Tampoco es para tanto*

Posted by : Le poinçonneur | 26 mar. 2010 | Published in


Acudo a la gestoría a realizar un sencillo trámite administrativo. Me atiende una churri imponente que podría ser, por edad, si no mi hija, al menos sí mi sobrina. Embelesado, le entrego el papel que me reclama. Gracias, premia. Me muerdo los labios para no replicarle: ¡las que tú tienes, guapa!

Sin otra excusa -y a fe que la busco- que me permita alargar mi estancia en el lugar, me despido cortésmente con una sonrisa en los labios. A la chica ya la tenía vista de alguna otra ocasión. La pena es que hoy no ha tenido necesidad de levantarse de la mesa -ustedes me entienden-.

Cuando llega mi mujer le relato el sucedido, glosando -quizá sin querer- las curvas de la hermosa. Me echa una mirada asesina, farfulla algo ininteligible y se mete en la ducha. Durante un rato apenas me dirige la palabra.

Desde aquí lo digo: a veces no hay quien la aguante.

*Banda sonora, aquí.

(14) Comments

  1. Olga B. said...

    Hombre... glosar las curvas de otra dama a la dama propia es un error. Yo también quede muy impresionada por ciertas líneas, en este caso rectas, de un negro que vi en mi infancia en la revista Lib, y sólo se lo gloso a mis amigas, que no es cuestión de herir susceptibilidades (aunque algunos parece que quieran matarlas;-))
    Saludos.

    26 de marzo de 2010, 11:30
  2. Le poinçonneur said...

    Jajajajaj, Olga. Me encanta que reivindiques el "Lib". Cuando era adolescente, me hice clandestinamente con algunos -bastantes- ejemplares de la época del destape (1976-78), en que España estaba absolutamente encabritada. Amén de lo obvio, la calidad de los artículos era altísima comparado con lo que se estila hoy día.

    Tengo prometido -lo he dicho aquí varias veces- un post sobre Luis Cantero, autor de la sección líbica "La vuelta al mundo en 80 polvos". A ver si lo cumplo.

    Por cierto, si te hace gracia, en la web de la revista (www.lib.es) tienen un apartado de archivo histórico que tiene mucha gracia. Una joya, vamos.

    Y no, con los negros, amiga, no podemos competir. That's a fact.

    Besos.

    26 de marzo de 2010, 12:42
  3. Jorge said...

    Amigo, te pasa como a mi, parece que el paso del tiempo nos obnubila el cerebro. La churri que cuentas, teniendo en cuenta tu excelente gusto, tiene que estar infinitamente mejor que las chicas de la portada de "Lib" y es que ya llovíó mucho desde entonces:

    http://img.ebayanuncios.es/8c/fe/8cfe26bc99ff68a76bf72d6bb59527b7_big.jpg

    26 de marzo de 2010, 13:25
  4. Olga B. said...

    Oye, pues me voy a ver ese archivo y, cómo encuentre al negro, te debo una caña. Yo tenía unos ocho años y era verano (es por orientarme en los archivos)... me quedé patidifusa. Es un negro mitificado luego por mi pensamiento adolescente. Voy a buscarle. Igual ahora me impresiona menos. O igual me impresiona más, vete a saber;-)

    26 de marzo de 2010, 16:34
  5. Blue said...

    Pues yo haría lo mismo que Ella, me callaría un rato para distraerme pensando en Otro.

    :)

    26 de marzo de 2010, 20:01
  6. Le poinçonneur said...

    *Jorge, hablas porque no viste, en su día, las fotos de "Pippi Calzascortas" :P Para qué contarte -pelirroja-.

    *Olga, suerte con tu research. Le debo un post al "Lib" :P

    *Blue, ¿cómo pensando en otro? Que mi mujer es muy decente, oiga xD

    27 de marzo de 2010, 0:57
  7. La Recepcionista said...

    RÉPLICA AQUÍ:
    http://thehotelexistence.blogspot.com/2010/03/la-primavera-la-sangre-altera.html

    27 de marzo de 2010, 19:30
  8. Le poinçonneur said...

    Fruslerías.

    28 de marzo de 2010, 0:02
  9. marcela said...

    Yo haría lo que tu mujer, ser decente y limpia y marcharme a la ducha para no pensar en Steve MacQueen.O pensar en la ducha.
    Un saludo

    28 de marzo de 2010, 16:38
  10. Le poinçonneur said...

    No hay miedo. Mi mujer es más del Yorchs Cluni.

    Saludo de vuelta :)

    28 de marzo de 2010, 23:57
  11. Marta said...

    Cuando te pones así...no hay mujer que te aguante!!!

    31 de marzo de 2010, 11:22
  12. Le poinçonneur said...

    Si fuera verdad lo que dices no me querrías tanto. Tonta :P

    1 de abril de 2010, 0:41
  13. Alex said...

    Le confieso que a mí, que me apasiona el género femenino, es ella (mi ella) la que me excita en todo sentido. Como nunca había ocurrido y me temo no ocurrirá jamás. Incluso en primavera, oiga. Debería mirarmelo, ya sé.

    1 de abril de 2010, 18:04
  14. Le poinçonneur said...

    No te confundas, amigo. Bien está que tu pareja te excite como la que más -es también mi caso, y ay de quien no lo sienta así-, pero todos tenemos ojos en la cara.

    Y donde no es la cara, me temo :P

    Dura lex, sed lex.

    2 de abril de 2010, 2:53