Elettra*

Posted by : Le poinçonneur | 30 abr. 2011 | Published in


*El Ellas de hoy -me siento generoso- incluye bonus track: si clican aquí podrán disfrutar a la exquisita nieta de Ingrid sustituyendo a su madre -Isabella- como musa de Lancôme. Para derretirse cual Calippo al sol habanero.

Love is all around

Posted by : Le poinçonneur | 29 abr. 2011 | Published in



Wet Wet Wet, Mercury.

o_O'

Posted by : Le poinçonneur | 28 abr. 2011 | Published in


Cadenas de búsqueda de este libelo, hoy.

Ugly cars (4): Porsche Panamera

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Cerodós*

Posted by : Le poinçonneur | | Published in


*En este momento, lectores, y a qué decirlo, soy inmensa y malvadamente feliz.

Hay que joderse -otra vez-

Posted by : Le poinçonneur | 26 abr. 2011 | Published in


Ya he comentado aquí muchas veces que, dejando de lado su delirante política económica -los de enfrente tampoco lo habrían hecho mejor-, uno de los grandes logros del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha sido la reivindicación del Ente público RTVE, que en los últimos años ha alcanzado unas cotas de calidad y pluralidad por fin a la altura de lo que esperable en una corporación que es de todos.

Ahora, el PP -por boca de su secretaria general, María Dolores de Cospedal- se descuelga con unas declaraciones en las que acusa de parcialidad sectaria a la cadena que la entrevista, precisamente delante de una de sus mejores periodistas, que, cómo no, se ha defendido. Todo es mejorable en esta vida -la tele de Oliart, sin duda, también lo es-, pero mueve a la hilaridad que se exclamen por ciertas cosas -que habría que demostrar- los que, en sus cortijos, hacen esto.

Manda huevos, que dijo el clásico.

Poinçoentrevista: las respuestas*

Posted by : Le poinçonneur | 24 abr. 2011 | Published in

1. ¿Por qué en lugar de estar continuamente quejándote de falta de creatividad no te aplicas a ello y nos sorprendes con ese desbordante talento que sabemos que tienes (que te lo hemos visto)?

En primer lugar, gracias por el cumplido, que agradezco aunque me embaraza -mantengo una relación desigual con los elogios-. Es posible que tenga algo de talento, aunque lejos de ser desbordante, y si así fue en su día, con el desborde se derramó la mayor parte del líquido que lo sustentaba. Me considero ácido, a ratos chispeante, pero en modo alguno brillante ni, en suma, talentoso.
 
De todos modos, siento un claro agotamiento intelectual en tanto que, o he dado más de lo que debía, o, simplemente, que d'on no hi ha no raja, pero no estoy en condiciones de aplicarme más intensamente en un proyecto que intuyo si no comatoso, sí en estado preocupante.
 
2. ¿Las entradas sobre coches o sobre Belén Esteban son para poner a prueba la capacidad de aguante de las visitas o es que crees que realmente tienen interés?

Son casos muy diferentes: respecto a B.E., la cosa tiene mucho de chiste y algo de crítica social: como personaje no me interesa en absoluto -las más de las veces, cambio de canal-, aunque me fascina que alguien con tan poco que decir haya llegado a convertirse, dicen los sociólogos, en la persona más famosa de España. Su presencia en este libelo no obedece más que a un ansia de parodia de unos medios de comunicación que elevan a los altares a gente como ella. Si hasta El País le dedica portadas, ¿va este panfletero a nadar contracorriente?

Los coches aparecen porque son para mí cuestión de necesidad. Desde pequeño me han vuelto loco, al punto que me acuesto pensando en coches y me levanto hablando de ellos -qué decir desde que me compré el Mini-. Les dedicaría muchas más entradas y de mayor profundidad, pero me hago cargo de que no es un tema que interese demasiado a mi lector medio. Pienso que un blog ha de guardar un equilibrio entre los gustos del autor y los de su audiencia habitual -que tanto me regala o regaláis-, por lo que procuro mencionar el tema -para no traicionarme- pero sin pasarme ni entrar en demasiados detalles -para no aburriros-.

3. ¿Qué es eso de consuetudinario?

Consuetudinario es, desde la época romana, aquello que es tenido como aceptable según la costumbre o los usos sociales. Como aunque mucha gente -entre ellos mi padre- no se lo crea, estudié Derecho, es una palabra que uso con asiduidad, y en el enunciado que motivó tu pregunta, hace referencia a que en cuestiones de intimidad no sigo los parámetros tenidos por corrientes: lo que a muchos perturba a mí me da igual y viceversa.

4. ¿Cuáles son tus fetiches sexuales?

Mis fetiches tienen poco que ver con los objetos y mucho con los sujetos -sujetas, propiamente-. Me excitan sobremanera ciertas partes del cuerpo femenino, como el cuello, los muslos o los pies. De culo y tetas no hablo, porque se dan por supuestos -aunque fetichista, soy un rupestre-.

5. ¿En qué te fijas primero en una mujer?

No tengo por costumbre fijarme en algo concreto: toda mujer que me guste tiene algo que me llama la atención, sea su pelo, sus ojos, su pechamen o su retaguardia, pero no soy de ésos que se fijan en las manos por sistema nada más conocer a alguien, por poner un ejemplo. Depende, y cada caso es un mundo.

6. ¿Eres diestro o zurdo?

Diestro siempre. Sólo he sido zurdo para manejar el joystick del ordenador cuando era un crío, y por razones que aún no acierto a descifrar. También quizá para realizar ciertas tareas que requieran fuerza física -lo que, en mi caso, es todo un oxímoron-.

7. ¿Qué personaje del papel couché le gustaría ser? No vale decir la Esteban. Razone su respuesta.

No hay temor: Belén no es mi ideal terreno, como he dicho antes. Mis personajes favoritos siempre han sido tipos vividos, viajados, leídos, con buena cartera y muchas muescas en su cabecero. Para mí la existencia está lejos de ser un valle de lágrimas -cristianismo, el justo-, así que gentes como Howard Hughes, Philippe JunotPorfirio Rubirosa o José Luis de Vilallonga son ejemplos de un buen pasar. No aspiro a curar la malaria, como puede verse.
 
De los actuales, sin duda: Julio Iglesias, por las razones anteriores y por un millón más. Añadamos también a su padre, connaisseur de leyenda que merece una plaza en cada pueblo de España.

8. El invento/descubrimiento que habría querido realizar.

Me hubiera encantado ser un buen ingeniero automovilístico y diseñar coches a mi entero gusto -pienso en Wifredo Ricart o en Dino, el hijo de Enzo Ferrari-. Tampoco me hubiera importado crear el Concorde.

9. ¿Qué no estarías nunca dispuesto a hacer por dinero?

Jamás vendería ni mi cuerpo ni mi intimidad -menos lo segundo que lo primero-, pero, aunque pueda parecer una boutade, es que por dinero puro y duro yo estaría dispuesto a hacer muy pocas cosas. Una vez cubiertas mis necesidades básicas más un par de caprichos, no es un asunto que me quite el sueño, aunque es evidente que me gusta vivir bien en la medida de mis posibilidades y que, como a todos,  firmaría tener una cuenta corriente de lo más saneada, pero insisto: no a cualquier precio. La vida me ha enseñado que los problemas de dinero no son, ni de muy lejos, los más importantes. Quizá por eso no tengo un duro.

10. ¿De qué sexo son los coches?

Ésta me encanta. Para un francés o un italiano, un coche siempre es femenino, aspecto especialmente acentuado de los Alpes para abajo, donde, más que de coches, hablan de macchine -máquinas-. Yo, sin embargo, nunca he entendido a los que ponen nombre a su coche o se lo imaginan con alma femenina. Supongo que para mí un coche es masculino en base a su género en castellano, pero en general creo que pertenecerían al género neutro. Un buen coche no necesita referencia sexual para ser irresistible -aunque mi amiga psicoanalista siempre dice que cambio tanto de coche para resarcirme de las camas que no he visitado-.

11. ¿Cuál es tu mayor deseo en esta época de tu vida?

Sin duda, aprender a llevarme bien con el espejo, algo que tiene poco que ver con lo físico -como nunca valí un pimiento, nada hay que perder- y mucho con lo emocional.

12. ¿Serías capaz de matar?

Querría decir que no, pero no me he visto -cruzo los dedos- en una situación tan extrema que requiriese ni tal sólo planteármelo.

13. ¿Hay algo que siempre quisiste hacer y nunca te atreviste?

Cienes -miles, millones- de cosas. Llevo a gala ser un gran cobarde, y temo que moriré siéndolo.

14. ¿Hay algo que te atreviste a hacer y te arrepentiste?

Nada de gran importancia, pero sí montones de pequeñeces de la vida diaria. Me gustaría aprender a mantener la boca cerrada, y mira que lo intento, pero ca.

15. ¿Cuál consideras que es tu posesión más preciada?

Sin duda, mi relación de pareja, aunque el verbo poseer no es el más adecuado tratando de sentimientos. También una cierta escala de valores sin la que no sería capaz de levantarme por las mañanas.

16. ¿De qué país pedirías la nacionalidad si te diesen la posibilidad de elegir otra?

Yo, como puede deducirse de mis torpes escritos, no me siento particularmente orgulloso de ser español -antes lo contrario-. Para que nadie se escandalice, aclaro que la cosa no tiene nada que ver con ningún nacionalismo peninsular -el catalán, en mi caso-, puesto que pienso que de los Pirineos para abajo todos compartimos el cainismo como pecado original, por lo que mi optimismo sobre nuestro futuro global es menos que inexistente.

Dicho esto, anuncio por enésima vez mi francofilia: yo, en París, me siento en el cielo -allí he dado orden de que lleven mis despojos-, lo que creo que contesta la pregunta. De todos modos, sentimentalismos aparte, y por razones personales, prácticas y de pareja, si alguna vez me veo en el improbable -o quizá no tanto- trance de pedir la nacionalidad de otro Estado será, sin duda, la estadounidense.

17. ¿Para cuándo la sección Ellos?

Me temo que para nunca, ya que para ello debería sentir una admiración global hacia el sexo masculino que, en mi caso, brilla por su ausencia. Matizo, sin embargo, que algo parecido a esa sección existe en cierto modo desde los inicios del blog a través de la pestaña Connaisseurs, dedicada a tipos que admiro por muy diversas razones que se encierran en una: hacen o hicieron lo que les dio la gana. En cualquier caso, esta admiración es puntual y relativa a individuos concretos.

Todo esto no obsta para que a mí no se me caigan los anillos en reconocer la belleza de un hombre -casi siempre, con envidia: remito a mis posts sobre Samuel de Cubber o Alain Delon-, pero, como digo, la cosa no alcanza ni de lejos a lo que siento hacia la mujer en su conjunto.

18. ¿Cuál ha sido el día más feliz de tu vida hasta ahora?

A bote pronto me quedo con un día de finales de mayo de 2005 en que, como regalo de cumpleaños -el 30º-, mi mujer me sorprendió con un viaje a París. Al poner el pie en Orly por primera vez tuve la sensación de estar donde siempre había querido. París, siempre París.

19. ¿Qué te gustaría que te pasara a partir de ahora en tu vida, qué esperas, qué anhelas, qué deseas, ahora que ya has conseguido muchos o todos tus objetivos para ser feliz?

Básicamente ya he contestado en la pregunta 11, pero en general podría decir que me encantaría aprender a sobrellevar el paso del tiempo y a perder el miedo a la decadencia. Más que a la decadencia, a la ausencia de plenitud: me aterroriza el día en que no se me levante, por poner un ejemplo, o que no pueda patearme en una tarde cuatro kilómetros de calles de una ciudad que visite por primera vez.

20. Tambien me gustaria saber cuantas veces a la semana te masturbas.

La cosa andaría por una paja semanal, más o menos. Una nimiedad -con lo que yo he sido-, pero que me mantiene ligado a mi inveterada costumbre de seducirme a mí mismo de vez en cuando. Son ya tantos años que no es cosa de perder el hábito.

21. ¿Cuántas horas pasas al día  delante del ordenador? ¿Cuántas de ellas corresponden a contenido erotico/porno?

Horas no sabría decir, es muy variable, pero en todo caso, lo tengo claro: demasiadas. En cuanto a la segunda pregunta, frecuento dos o tres páginas pornográficas, pero no a diario, y, la verdad, tampoco he medido el tiempo que paso en ellas. Me aplicaré la próxima vez.

22. ¿Cuándo fue la última vez que has llorado? Y...si no es demasiado privado, ¿por qué?

Pues fue hace relativamente  poco, pero no podría decir el motivo. No por nada, es que no lo recuerdo. De todos modos me cuesta llorar -no lo hago muy a menudo-, pero cuando me arranco, lleno pantanos. Luego me quedo descansadísimo.

23. Describe tu momento 'más feliz' del último año.

El día que estrené el Mini. Nos fuimos mi mujer y yo a comer a nuestro restaurante favorito, donde causamos sensación con nuestro flamante clásico. Al salir aún la causamos más al descubrir que me había dejado las luces encendidas y la batería estaba seca. Tuvo que salir un camarero a ayudarnos con su coche y unas pinzas.

Matizo que si las comillas hacen referencia a un instante sexual, me guardo la respuesta, al implicar a terceros.

24. ¿Quién ha sido el último hombre al que has besado? Y, lo más importante, ¿te ha gustado?

El último hombre a quien he besado has sido tú, el que me formula esta pregunta. Y sí, me ha gustado, aunque no engañaré: he dado/recibido besos mucho mejores.

25. ¿Cuál es tu coche preferido?

Sin duda, mi Mini, pero si la pregunta hace referencia a un modelo del panorama actual, lo tengo no ya claro, sino meridiano: el Aston Martin DBS en color gris Casino Royale.

26. ¿De dónde viene su nombre?

Le poinçonneur des Lilas es el título del primer éxito de Serge Gainsbourg, un tema de 1958 que narra el devenir de un taquillero del metro de París -estación Porte des Lilas-. La canción hace continua referencia a los agujeritos que el pobre tipo hace en los billetes con su máquina de perforar, insistiendo en el carácter ratoneril del oficio, que lo condena a la oscuridad perenne del subsuelo. Aquí pueden -y deben- disfrutarlo. Soy un gran fan de Gainsbourg -el gurú que nos vengó a todos los feos-, y de ahí el homenaje.

27. ¿Qué le gustaría que sus lectores supiéramos de usted?

La verdad es que poco: no albergo gran interés, como ya he dicho una y mil veces. Más que saber, prefiero -y me divierte- que mi audiencia se haga de mí la idea que le venga en gana, en base a los pocos rastros que procuro ir dejando. Ya que estoy al servicio de todos Vdes., hagan de mí lo que crean conveniente.

28. Explica alguna fantasía sexual que hayas tenido alguna vez.

Digamos que me encantan esos vídeos -disponibles en los Tube eróticos- en los que vas a darte un masaje inocente y al final la masajista está buenísima, llama a una amiga y entre las dos te regalan un final feliz precedido de un entremedio muchísimo más feliz...

29. Explica algún sueño curioso que hayas tenido.

Cuando tenía 14 o 15 años soñé que estaba en clase, sentado en el último pupitre. Llevaba un pantalón corto de aquéllos de deporte y me daba cuenta que me sobresalían los testículos. Me ponía a juguetear con ellos -sin ninguna clase de intención sexual- y comprobaba que podían desenroscarse. Curioso, los desenroscaba, examinaba y guardaba en el cajón del pupitre, tras lo que seguía atendiendo a la clase. Cuando sonaba el timbre me piraba corriendo y me los dejaba olvidados. Al rato, me acordaba y volvía corriendo al colegio porque sabía que era la hora en que pasaba la señora de la limpieza y tiraría a la basura lo que encontrara fuera de sitio. Aporreaba y aporreaba la puerta para que me dejaran entrar, pero nadie abría. Mientras, dentro, la señora se encaminaba hacia mi mesa con la bolsa de la basura en la mano...ahí me despertaba. Terrorífico.

En general también suelo soñar mucho que voy desnudo a los sitios más inverosímiles -médico, universidad, restaurantes-. Pero bueno, yo soy de sueños hilarantes, como aquél en que Ernesto de Hannover me perseguía cuchillo en mano por un cable de funambulista con intenciones aviesas. Si los recordara todos...

*Pues como lo prometido es deuda, aquí tienen las respuestas al cuestionario recibido. Espero que les ayude a formarse una opinión sobre este gacetillero, que se ha divertido largamente con las ocurrencias de su público. Mil gracias a todos los participantes: son Vdes. -me repito- unos soles. Nota: las preguntas han sido respondidas/publicadas según estricto orden de recepción.
 
Editado: imperdonablemente, me había dejado en el tintero dos de las preguntas. Subsano el error pidiendo disculpas a quien tan gentilmente me las hizo llegar.

Cybill

Posted by : Le poinçonneur | 23 abr. 2011 | Published in

Wicked game

Posted by : Le poinçonneur | 22 abr. 2011 | Published in



Chris Isaak, Warner Music.

Moon over Bourbon Street*

Posted by : Le poinçonneur | 20 abr. 2011 | Published in


There's a moon over Bourbon Street tonight.
I see faces as they pass beneath the pale lamplight.
I've no choice but to follow that call,
the bright lights, the people, and the moon and all.

I pray everyday to be strong.
For I know what I do must be wrong.
Oh you'll never see my shade or hear the sound of my feet
while there's a moon over Bourbon Street.

It was many years ago that I became what I am.
I was trapped in this life like an innocent lamb.
Now I can't never show my face at noon,
and you'll only see me walking by the light of the moon.

The brim of my hat hides the eye of a beast,
I've the face of a sinner but the hands of a priest.
Oh you'll never see my shade or hear the sound of my feet
while there's a moon over Bourbon Street.

She walks everyday through the streets of New Orleans.
She's innocent and young, from a family of means.
I have stood many times outside her window at night
to struggle with my instinct in the pale moonlight.

How could I be this way when I pray to God above?
I must love what I destroy and destroy the thing I love.
Oh you'll never see my shade or hear the sound of my feet
while there's a moon over Bourbon Street

Miguel Comamala y Dani Espasa, Televisió de Catalunya.

*No me voy a extender ahondando en la pertinaz sequía de mi sesera, así que doy gracias a Emilio -muso puntual- por regalarme un post trayendo a la conversación esta maravilla relativa a la calle más famosa de Nueva Orleans, una ciudad que llevo clavada en mi corazón desde que la visitara en varias ocasiones una década atrás. La letra de Sting -extraordinaria- brilla especialmente en la voz de Miguel Comamala, un cantante de impresión ignorado por las multinacionales imprudentes pero adorado por sus devotos, entre los que, feliz, milito desde hace lustros. Comprueben su eficacia -y la del piano de Dani Espasa- tirando de Spotify y luego me cuentan.

Estupendo descubrimiento

Posted by : Le poinçonneur | 19 abr. 2011 | Published in

Be Italian

Posted by : Le poinçonneur | 18 abr. 2011 | Published in


Si se encuentra algún psiquiatra en la sala, le agradecería se pronunciara sobre por qué, no soportando los musicales, mis filmes favoritos son, en su mayoría, pertenecientes a ese género. Como yo hace años que me dejé por imposible, invertiré en vez mis esfuerzos en tratar de hacerles llegar lo mucho que disfruté ayer con Nine, manifiesto de Guido, el hombre que a mí me gustaría ser: juguete de cariátides -Cruz, Kidman, Hudson, Cotillard-, hijo de la divinidad -Loren- y piloto de la perfección -Alfa Giulietta Spider azzurro acqua-.

Pero eso sí: yo, los musicales, no los soporto.

Poinçoentrevista*

Posted by : Le poinçonneur | 17 abr. 2011 | Published in

Confluyen dos circunstancias: tengo la creatividad a menos cero, y -como a buen medianía-, me gusta ser el centro de atención. Es por ello que, a falta de otras ideas, les emplazo a que desarrollen cualquier duda que tengan sobre este panfletero, en el improbable caso de que sea yo generador de algún tipo de interés. ¿Quieren saber cuál es mi comida favorita, si duermo de lado o hacia dónde cargo? Cumplan mi ilusión de ser, al menos una vez en la vida, objeto de entrevista.

Siéntanse libres y pregúntenme: durante esta semana, envíen sus cuestiones a petittrou2009@hotmail.com El domingo próximo -siempre que se hayan recibido un mínimo de diez preguntas-, daré cumplida respuesta. No hay límite por participante: como si las diez vienen del mismo.

*Nota: como conozco -y temo- a dos o tres de quienes por aquí pasan -pillines-, me reservo el derecho a obviar temas demasiado personales, aunque ya les avanzo que mi concepto de intimidad no es el consuetudinario, por lo que la censura, de existir, será mínima.

Como la vida misma

Posted by : Le poinçonneur | 16 abr. 2011 | Published in

Tippi

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Le long de la route*

Posted by : Le poinçonneur | 15 abr. 2011 | Published in



ZAZ, Sony Music.

*No sé qué tiene esta chica, pero me gusta más que comer con las manos.

Por Justin mata

Posted by : Le poinçonneur | 14 abr. 2011 | Published in

Guille

Posted by : Le poinçonneur | | Published in


El tipo risueño que preside estas líneas no es otro que Guille García Alfonsín, uno de los editores de Autoblog en español -para mí, la página de referencia en cuanto a la cosa automovilística-. Se dedica Alfonsín a probar los vehículos con más solera del panorama mundial, glosados posteriormente en unas crónicas que llevo tiempo siguiendo y que, amén de bien escritas, son pura adrenalina.

Les informo de que Guille -por cierto, amabilísimo- acaba de abrir un cuadernillo personal que complementa su labor en Autoblog y que tienen disponible tanto aquí como en la acostumbrada sección de enlaces de este su libelo.

Remato advirtiendo: móntese Alfonsín en un Alfa Giulietta Quadrifoglio Verde, un Abarth 500 o un Nissan 370Z, tenga siempre que en cuenta que no circula solo. Mi envidia más ladina y contumaz le hará, a diario, de acompañante.

¡Ja!

Posted by : Le poinçonneur | 13 abr. 2011 | Published in

Ugly cars (3): Dongfend D120*

Posted by : Le poinçonneur | | Published in


*No se pierdan, por favor, el alerón trasero neumático. Canela fina.

FOTO: MOTORPASIÓN.

Ugly cars (2): Lancia Flaminia Loraymo

Posted by : Le poinçonneur | 12 abr. 2011 | Published in

Catalina

Posted by : Le poinçonneur | | Published in


A la exquisita Kate Middleton, según nuestra costumbre, y en vistas de su próximo enlace con Guillermo de Gales, El País ya ha corrido a traducirle el nombre. Por contra, y como es natural, Juan Carlos dista de ser John Charles en la prensa británica -tampoco Jean Charles en la francesa ni Giovanni Carlo en la italiana-.

Así somos, queridos.

Postdata: mantengo en casa un pequeño museo del camp en el que, para solaz de mis invitados, exhibo orgulloso merchandising de las distintas familias reales europeas. Al plato nupcial de Letizia y Felipe y al juego de postales desplegables de los Bernadotte suecos se une la taza conmemorativa del enlace de Camilla y Carlos. Todas ellas piezas codiciadas, mas la joya de mi colección sería alguno de los souvenires en que un anónimo chino sabrosón casó a la ya Catalina con el hooligan Harry, su inminente cuñado. Desde aquí lo anuncio: tortazos habrá en eBay.

La pelma de la tía Gertrudis (Ninguno)*

Posted by : Le poinçonneur | 11 abr. 2011 | Published in

Un servidor había salido a unos recados e iba tratando de memorizar los sitios a los que tenía que ir y las cosas que debía de comprar en cada sitio previniendo que no se diera el caso de llegar a la tienda y preguntarse a qué rayos había ido a parar allí, cuando de repente la vio venir, cerrándosele de golpe el proceso de memorización y todo. Acaparaba gran parte de la acera de la calle en dirección opuesta a la mía, con sus más de cien kilogramos de peso, un carrito de la compra que arrastraba pesadamente y su habitual cara de sargento. Yo en ese momento traté de hacer como que no la había visto proyectando la mirada en lontananza, pero fue inútil, enseguida me llamó:

-Juan José Francisco, ¿a onde va usté?

Lo hace a posta, sabe que detesto que se dirijan a mí por el compuesto nombre con el que me coronaron mis padres bautizándome nada más nacer. Yo me llamo Paco.

-Ah, tía Gertrudis –no me quedó más remedio que responder a su llamada-. Voy a hacer unos recados.

-Pues muy bien –dijo ella por su parte como si alguien le hubiera preguntado su parecer-. Yo vuelvo de hacer los míos también.

Y sin más dilación entró de lleno con el sermoneo al que me tenía acostumbrado, mientras yo me toqueteaba el pelo en un gesto nervioso que suelo hacer cuando me veo en alguna apurada situación.

-¿Cómo no te cortas ese pelo? Pareces algo con esas greñas, con lo bien que estarías con el pelo a cepillo como aquel muchacho que va por allí –dijo señalando al imbécil del barrio. Al apercibirse de que su consejo de peluquería caía en saco roto enseguida cambió el tema-:

-Seguirás en el paro, claro...A tu edad y sin ser capaz de ganarte la vida, si tu abuelo levantara la cabeza...

Yo le hubiera dicho, como así era en verdad, que no escatimaba esfuerzos para buscar trabajo pero que lo que sucede es que no lo hay; aunque ¿para qué?

Un gran camión de cuatro ejes se aproximaba en ese momento por la carretera y mi imaginación pervertida por la humillación arrojó a la tía Gertrudis bajo sus ruedas. En la realidad en cambio seguía aguantando estoicamente su insultante perorata.

-Ay hijomido, no sé cuando te llegará la hora de sentar cabeza. A ver si te echas una novia y te casas ya –dijo a modo de propuesta de solución de los males que me achacaba-. Pero ya veo yo que tú no te casas no, tú...nada.

En este punto se me vino a la mente el tío Hilario, ese pobre hombre que tuvo la desgracia de casarse con Gertrudis hace muchos años y que me inspiró mucha lástima en ese momento por tener que aguantar a la tía a diario no solo de día sino también de noche.

-Mira que le dije yo veces a tu madre –dijo devolviéndome a la apurada realidad- que no os diera tantos caprichos a ti y a tus hermanos, que os estaba malcriando de esa manera, pero ella ni caso. Así le habéis salido.

Cuando yo ya me estaba haciendo a la cuenta de que tendría que aguantar los sermones de la tía ni se sabe cuánto tiempo, inesperadamente para mí, llegó la salvación:

-Bueno, tengo que dejarte que estoy que no puedo ya de los riñones de arrastrar este carro y deseando de llegar a casa para sentarme.

“Bendito carro” pensé yo para mis adentros.

-Bueno tía Gertrudis -dije tratando de disimular la alegría por el precipitado final del encuentro y me despedí-: hasta otro día entonces.

Sin más dilación salí huyendo. Pero no acabó ahí la cosa, apenas habría andado unos veinte metros cuando oí un murmullo de gente a mis espaldas y al volver la vista vi a la tía Gertrudis espatarrada en medio de la calle. “Se ha resbalado” dijo un señor de los que estaba tratando de levantarla del suelo. Después mi tía me llamó: ¡Paco, ven acá, que me he caído!  “Sí, ahora Paco“ pensé “hace un momento era Juan José Francisco“, y disimuladamente me hice el desentendido prosiguiendo mi camino con una alegría, tengo que reconocer que bastante cochina.

*En tiempos de horas bajas en cuanto a la cosa creativa, me viene de perlas poder echar mano mensualmente de mis comentaristas para ofrecerles algo digno de llegar a sus pantallas. Hoy, es Ninguno quien adorna el Special de abril con este inclemente y divertido relato sobre esa tía que todo español tiene. Ninguno es, además de lector fiel, un tipo amabilísimo con el que da gusto intercambiar opiniones en nuestros respectivos panfletos -aquí, el suyo-. Un dandy del ciberespacio que me honro en utilizar para darles la bienvenida a este lunes que se levanta.  

The man with the golden gun*

Posted by : Le poinçonneur | 10 abr. 2011 | Published in


He has a powerful weapon.
He charges a million a shot.
An assassin that's second to none,
the man with the golden gun.

Lurking in some darkened doorway,
or crouched on a roof top somewhere.
In the next room, or this very one,
the man with the golden gun.

Love is required whenever he's hired,
it comes just before the kill.
No-one can catch him, no hit man can match him
for his million dollar skill.

One golden shot means another poor victim,
has come to a glittering end.
For a price, he'll erase anyone.
The man with the golden gun.

His eye may be on you or me.
Who will he bang?
We shall see. Oh yeah!

Love is required whenever he's hired,
it comes just before the kill.
No-one can catch him, no hit man can match him
for his million dollar skill.

One golden shot means another poor victim,
has come to a glittering end.
If you want to get rid of someone,
the man with the golden gun

Will get it done.
He'll shoot anyone.
With his golden gun.

Lulu, Capitol.

*Me duelen ya los dedos de teclear reivindicando las perlas que Roger Moore dio a la cultura occidental interpretando al mayor siervo de Su Graciosa Majestad. Moore -icono- despojó a double-O-seven de la solemnidad -a ratos excesiva- con que lo había recubierto Connery, ayudando a redescubrir a un personaje que, como todo grande, hizo de su decadencia progreso. El hombre de la pistola de oro (1974) es, probablemente, el momento cumbre del encuentro entre un carácter legendario y el camp más absoluto. Ayudado por Britt Ekland, Maud Adams, Hervé Villechaize -el polémico enano imitador de Felipe González en los programas de Javier Gurruchaga en la TVE de Pilar Miró- y, sobre todo, el enorme Christopher Lee en el papel del colorista villano Scaramanga, el filme, kilático, acumula bouquet en las estanterías de todo buen aficionado conforme pasan los años. Redescúbranlo, empezando por la estupenda title song de la británica Lulu que aquí les dejo. Feliz semana.

FOTO: DANJAQ/MGM.

Lou

Posted by : Le poinçonneur | 9 abr. 2011 | Published in

Los que salieron rana

Posted by : Le poinçonneur | 8 abr. 2011 | Published in


Es más que inveterada la línea editorial de este libelo en relación a la causa homosexual, que, sin sentir plenamente como propia, defiendo con ahínco donde haga falta. Mi simpatía es especialmente acentuada en relación a aquellos actos reivindicativos basados en el desenfado y la festividad, tan a menudo escasos en los sesudos análisis que se realizan acerca de la cuestión.

Es por ello que me inclino ante iniciativas como My High School boyfriend was gay, un descacharrante blog -en la línea de Born gay, born this way- en que se muestran fotografías retrospectivas de parejas de instituto destinadas irremisiblemente al fracaso por la escasa predisposición hacia las damas de su componente masculino. La página, imprescindible, la tienen disponible en este enlace y, desde ya, en la lista Dicen por ahí. Pásenlo con ella tan bien como yo.

Cósmica

Posted by : Le poinçonneur | | Published in



Pastora, Sony-BMG.

Hoy escribe Erika*

Posted by : Le poinçonneur | 7 abr. 2011 | Published in

Las mujeres tienen una sexualidad muy potente. Quieren gozar, intercambiar, disfrutar. Puede parecer una tontería decir esto, pero el hecho es que en la sociedad de hoy, no es tan obvio. El sexo está en todas partes, en la calle, en los medios, pero su representación es a menudo errónea ya que muestra a una mujer desesperada por la aprobación del hombre. Mientras tanto, no se habla de sus verdaderos deseos. Las mujeres deben poder disfrutar a fondo de su sexualidad sin sufrir los estereotípicos apodos de "puta", "zorra", "perra"... El estatus de la mujer está evolucionando a nivel profesional y social, pero el tema de su placer íntimo y de la manera con la que consigue este placer sigue siendo un tabú, tanto entre los hombres, como entre las mujeres. Una mujer que dice que mira porno y se acuesta con chicos sin tener una relación estable, no es una "mujer de verdad" o sea según el cliché: educada, reservada, y dedicada a un hombre. Esto es una tontería. La mujer, como persona, necesita conocerse a si misma y explorar su sexualidad para satisfacer su verdadero papel en el mundo. A nivel de porno, las chicas tienen que buscar lo que hay, alternativas al porno maistream que muy a menudo les deja más avergonzadas que satisfechas. Tienen que olvidar su vergüenza, reivindicar su derecho al placer, y quitar el tabú sobre el porno. Por eso recomiendo que las mujeres se animen a concretizar sus fantasías, tanto en la vida real como en el porno. Si tienen ideas sobre cómo debería el porno según ellas, deberían darle vida. Un porno que les excite les ayudará a desarrollar su imaginación y su sexualidad, tanto solas como en pareja. Le muestra que no hay nada malo en disfrutar una buena escena explícita, no hay nada malo en salir y experimentar. La mujer tiene un papel activo en todos los aspectos, el trabajo, la maternidad, los estudios, la creatividad... sólo falta que asumen su lado sexual y se reafirmen.

*Todos mis habituales conocen mi más que comentada simpatía hacia Erika Lust y su obra fílmica, por novedosa, atrevida y toda una serie de virtudes que he expuesto hasta la saciedad. Simpatía, por cierto, que ahora se extiende al terreno personal, ya que Erika, a golpe de mail, no ha dudado en contentar a este pelmazo y escribir para Vdes. el texto que les adjunto, síntesis de su inquietud profesional. En este país tan sobrado de meapilas, reconforta encontrar a alguien que, además de competencia, destila cercanía, talento sólo al alcance de los -las- verdaderamente grandes. Con ella -¡guapa!- les dejo.

Ugly cars (1): Peugeot 3008*

Posted by : Le poinçonneur | 6 abr. 2011 | Published in


*La decadencia de este libelo es tan tremenda como imparable; empero, trato de evitar lo inevitable proponiendo inofensivas novedades con que mantenerlo a flote. Aunque sé que la parte automovilística no es, ni de lejos, la más popular, voy a enriquecerla -es un decir- con las imágenes de los coches más horrendos jamás fabricados, a ojos de este humilde aficionado. Vayamos sin más demora.

Postdata: si alguno de mis lectores poseyere uno de los vehículos aquí mencionados, acepte mis disculpas -y mis condolencias-.

Divismo teen*

Posted by : Le poinçonneur | | Published in


insoportable.

1. adj. Que no se puede soportar.
2. adj. Muy incómodo, molesto y enfadoso.

*Razón aquí.

¿Y Vdes. qué opinan?*

Posted by : Le poinçonneur | 5 abr. 2011 | Published in


*Historia completa, aquí y aquí.

El enigma Zapatero

Posted by : Le poinçonneur | 4 abr. 2011 | Published in

Un día, hace ahora cuatro años, una persona muy cercana, mucho, al presidente me dijo:

-Te va a parecer una exageración, pero yo creo que a José Luis, a fondo, a fondo, no lo conoce ni Sonsoles.

Acaba pues de anunciar su retirada un hombre al que no conocemos. Entró como un enigma y se va como un enigma. Pero sabemos de él algunas cosas: por ejemplo, que es el primer presidente de izquierdas que ha gobernado este país desde la democracia; que le ha interesado más la política que el poder; que no ha sabido o no ha querido llevarse bien con los medios de comunicación (y que dio libertad a aquéllos a los que podía controlar (TVE); que durante sus mandatos se ha avanzado en temas de igualdad y derechos civiles más que en los últimos cien años; que es una rara mezcla de ingenuidad y astucia, de humildad y arrogancia; que al menos durante su primera legislatura se creía todo lo que decía; que es un feminista radical. Sabemos también que la derecha, a la que nadie ha irritado tanto como él, ha dicho que su capacidad para el Mal (con mayúsculas) carece de límites, que es un tontiloco, que sus formas suaves ocultan a un lobo sediento de sangre, que es un resentido, un simulador, un visceral con obsesiones políticamente inconfesables, que es un inconsistente, un tonto, un inútil, un bobo, un incapaz, un acomplejado, un cobarde, un prepotente, un mentiroso, un inestable, un desleal, un perezoso, un pardillo, un irresponsable, un revanchista, un débil, un arcángel, un sectario, un radical, un chisgarabís, un maniobrero, un indecente, un loco, un hooligan, un propagandista, un chapucero, un excéntrico, un disimulador, un estafador, un agitador, un fracasado, un triturador constitucional, un malabarista, un mendigo de treguas, un traidor a los muertos...

Sabemos que ha legislado a una velocidad de vértigo sobre lo visible, pero también sobre lo invisible: durante su primer mandato, por ejemplo, se suprimió la tartamudez como causa de exclusión en el acceso al empleo público, se incrementó en un 30% la inserción laboral de personas con discapacidad, se aprobó la ley que reconocía la lengua de signos (una antiquísima reivindicación del colectivo de sordos) y la asistencia gratuita a personas con discapacidad, sabemos que eliminó de la ley del divorcio la necesidad de que hubiera un culpable... Sabemos que cuando afirmaba que se proponía quitar el poder a los poderosos y entregárselo a los ciudadanos estaba convencido de que podría hacerlo.

Sabemos que le dolía de verdad el hecho de que los ciudadanos solo votasen cada cuatro años, mientras que los poderosos lo hicieran todos los días del año. Sabemos que al poco de llegar a La Moncloa dijo que su biografía estaba por llegar. Sabemos que tenía un lado visionario tan peligroso para él como para los contribuyentes. Sabemos que ese lado visionario fue el que le condujo a creer que estaba destinado a acabar del todo con ETA o a detener el avance de la crisis con solo ordenárselo. Sabemos que en septiembre de 2010 se reunió en Nueva York con los banqueros y los representantes de los fondos de inversión más importantes de EE UU para pedirles árnica. Sabemos que aquella reunión fue lo más parecido a la escena de un presidente constitucional solicitando clemencia ante un Gobierno de facto. Sabemos que a partir de entonces (aunque ya antes) Zapatero empezó a hacer todo lo contrario de aquello en lo que había creído. Sabemos que comenzó a gobernar sin convicción. Sabemos que si en ese momento hubiera dimitido, dejando que hicieran el trabajo sucio quienes creían en la necesidad (y en el placer) de ensuciarse, hoy sería un mito de la izquierda. Sabemos que el destino de todos nuestros presidentes es salir mal de La Moncloa. Sabemos que Zapatero creía que escaparía a ese destino. Ya sabemos que no.
 
Sabemos que dijo que no nos decepcionaría.

Sabemos que nos decepcionó (quizá que se decepcionó a sí mismo).

Juan José Millás, El País, 02-04-2011.

Delicate*

Posted by : Le poinçonneur | 3 abr. 2011 | Published in


Delicate like rain.
Delicate like snow.
Delicate like birds.
Delicate just soul.
Delicate like air.
Delicate like breeze.
Delicate like you and me.

A delicate advance.
A delicate retreat
delicately planned.
Delicate like peace.
Delicate like a touch,
that's delicately brief.
Delicate like you and me.

Delicate like trinkets on her bracelet.
(Like trinkets on her bracelet)
Delicate like a bracelet on your arm.
(Like a bracelet on your arm)
Delicate like sweet arms around me.
(Your sweet arms around me)
Delicate like me on top of you.

Delicate like words.
Delicate how time
so delicately runs,
then delicately dies.
Delicate how eyes
so delicately breathe.

Delicate like you my dear.
Delicate like me my love.
Delicate like you and,
delicate like me and
delicate like,
delicate like you and me.

Terence Trent d'Arby y Des'Ree, Sony-BMG.

*Con esta pequeña perla de los noventa les deseo, delicadamente, una semana más que provechosa. Cómansela.

Diane*

Posted by : Le poinçonneur | 2 abr. 2011 | Published in


*Quién fuera Olivier Martinez -Vdes. me entienden-.

Habla por fin*

Posted by : Le poinçonneur | 1 abr. 2011 | Published in


*Más información, aquí.

You win again

Posted by : Le poinçonneur | | Published in



Bee Gees, Warner Music.