Where is my man

Posted by : Le poinçonneur | 1 abr. 2012 | Published in



De entre los mil sinsabores que me ha ocasionado la pertenencia -impuesta- a mi clan familiar, la historia de una de mis tías deviene, por excepción, un infalible sucedido que se ha transformado, por propio derecho, en una de mis más celebradas charlas de gintonic. Y es que mi tía -una mujer tan femenina como Arnold Schwarzenegger- era un personaje colorista que siempre me divirtió y que tuvo a bien, ya en su lecho de muerte, soltar una bomba que laminó mi entorno y que todavía hoy, ocho años después, aún me descojona.

No es para menos: mi tía, feligreses, dejó ir a un metro del tránsito definitivo que, de sus tres hijos, mi tío -ya difunto en la época- sólo le engendró uno. El resto debía adjudicarse a un amor clandestino que, según ella, fue el motor de su existencia.

Puede imaginarse el impacto que la nueva provocó en mi familia, adusta y de moralidad franciscana. Yo, divertido, sólo pude plegarme definitivamente al charme de una dama de aquéllas que se dan una vez por centuria.

Mi tía nació en 1927 y se sacaba los ojos por un duro con quien fuera menester. Idénticas circunstancias, pues, que la gran Eartha Kitt -con la que, además de edad, compartía estatura y asombroso parecido físico-, reflejadas en un vídeo que les enlazo y que sirve para homenajearlas a ambas, que tanto lo merecen.

Feliz semana a todos y todas.

(4) Comments

  1. Sr_Skyzos said...

    Eartha era una mujer de bandera, ergo, su tía, también.

    1 de abril de 2012, 8:31
  2. Le poinçonneur said...

    No lo sabe Vd. bien, monsieur.

    1 de abril de 2012, 11:41
  3. Nico Pérez said...

    Como en las mejores telenovelas... Como siempre, marcando raya ya seas tu o los tuyos ;)

    1 de abril de 2012, 21:34
  4. Le poinçonneur said...

    Al carajo con la monotonía, Pérez...

    3 de abril de 2012, 13:38