Mi marido me pega

Posted by : Le poinçonneur | 18 dic. 2009 | Published in


Hace tiempo que publiqué aquí un post titulado Mi marido me pega, relativo a una parodia de Martes y Trece sobre el tratamiento -a menudo, sensacionalista- que en los programas de televisión se da a la violencia doméstica. Por los caprichos del Google, en varias ocasiones -la última, hoy mismo-, han acabado llegando a este cuadernillo mujeres que, buscando ayuda ante la situación que padecen en sus casas, terminaron topándose con un vídeo que, aun humorístico, puede haber dañado su sensibilidad.

Para evitar que situaciones como ésta vuelvan a acontecer, he cambiado el título original del post mencionado, trasladándolo al actual. De este modo, si alguien teclea mi marido me pega en un buscador y acaba dando con esta página, intento que al menos encuentre una parte de lo que necesita.

Si usted, lectora, vive en España y es maltratada por su marido o pareja, tiene a su disposición el teléfono gratuito 016, en el que podrá recibir asesoramiento de todo tipo, incluyendo los medios de denuncia de que dispone para tratar de poner fin a su padecimiento. Para evitar posibles represalias por parte del agresor, la llamada al 016 no aparecerá en la factura telefónica, por lo que su confidencialidad queda asegurada. Podrán ser atendidas en seis idiomas -castellano, catalán, gallego, euskera, inglés y francés-, y, asimismo, existe el número alternativo 900.116.016 para personas con dificultades de audición.

Si, por el contrario, ha llegado a este blog desde otro país hispanohablante, no me queda otra que remitirla a las autoridades de su lugar de residencia, donde, a buen seguro, podrán proporcionarle el apoyo que necesita. Su silencio no hará más que prolongar su sufrimiento.

Sigo defendiendo, como en su día, la libertad de todo creador o humorista para tratar cualquier tipo de cuestión -el objeto del escarnio no eran las víctimas de violencia de género, sino los programas que las utilizan para conseguir audiencia- pero si con mi comportamiento -siquiera involuntario- he causado algún daño a quien por aquí haya pasado, no puedo más que pedir disculpas de todo corazón.

Mil perdones.

(2) Comments

  1. Alex said...

    Pues no conozco ese vídeo (que Martes y Trece me dan grima), pero, lo crea o no, mi hermana mayor me habló de él hace pocos días. Trivializar con un tema como el de la violencia de género es peligroso. En una u otra dirección. No se disculpe, que es evidente que sus intenciones no eran malévolas.

    20 de diciembre de 2009, 15:20
  2. Le poinçonneur said...

    Cierto que no lo eran, pero a veces se daña sin querer. Nunca se me han caído los anillos en pedir perdón a quien lo merece. Espero seguir así.

    20 de diciembre de 2009, 21:16