Palabras, palabras

Posted by : Le poinçonneur | 2 nov. 2009 | Published in


Aunque sólo sea por curiosidad, es probable que mis lectores habituales -de existir- conozcan los estimulantes contenidos de los blogs que aparecen vinculados en la sección La casa recomienda. Son panfletos, en general, mucho más apetecibles que mi humilde libelo, escogidos con esmero de entre lo mejor, puesto que yo puedo ser lerdo pero no imbécil, y no tengo por costumbre perder mi tiempo leyendo a mentecatos -cuán abundantes-.

Existe, empero, un espacio que, por reciente en la selección, creo oportuno destacar. Palabras que no dicen nada 2.0 es el cuaderno digital de la murciana MEG. Llegué a él a través de El aeroguatutú, el siempre convincente manifiesto de Skyzos, su paisano, ilustre veterano en esta página.

Ni que decir tiene que las Palabras me han conquistado. Por varios motivos, entre los que destacaría lucidez, franqueza y, sobre todo, ausencia total de miedo a abordar asuntos impensables en otros formatos de similares características. MEG, colega, no se corta un pelo a la hora de denunciar las ramplonas deficiencias de nuestro sistema judicial. Tampoco se arruga cuando considera necesario exponer vivencias y convicciones que algún relamido consideraría demasiado íntimas para hacerse públicas -mueran las medias tintas-. Con la misma contundencia nos habla de las rencillas que mantiene con algunos miembros de su clan familiar, ese conjunto inacabable de próximos -o no tanto- que, después de enmarcar nuestra vida, terminan en muchos casos por amargárnosla. Para qué mentar, finalmente, las descacharrantes alusiones a sus kilos o al apócrifo marquesado de Coñohondo, del que, con orgullo, se autoproclama heredera legítima para pasmo de biempensantes y correveidiles.

Todo ello, huelga decirlo, sazonado con una escritura de notable calidad, sembrada de un desparpajo casi insólito, por militante.

Divertimento, compromiso y vérité. Tres cualidades que hacen de Palabras que no dicen nada 2.0 lugar de encuentro no ya recomendable, sino meramente imprescindible.

Háganme caso.

(2) Comments

  1. MEG said...

    Me voy a poner colorada... muchas gracias, aquí creo que el sentimiento de admiración es mutuo, que lo sepas.

    3 de noviembre de 2009, 14:50
  2. Le poinçonneur said...

    No hay nada que agradecer, simplemente, querida, tu blog es muy bueno.

    Enhorabuena y besos.

    P.D. Pero yo a ti sí te lo agradezco, faltaría plus :)

    3 de noviembre de 2009, 16:30