Até amanhã, don José

Posted by : Le poinçonneur | 21 jun. 2010 | Published in

FOTO: LA EMPEDRÁ.COM.

(7) Comments

  1. troyana said...

    L.P.
    estuve viendo algunos extractos de entrevistas suyas,y me llamó la atención una frase suya,en su discurso siempre lúcido,serenamente insurgente.Fué algo así como que lo que tienen en común las victorias y las derrotas es que ambas son pasajeras...
    Me dió que pensar.
    Bsos

    21 de junio de 2010, 9:32
  2. Blue said...

    A las personas que uno admira se les coge cariño. ¿Lo sabrán ellos?


    :(

    21 de junio de 2010, 19:32
  3. Jorge said...

    "En lo literario este hombre era, a pesar de los galardones, plúmbeo, infumable, pura farfolla"

    "Una novela es algo muy serio y complejo, que exige largo trabajo, estructura, esfuerzo y humildad profesional, y no se solventa con socorridos cultismos, densa y procelosa prosa, insustancialidad en dosis masivas y escaramuzas de estilo"

    Escritorzuelo, pesado hasta la náusea, infumable,ladrillo puro y duro,insustancial y anodino. Mediocre escritor, horrible, sobredimensionado, panfletero coñazo.

    Podría seguir, pues hay para mucho más. Todo esto lo he leído en un exitoso blog, que resultó estar lleno de excelentes críticos literarios. El chiste del asunto no es que su obra levante pasiones literarias (en este caso en contra), la clave estaba en que el personaje tenía otra serie de calificativos, también ofensivos, por supuesto, relacionados con su actividad política, social o humanitaria. Sobre todo se insistía bastante en que fue comunista y además se metía con la Iglesia.

    Los calificativos sobre su notoriedad en estos últimos campos... me vais a perdonar que no ponga ni un ejemplo. Más o menos se sabe de que van y todos nos hacemos idea del tono. Yo me quedo con los comentarios de la obra en ese blog, me interesan las opiniones de la gente que sabe de literatura.

    Y es que es bien sabido que Vizcaíno Casas fue un excelente escritor, lástima que nadie se haya dado cuenta a tiempo.

    21 de junio de 2010, 23:58
  4. Le poinçonneur said...

    *Troyana, Saramago era grande como escritor, pero aún más como conciencia pública. Era -es- de ese tipo de personas que son, simplemente, necesarias.

    Por cierto, en el último envío del Círculo de Lectores me llegó "Caín". A ver si me pongo y lo empiezo :)

    *Sí que lo saben, Blue. Una vez, en el Día de Sant Jordi, pasé por una acera en la que Saramago firmaba libros. Aquello era la absoluta locura, créeme. Y él, con una cara de paciencia absoluta. Creo que a eso lo llaman oficio.

    *Jorge, volvemos a lo de siempre: al olmo no pueden pedírsele peras. Allá ellos.

    Y Vizcaíno-Casas era un señor muy de derechas -título aproximado de uno de sus libros-, pero de una elegancia que jamás le permitiría participar en ciertos debates de alcantarilla que hoy se estilan.

    Por cierto, que a Vizcaíno le tengo un cariño especial porque, en una firma de libros, tuvo conmigo un gesto que jamás olvidaré. Un señor, simplemente.

    22 de junio de 2010, 11:56
  5. Jorge said...

    En la página generalisimofranco.com se le atribuyen a Vizcaíno unas ventas de 4 millones de ejemplares, así como diferentes méritos y premios, y si lo recuerdas con cariño, es que cariño merecería.

    Yo de Vizcaíno sólo leí el libro de "Las autonosuyas", que por cierto va en su 7ª edición. No puedo decir que me haya encantado, pero la gente es libre de leer lo que quiera.

    Y es cierto que resulta molesto e injusto criticar a un médico, escritor o fontanero por su ideología. A la gente se la debe juzgar por la competencia que tenga en la actividad que desempeña y, a mayores, por sus cualidades humanas. Si Vizcaíno y Saramago las tenían, su obra literaria deberá ser juzgada por expertos y con la perspectiva del tiempo siempre juez, así que es cierto que en ese punto mi comentario puede haber sido desafortunado.

    Lo cierto es que me resultó especialmente irritante, justo el día en el que muere una persona, cierto tipo de comentarios fácilmente aplazables. También el de "El corriere de la sera", claro. Ciertas apreciaciones creo yo que no es elegante hacerlas justo el día en el que alguien fallece, pero igual soy yo, que soy raro.

    Saludos

    22 de junio de 2010, 13:10
  6. Jorge said...

    Lapsus:

    Evidentemente no me refería al citado rotativo, me refería a "L'Osservatore Romano". Perdón

    22 de junio de 2010, 13:12
  7. Le poinçonneur said...

    Jorge, no he visto nada de desafortunado en tu comentario. A Saramago se la tenían jurada porque, simplemente, estorbaba: predicaba el sentido crítico, cosa molestísima para muchos prebostes de aquí y de allá.

    Y no te engañes: las más de las críticas a su obra lo eran exclusivamente a su persona. Y dudo encima de que muchos de los criticadores hayan leído un solo libro suyo.

    Vizcaíno era más de derechas que nadie, pero, al menos, no se ensuciaba la boca ni la pluma con las mamarrachadas que hoy, lamentablemente, encontramos por doquier en ondas y papeluchos. Cuestión de educación, simplemente.

    Abrazos.

    23 de junio de 2010, 0:37