El probe Miguel

Posted by : Le poinçonneur | 5 sept. 2010 | Published in


Mil veces he reivindicado en estas páginas el papel de los ancianos, esos archivos vivientes de sabiduría y experiencia que en demasiadas ocasiones acaban arrinconados tras ser exprimidos por sus próximos hasta la extenuación. Simplificando mucho -soy consciente-, gran parte de la culpa, sin embargo, la tienen ellos mismos, por no hacerse valer y acceder a comulgar con un sistema que te da la patada en cuanto dejas de ser productivo.

Yo, si llego a viejo, quiero mantener la estupenda virtud de mandar a la mierda a todo aquél que lo merezca. Si llego, espero exprimir la vida hasta el último segundo. Advertido queda quien sea menester.

Y mientras tanto, como testimonio de mi ideal de vejez, disfruten de El probe Miguel, el exitazo que los sevillanos Triana Pura llevaron a todos los diales hace ya más de una década, al calor de la irrepetible Esperanza la del Maera. Hubo, incluso, quien los censuró por hacer, a sus años, el ridículo: cuánto gilipollas.

Feliz y fecunda semana.

(7) Comments

  1. Olga Bernad said...

    Pa criticar siempre hay gente dispuesta. Me parece que les daba exactamente igual;-)
    Geniales.
    Una lección pura.

    5 de septiembre de 2010, 19:18
  2. Blue said...

    Eso si que debe ser la verdadera liberación: decir, en cada momento, lo que te apetece.
    Cuídate mucho, o no te cuides, que seguro que vas a llegar igual.

    Saludos.

    5 de septiembre de 2010, 22:38
  3. Le poinçonneur said...

    *Olga, Blue, espero que nos veamos a los ochentaymuchos en un karaoke y con un gintonic en la mano. Brindo por ello, y sobre todo, por vosotras.

    MUAS.

    6 de septiembre de 2010, 0:40
  4. MEG said...

    Pues a mi me gustaban mucho, eran muy "frescos" y daban una vitalidad envidiable.

    Pero difiero respecto a los mayores que dicen lo que quieren, yo añadiría que hacen lo que les da la gana y eso, a veces, es un problema de educación, porque rallan en lo impertinente.

    6 de septiembre de 2010, 10:02
  5. Le poinçonneur said...

    Tiene razón MEG en su puntualización: que reivindique su capacidad de decisión no quita que reconozca que muchos "yayos" son, directamente, unos tocacojones.

    Lo que es, es, y lo que no es, no es.

    6 de septiembre de 2010, 12:54
  6. alex said...

    Sin entrar en un tema de pura lógica (de hecho, una de mis pelis favoritas es "Dejad paso al mañana", en la que dos ancianos se enfrentan a su hijos por no acabar con sus huesos en una residencia), me ciño únicamente a la música que hacian para decir que el "Probe Migué" es una de las peores canciones que he tenido la desgracia de escuchar. Desparpajo, mucho y gozoso. Pero sin sonido, please...

    6 de septiembre de 2010, 14:03
  7. Le poinçonneur said...

    Es que, Álex, partes de una premisa equivocada: "El pobre Miguel" no es una canción, sino un divertimento. No cabe, por ello, tratar de encuadrarlo en las reglas de la armonía.

    Perderías el tiempo.

    6 de septiembre de 2010, 21:07