Clasificada "S"

Posted by : Le poinçonneur | 17 mar. 2010 | Published in

Cumpliendo mi promesa, Line querida, vuelo hacia ti. Iré a París, te dije el día que te fuiste al final del verano, y aquí estoy. Vengo a buscarte. Volaré a tu ciudad, te dije en aquel aeropuerto de la costa, y estoy aquí, Line, para vivir contigo los días del otoño y rescatar las horas felices del verano. Piso las calles que me llevan a ti porque necesito tus manos y tu boca, tu sexo y tus palabras. Necesito el temblor de tu cuerpo bajo el mío, tus gritos cuando beso tu vientre. Necesito tus dedos crispados en mi espalda mientras te hundes en el sol sin fondo del placer. Quiero volver a besar tu pelo, tus pezones, los rizos de tu pubis húmedos y tibios, los pliegues de tu piel tiernos y palpitantes. Line querida, Line añorada.

La encabritada entradilla anterior da inicio en off a Señora necesitada busca joven bien dotado, una perla para connaisseurs del erotismo camp con la que me hice en la FNAC hace escasos días. El filme, una coproducción hispano-franco-belga de 1971, desgrana las vivencias de Line -Lynn Enderson-, una acaudalada parisina aficionada a la pintura que viaja a la Costa Brava buscando paisajes para sus obras. Aburrida de su matrimonio con el soso Pierre -Olivier Mathot-, mucho mayor que ella, halla libertino solaz en los brazos del juncal Andrés -el hoy reivindicado Ramón Pons-. El resto, obvio, deviene tan imaginable como descacharrante.

Escrita y dirigida por el difunto Juan Xiol -bajo el pseudónimo de X. Marchal-, la cinta destila la habitual atmósfera festiva inherente a la época, combinando estupendas vistas de Cadaqués con los delirantes -por desubicados- tablaos flamencos que se abrieron en la zona para turistas poco informados. Entre caballos blancos y coches deportivos de tercera categoría, las surrealistas interpretaciones terminan de redondear el tono general de charlotada, subrayadas por un vestuario que haría las delicias del estilista de Los Manolos.

Resulta, empero, reconfortante asomarse a un género picantón que tenía la elegancia de mostrar en sus propuestas a mujeres reales -celulitis incluida-, a años luz de las plastificadas barbies de los tiempos actuales. Por no mentar el verbenero hirsutismo entrepiérnico de la Enderson, aún a salvo de la gilipollesca estética a lo Hitler impuesta por la dictadura de las muy posteriores ingles brasileñas.

Queda para la historia el involuntario cameo del mismísimo príncipe Rainiero, retratado en la distancia mientras entrega el trofeo al ganador del Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1. Xiol, ingrato, ni siquiera tuvo la gentileza de incluirlo en los títulos de crédito.

(9) Comments

  1. EvitaBlu said...

    Eres de lo más friki-chic que circula por la blogosfera, jajaja.
    A Line se la ve a gusto, valdría para un anuncio de Dove.

    Besitos tirando a picantes.

    17 de marzo de 2010, 18:41
  2. EvitaBlu said...

    Ay! Que no entiendo el post anterior ¿Es un motor? ¿Són las resistencias de Line? ¿Las bujías de Rainiero?

    Cari, con el fondo granate y las letras grises se ve muy poco el texto.

    17 de marzo de 2010, 18:43
  3. Le poinçonneur said...

    Efectivamente, cari, la Enderson está a gusto :P^Y lo del Dove, bien traído.

    Efectivamente, es un motor DS. "Âme=alma". ¿Qué es el alma de un coche sino su motor?

    MUAKS.

    P.D. ¿Qué letras grises? xD

    17 de marzo de 2010, 18:50
  4. EvitaBlu said...

    Eres el poeta del DS.

    Tu blog ahora mismo tiene el fondo granate de siempre pero las letras grises y se puede leer pero casi no resalta a diferencia de la letras blancas de la columna lateral. Es una opinión.

    17 de marzo de 2010, 19:13
  5. Le poinçonneur said...

    Cari, el fondo de los artículos sigue siendo blanco. Eso es que no se te carga bien la página. A veces pasa :)

    Si es que dejas el dedal y la lías xD

    MUAK.

    17 de marzo de 2010, 19:28
  6. Jorge said...

    De esa época recuerdo con cariño las películas "El fontanero su mujer y otras cosas de meter" y "Dentista erótico". Ah, qué grande puede ser el cine, en cualquiera de sus manifestaciones!

    17 de marzo de 2010, 23:08
  7. Le poinçonneur said...

    Estupenda época, Jorge, felizmente recuperada por Tele 5 en sus comienzos en el mítico espacio "Erotissimo". Qué recuerdos...

    18 de marzo de 2010, 0:05
  8. Alex said...

    Prefiriendo, por supuesto, la basurilla límpia del tío Jess y otros secuaces a la porquería Playboy de mujeres irreales y recauchutadas, debo decir (como lo hizo Tom Hanks en su día en la magna "Despedida de Soltero") que prefiero que basura manche. Vamos, que la mítica seña "S" siempre me aburrió de lo lindo. Sin que ello evite que Andrea Albani, Raquel Evans o Karin Schubert fuesen iconos de mi adolescencia.

    Por cierto, la peli que citas la vi ayer mismo en los estantes de la Fnac. La globalización es algo impresionante.

    19 de marzo de 2010, 17:48
  9. Le poinçonneur said...

    Hombre, pues a mí a los 15, me ponías una peli S y yo me ponía V. De verraco, claro.

    Huy, lo que he dicho xD

    Abrazos.

    20 de marzo de 2010, 20:26