizontal y ojos cerrados. ¡¿Qué me está pasando?!

Creo que todo el vecindario se enteró de que una chica vivía en el quinto. Mis sollozos en el comedor seguro que inquietaron a la familia de nuestra derecha, mis quejidos y lamentos durante el “intento de cena” seguro que alarmaron a los que cerca del patio de luces se encontraban, mis gritos mirando a la taza del WC seguro que asustaron a más de un curioso...

Y mi pobre marido aguantando el tirón.

Que si quieres esto, que si quieres lo otro, que si te preparo algo...Pero eso sí, incapaz de leer el mercurio del termómetro (sí lo sé, muy tradicionales en mi casa):

-“Vamos a ver, en qué número acaba el líquido?”.

-Después de varias rotaciones de muñeca, “no sé, no lo veo”.

-“Por Dios, gíralo un poco o algo!”.

-Después de achinar un poco más los ojos, “pues yo no lo veo. ¡Míralo tú!”.

¿Por qué le cuesta tanto a la gente leer el termómetro?

¿Por qué unos te aconsejan tomar Coca-Cola sin gas, otros Aquarius, otros Agua de Vichy?...¿En qué quedamos, gas o no gas?

¿Porqué la gente te dice “come sólo lo que te apetezca, no te fuerces”? No te jod..., pues claro que no me voy a forzar, por dos días que no coma no me voy a desnutrir.

¿Porqué una paciente me dijo “tómate una Coca-Cola y patatas de churrería. El médico se lo manda a mis nietos”? ¡Pues será para otra cosa señora! Cómo me voy a meter una bolsa de patatas chips…. Buaaahhh.

Y menos mal que este episodio acabó así. Siguiendo recomendaciones, un par de días algo más débil de lo habitual y vuelta al mundo sano… ¡aleluya!

Esto me hace recordar otra ocasión, hace unos tres años, que debido a un ataque de dolor por un cólico nefrítico (de riñón) se me quedaron las manos paralizadas (vaya, veo que me pongo más mala de lo que recordaba). Todos los dedos de las manos unidos entre sí por las yemas, tal posición de “pajaritos a bailar”. Jajaja. Sólo duró alrededor de un minuto, pero la sensación...rarísima.

Por la salud, por los que padecen dolor y por los alodinos...¡gracias por la lectura!

*El Special de marzo lo defiende Sandra, una de los seres más deliciosos que he tenido el gusto de conocer en mis ya casi 36. Podría glosar aquí sus una y mil virtudes, temeroso siempre de quedarme corto, aunque la generosidad en su sentido más amplio serviría como estandarte del resto. Es para mí un orgullo contarme entre sus amistades e intitularme su medio primo, aunque jamás le perdonaré que a los 2 años se cargara de un pisotón mi coche teledirigido favorito.

Para los más cotillas, les revelaré que, de pequeños, nuestras familias amagaron con pactar nuestro futuro matrimonio. Por suerte, mi Sandrita utilizó para bien su legendario seny y acabó con un informático alto, apuesto, con buenas intenciones y de futuro laboral más que contrastado.

(10) Comments

  1. MEG said...

    Ains, yo recuerdo una gripe en la que creí que me moría del dolor, no sólo era la cabeza y las articulaciones, ¡¡me dolían los dientes y las uñas!! y me sentí morir y mira que yo soy de las que aguanta el dolor (todos los meses el período no perdona), pero aquella vez fue horrible.

    Eso sí, lo que he decidido no aguantar ni una hora más es el dolor de estómago que me da en la boca del ídem y que me deja sin poder comer, porque si como, me duele más.

    15 de marzo de 2011, 12:33
  2. MesaParaOcho said...

    ¿Las uñas Meg? jajaja, se pasa fatal! me solidarizo. xD

    LePoin: no sé si leer la parte primera del post y recordar o pasar directamente a la última y sentir como se me humedecen los ojos.... aisshhh, te pasas de largo, pero GRACIASSSSSS. Es un honor, lo sabes.
    Y por cierto, ¿que me cargué tu telecoche?.
    Lo de que "nos íbamos a casar", eso sí lo recuerdo. No sé que opinará su señora...
    BESAZOS

    15 de marzo de 2011, 23:50
  3. Le poinçonneur said...

    *MEG, yo hace 13 años que me vacuno contra la gripe después de una que me tuvo 15 días fuera de combate y en la que llegué a 41,5 de fiebre. En el CAP me miran raro cada año, pero yo por aquello no paso como hay Sol. Ande yo caliente y ríase la gente.

    *Sandrita, en el verano del 82 te cargaste la rueda delantera izquierda de mi fastuoso Porsche 928 S rojo de Rico, dejándolo inservible. Recuerdo el momento como si fuera ayer: me fui a mear al lavabo de la torre, y al volver estabas tú de pie al lado del coche y éste con la rueda fuera de combate.

    Aún me despierto sudoroso por las noches. Recuérdame que no te deje acercarte al Mini xD

    Por lo demás, ya sabes, para ti todo piropo es poco. Y, efectivamente, con el flacucho saliste ganando :P

    MUAS.

    16 de marzo de 2011, 9:57
  4. Rubens said...

    Compadre, también deberías deleitarnos con alguna de tus múltiples caricaturizadas desventuras médicas... pastaíto a mi señora, no te digo más! xD

    En fin, siempre has sido y serás un trobador del lenguaje, no hay agradecimiento posible a la altura del afecto de tus palabras.

    one thousand kisses, brother

    16 de marzo de 2011, 21:15
  5. Rubens said...

    Ah! pero lo de 'flacucho' no te lo paso (esbelto diría yo). Ahí se te caigan los 4 pelos que te quedan! xDDD

    16 de marzo de 2011, 22:15
  6. Le poinçonneur said...

    Pues iba a poner "tirillas" xD.

    Respecto a mi amor a tu sra. esposa, responde, ni más ni menos, a lo que la dama merece :)

    18 de marzo de 2011, 15:11
  7. Miss Takes said...

    Yo os contaría mil y una de estos dias con las nuevas habilidades que he desarrollado desde que voy con muletas por un esguince cojonero (del tobillo). Pero yo he venido a sumarme y a entitularme también como media prima que soy de Sandra, sin duda todo lo que tú has dicho. Espero verla ahora más aunque sólo sea para que actúe como fisioterapeuta conmigo...ai aiii aiiii
    yo sí que me quejo, porque estoy mala, malita, malosa.

    Un beso a tod@s!!!!!!

    18 de marzo de 2011, 23:04
  8. Le poinçonneur said...

    Bienvenida, Miss.

    Y casi me alegro de que tu esguince sea del tobillo y no de lo otro, porque:

    1. No serías Miss, sino Mister.
    y 2. El dolor sería, créeme, 1.000 veces superior :P

    MUAS.

    19 de marzo de 2011, 4:44
  9. MesaParaOcho said...

    Aiisshhh, que entre tanto piropo de "mis medio primos" y los arrebatos de mi hombre... me emociono!xD

    Miss, yo también te doy la bienvenida aquí aunque no sea mi lugar, bien seguro que repites (aunque ya sabemos lo despistada que eres que ni siquiera pasas por mi mesa...xD).

    Besos Sandra

    20 de marzo de 2011, 23:38
  10. Miss Takes said...

    Gracias!!!
    Tienes razón Sandra, la verdad es que es una de mis asignaturas pendientes: pasarme por los blogs! luego me extraño de que la gente no comente en el mío... jajjaja
    y es que me he preocupado sólo de soltar mi rollo y al final... los blogs se alimentan de los demás!!
    pero bueno, ya ha sido un buen comienzo para mí, empezar por aquí...
    un beso a todos!!!

    21 de marzo de 2011, 14:49