Arriba España y el tabaco*

Posted by : Le poinçonneur | 5 ene. 2011 | Published in

*Gensanta, que diría Forges.

(3) Comments

  1. alex said...

    Como no fumador apoyo la nueva y apaleada ley. Comprendo a los del otro lado, pero mis pulmones y mi gargante serán ahora más felices.

    6 de enero de 2011, 13:09
  2. Jorge said...

    Pues yo, como antiguo integrante del lado oscuro, reconozco mi intolerancia sobrevenida, después de haberme cambiado de bando. Yo también me alegro de que las cosas cambien, sobre todo desde que me enteré que las tabaqueras añadían productos que potenciaban la adicción, lo cual constituye, además de una inmoralidad, una nueva versión de la esclavitud.

    Y que hay esclavitud se demuestra por los razonamientos peregrinos de mis antiguos camaradas, difícilmente sostenibles, aunque si tenemos en cuenta de que son usuarios de una reconocida droga dura... pues no es de extrañar.

    6 de enero de 2011, 19:09
  3. Le poinçonneur said...

    *Álex, coincido en tu aplauso, pero voy más allá: ni los comprendo ni los compadezco. A fumar a la calle. Así mismo.

    *Jorge, voy a discrepar contigo en un punto: el referente a las porquerías que lleva el tabaco de composición desconocida. Es un tema muy manido que, a estas alturas, se me antoja irrelevante: que el tabaco es ultraadictivo lo sabe todo el mundo; el por qué, ¿a quién le importa? ¿Tiene importancia saber que llevan la sustancia X o la Y? ¿Acaso quien fuma no sabe que está inhalando de casi todo menos tabaco? No me sirve como excusa.

    Te pongo el ejemplo de aquellas demandas millonarias que algunos fumadores interpusieron contra las tabacaleras por haberles destrozado los pulmones. Manda bemoles que sea yo quien defienda a la industria tabaquera, pero creo que el que fuma hoy -no hace 50 o 60 años, en que la relación tabaco-cáncer de pulmón no era conocida, o, al menos, no lo era tanto- se alarme y eche la culpa a las multinacionales si acaba hecho una braga. Que el negocio de éstas es inmoral -a mis ojos-, está claro. Que no engañan a nadie con su producto, también. Fumar mata, y quien lo hace sabe a lo que se arriesga.

    7 de enero de 2011, 2:29