De perros y gatos (Juselin)*

Posted by : Le poinçonneur | 25 may. 2011 | Published in

No vengo de Guantánamo, ni de ninguna oscura prisión turca, vengo de un sitio peor, de pasar casi 9 meses malviviendo en casa de mi suegra. Lo sé, no sabéis como he podido sobrevivir… yo tampoco me lo explico.

No se puede luchar contra natura. Por instinto hay un recelo entre perros y gatos, tal y como sucede entre las suegras y los yernos. Que sí, que sí, que si una cerda puede amamantar a un cachorro de tigre todo es posible, pero ya veremos cuando el felino no tenga nada que llevarse a la boca cuanto tarda en fijarse en esos ricos jamones.

Lo que en principio se planteó como un par de meses en casa de mi suegra, mientras reformábamos el piso recién comprado, se fue alargando por circunstancias externas hasta convertirse en esta larga condena. Yernos, se que lo que vais a leer a continuación va a estremeceros hasta los cimientos, a poneros los pelos como escarpias, incluso a removeros recuerdos que ya creíais olvidados y enterrados, es un testimonio crudo y descarnado. Pero recordad, tal y como hacen los elefantes, las suegras perdonan pero no olvidan.

La mudanza a su casa fue pan comido. Una maletita con cuatro trapos para pasar ese par de meses iniciales. La niña en una habitación donde montamos su cuna y mi mujer y yo a otra con una cama nido. Se nos ofreció utilizar un armario de unos dos palmos de ancho para nuestra ropa, como se me da bien el tetris pude acabar encajando las prendas en tan angosto receptáculo.

Yo no podía sospechar nada, pero mi suegra ya me tenía preparado un recibimiento como Dios manda.

Esa primera noche no supe interpretar su sonrisilla al irme a dormir hasta que me senté en la “cama” asignada – Ostias!, menuda tabla – dura como el cemento, ¿pero de que coño era ese colchón?, hoy en día sigo preguntándomelo, algún material desconocido sin duda -Resignación, es lo que hay - me tumbé en la cama y los pies me sobresalian un palmo por debajo, - Pero bueno!, ¿aquí quien dormía?, ¿Frodo Bolsón?. En posición fetal-lateral-izquierdo me dispuse a pasar la primera de las noches, turnandome entre lado y lado. De madrugada, cuando mis hombros ya no podían más, decidí darles descanso yendo a aliviar la vejiga. Me levanté con suma cautela y, a oscuras (casi me parto la cara con el marco de la puerta), me dirigí al lavabo. Entré también en penumbras para molestar lo mínimo,  pero llegando al inodoro caí en otra de las trampas que mi suegra me había dispuesto. En mis pies se enredó algo y casi me rompí la crisma, en un principio lo identifiqué como un trapo, inocente de mí. Encendí la luz y vi unas mega-bragas enredadas en mis zapatillas – Genial!. Supongo que a mi suegra le gusta dormir solo con unas gotitas de Chanel Nº5, como hacía Marilyn. Volví a caer en esta trampa las sucesivas noches, hasta que mi mujer le dijo algo, supongo, y las mega-bragas desaparecieron como si nunca hubieran existido.

Otro de los super-poderes de mi suegra es la visión nocturna. Ella no enciende las luces de su piso para casi nada (entiendo que para ahorrar), y más de una vez, más de dos y más de tres he estado a punto del infarto de miocardio al encontrármela de bruces saliendo de algún pasillo oscuro. A mí me recordaba a la vecina infectada de la película REC, cuando se ve en la penumbra al final del pasillo y  empieza a correr hacia ti, bum, bum, bum… que miedo!.

Luego está la TV. Yo creo que si el mando a distancia se estropea y no cambia de canal, mi suegra no se da cuenta hasta varias semanas después, en esa santa casa solo se ve el canal Tele-basura (Tele 5 quiero decir). Por otro lado tampoco soy muy futbolero, pero los Barça-Madrid hay que verlos, y esta temporada han habido, fruto de la casualidad, cuatro clásicos. Dos de ellos me ha tocado verlos en la cocina, sentado en un taburete de palos y en una micro-tele, parecía que estaba viendo el derbi desde el espacio exterior, y para más inri el taburete era enano y la tele estaba casi en el techo, menuda torticolis. Los otros dos partidos en el sofá, que decir del sofá, me sentía como un palomo en un palo, casi prefiero el taburete.

También está el tema chapuzas caseras. Como se supone que todo hombre tenemos integrado genéticamente la información necesaria para hacer cualquier tipo de chapuza me ha tocado cambiar 4 grifos, quitar unos cables eléctricos que quería anular e instalarle y configurar el TDT a una tele (también a la de la vecina, ya se sabe que esto corre como la pólvora).

Como la niña es pequeña cuando le entra pipi es que tiene pipi, así que dejabamos la puerta del baño sin cerrar el pestillo cuando estabamos dentro, por lo que me ha tocado ver a mi suegra sentada en el trono un par de veces cuando la niña ha abierto la puerta de golpe, aun tengo pesadillas. Ni que decir tiene que ella me ha pillado en pelotucas saliendo de la ducha, supongo que tambien habrá tenido pesadillas.

Ahora todo parece muy lejano escribiendo desde mi recién estrenado escritorio, aunque aún me despierto empapado en sudor algunas noches, en mi sueño no puedo respirar, unas mega-bragas en mi cabeza impiden que llegue el aire a mis pulmones.

*Son demasiados los meses que no pudimos, sus fieles, disfrutar de Lamentos de Sísifo, el blog de Juselin, un tipo con un talento extraordinario para la fotografía y una acidez más que saludable. Han sido problemas de infraestructuras los que han separado a Juse de sus fans, mas ahora, ya felizmente solventados, no hay impedimento para que nos divierta con el Special de mayo, penúltimo de la serie. Le mando desde aquí, por ello, tantos abrazos como pueda soportar.

(10) Comments

  1. Ninguno said...

    Relatos como este me hacen a mi hechar pestes continuamente de la familia política que se contrae con el matrimonio. Claro que 9 meses debajo de un puente hubiera sido todavía peor, piensalo y conformate.
    Celebro tu vuelta.

    25 de mayo de 2011, 14:38
  2. Juselin said...

    Ninguno, se que mi relato deja entrever el lado más oscuro de la experiencia vivida, pero ante todo (y aunque en estas lineas no lo transmita) estoy agradecido a mi suegra por acogerme todo ese tiempo. Seguro estoy de que si ella escribiera un post no sería tan "cabrón" como soy yo.

    Lepoin, gracias por brindarme la oportunidad de formar parte por un día de este estupendo panfleto, al que tengo una profunda admiración. Voy con tus abrazos y subo con los besos que tu puedas soportar... ;)

    25 de mayo de 2011, 20:12
  3. Ninguno said...

    Claro Juselin, se nota enseguida que es una caricaturización y muy graciosa además. Y de "cabron" nada, si lo fueras no lo reconocerías. Creo que tu suegra tiene motivos para estar muy contenta con el yerno que tiene.

    25 de mayo de 2011, 20:41
  4. Rubens said...

    Que grande mi Juselin, cómo echaba de menos tus textos! A pesar del "trauma" vivido, no has cambiado ni un ápice y eso lo celebro.
    Es un placer volver a leerte y ójala vuelva a ser por mucho tiempo! Bravo!!! :D

    PD: lo de las pesadillas de tu suegra por verte en pelotucas, no lo creo... es decir, tampoco es para tanto xDDD

    25 de mayo de 2011, 20:53
  5. Juselin said...

    Ninguno, gracias. ;)

    Rubens, es verdad... nosotros nos hemos visto como Dios nos trajo al mundo y casi seguimos siendo normales. ;)

    26 de mayo de 2011, 7:28
  6. Le poinçonneur said...

    Juse, es un auténtico placer contar contigo en estos pagos, aunque lo mejor de todo es que podrás volver a bloguear :)

    Abrazos.

    Y, como siempre, gracias a los demás por vuestras aportaciones. Monstruos, que sois unos monstruos :)

    26 de mayo de 2011, 23:19
  7. MesaParaOcho said...

    Llego tarde a la cita... pero llego!

    Simplemente felicitarte por tu recién estrenada casa (que espero ver algún día,xD) y encantada con tu relato!jajaja

    Sandra

    27 de mayo de 2011, 0:27
  8. Juselin said...

    Sandrita, gracias... eso está hecho, a la que nos aposentemos montamos una cenita.

    Lepoinç, por supuesto, Juselin ha vuelto... ;)

    Grazie mille a tutti.

    27 de mayo de 2011, 8:33
  9. MEG said...

    Pues uno que yo conozco y con el que duermo todaas las noches está más que contento con la suegra que le ha tocado, tanto que, "modo abuela On" le sirve a él primero, antes que incluso a su suegro, porque es el "invitado" de la casa...

    A la inversa, tengo una amiga que tiene una suegra... pa' echarle de comer aparte.

    27 de mayo de 2011, 9:51
  10. Juselin said...

    MEG, hay de todo en la viña del Señor. ;)

    27 de mayo de 2011, 11:34