Aquí no hay playa

Posted by : Le poinçonneur | 15 dic. 2009 | Published in

Es cosa sabida que si cualquiera de mis lectores, en este momento, enciende su televisor, lo más probable es que no encuentre más que banalidades, por no decir directamente casquería. No seré yo quien se rasgue las vestiduras ante la decadencia del medio -a Mariñas que no me lo toquen-, mas, veterano, echo de menos en las pantallas el ingenio que décadas atrás las colonizaba. Las raras excepciones -Wyoming, principalmente- no hacen sino confirmar la más que dramática regla.

Al hilo de la brillantez perdida, los connaisseurs mentarán al instante a Guillermo Summers, hermano del recordado Manuel y uno de los mejores entertainers de la ya cincuentona TVE. Acompañado en unas ocasiones por Ignacio Salas -otro tótem- y en otras por la eficaz Susana Hernández, sus programas, descacharrantes, aportaban una nota de color lamentablemente ausente en la TDT. Por supuesto, ni Vasile, ni Lara, ni Roures invertirían hoy un solo euro en dar un minuto a Summers en sus encabritadas parrillas, lo que, lejos de ningunearle, no hace sino aumentar su prestigio.

No ha de ser, empero, el showman sevillano el objeto principal de homenaje de este artículo, sino otro cuyo nombre no cejo en reivindicar. Y es que Summers, vivido, no vio mejor ocasión que su Devórame otra vez para colaborar a principios de los noventa con el gran Paco Valladares, actor de raza felizmente recuperado de una reciente leucemia. En una de las secciones del programa, Valladares, de pie ante un atril, declamaba con entusiasmo las letras de las más conocidas canciones del verano de nuestra historia reciente, otorgando a lo insustancial carácter de verso clásico. El resultado, como es natural, no podía ser sino hilarante, para mi regocijo y el de todos sus incondicionales, nostálgicos ante el talento de un cómico cuyo lugar en el prime time es actualmente usurpado por la inefable Belén Esteban.

Gracias a Youtube, y celebrando la recobrada salud de Paco -mi Paquito, en boca de Elvira Lindo-, ofrezco a mis lectores la genial interpretación valladárica de Aquí no hay playa, del desaparecido grupo The Refrescos. Pagaría millones por el vídeo de Hawai-Bombay, de Mecano -aún me doblo de la risa cada vez que lo recuerdo-, pero nadie ha tenido aún la deferencia de colgarlo. Tiempo al tiempo.

Con ustedes, sin más preámbulo, don Francisco Valladares, maestro de rapsodas.


VÍDEO: TVE.

(2) Comments

  1. Alex said...

    Sin ser precisamente fan de este señor, reconozco que la performance tiene su gracia...

    17 de diciembre de 2009, 19:05
  2. Le poinçonneur said...

    He estado a punto de escribir a TVE para pedir los vídeos. Eran sencillamente geniales.

    18 de diciembre de 2009, 1:33