Lionesas de crema

Posted by : Le poinçonneur | 18 nov. 2010 | Published in


El otro día, no sé dónde -mi atención, como tantas otras cosas, no es ya la que era- leí que el inefable Salvador Sostres había fichado como columnista del diario El Mundo. Me extrañó. Aún más me extrañó después que hiciera lo propio como vocero en Alto y claro, el programa de Telemadrid que condujo en su día Curry Valenzuela, relevada posteriormente por Isabel San Sebastián.

Me extrañó sobre todo que Pedro J. y la tele de Aguirre -ellos, los esencialistas- dieran cobijo a un tipo que dijo hace tiempo que hablar castellano en Barcelona era de pobres y analfabetos, al punto que él sólo lo utilizaba para dirigirse a su criada.

Me alegró, sin embargo, si ello comportaba que en los medios catalanes padeciéramos algo menos la verborrea de alguien como él, siempre más próximo a la baladronada que al soneto.

Ahora todo el mundo allende el Ebro parece haberse enterado de quién es Salvador Sostres.

Pues con su pan se lo coman.

(6) Comments

  1. MEG said...

    Con gente así este país nunca progresará hacia una sociedad libre de prejuicios.

    Y lo malo es que aún quedan bastantes por ahí sueltos.

    18 de noviembre de 2010, 10:31
  2. Pablo said...

    No, no, nada de eso: os lo devolvemos con una catapulta gigantesca

    18 de noviembre de 2010, 12:49
  3. alex said...

    En realidad, hace tiempo que le conocí por su participación en "Crónicas Marcianas". Al margen de su faceta provocadora (él come de eso), me produce indiferencia más que asco. Como el niño que pretende llamar la atención pataleando sin conseguirlo.

    No me interesa la donación. Por mí se puede exiliar en la isla de Pitcairn.

    18 de noviembre de 2010, 13:34
  4. Le poinçonneur said...

    *Este Sostres, MEG, es habitual de las teles catalanas -las de audiencia relativa en TDT- y siempre ha utilizado parecido discurso. Alguien que utiliza el exabrupto para hacerse notar, y lo lamentable es que no le va mal. Hasta yo mismo le estoy dando bombo en estos momentos. Meditable.

    *No, no, Pablo, quedáoslo, quedáoslo. Os dará muchas tardes de gloria, ya verás.

    *Totalmente de acuerdo con lo que dices, Álex. Desde luego no se le contrata por su sapiencia iridiscente, sino, como dices, por lo contrario.

    Insisto: os lo regalo.

    18 de noviembre de 2010, 16:46
  5. Rubens said...

    Que bien hizo Alfonso Arús cuando, casi literalmente, se lo quitó de encima de su TV Show... y que mal Javier Sardá cuando lo repescó (ó semi robó) para su Crónicas Marcianas.

    A mi juicio, Salvador no fue ni es plato de buen gusto.

    18 de noviembre de 2010, 19:43
  6. Le poinçonneur said...

    Lo del incidente Arús-Sardà-Sostres fue un lamentable asunto en el que éste último fue, probablemente, el que menos tuvo que ver.

    Pero sí, es un tipo que no agrada, ciertamente.

    18 de noviembre de 2010, 22:51