Otra vez*

Posted by : Le poinçonneur | 31 may. 2010 | Published in

Forges, El País, hoy.

*Más información, aquí.

Miedo a las agujas*

Posted by : Le poinçonneur | 30 may. 2010 | Published in

Ayer por la mañana fui con mi mujer al ambulatorio para que me hicieran un análisis de sangre. Se trata de un trance que no soporto debido a mi terror a las agujas, pero, decidido a hacer de tripas corazón, mientras esperaba a que me llegara el turno, me dediqué a observar a los allí congregados, iniciando la planificación de un post en el que, con la gracia que me caracteriza, narraría las tercas similitudes entre la realidad y los sketches de Martes y Trece. A medida que iba creciéndome ante el seguro éxito de mi inminente crónica, rocé el delirio cuando la enfermera encargada de reclutar incautos llamó a un tal señor Porro. Al instante, un caballero de edad provecta se levantó de su asiento, provocando en nosotros a su paso una hilaridad que pugnábamos por disimular. La sonrisa se congeló en mis dientes cuando, segundos después, fui yo el convocado a la reunión con el matarife. Finalizaba aquí sin yo saberlo el artículo que tenía en mente, iniciándose lo que, sin duda, fue un castigo divino a mi soberbia.

Y es que, traspasado el umbral del cuarto de extracciones, fui conminado a aguardar un segundo llamado que, definitivo, me sentó en una silla de madera ante una practicanta que, mientras me aplicaba alcohol en el brazo, me instaba rutinaria a que apretase la mano. Acongojado en vistas al ya inmediato pinchazo, hice lo que se me pedía al tiempo que apretaba los dientes, mirando hacia el ángulo contrario de la habitación. Una vez sentido el picotazo de la hipodérmica, calculé los segundos que transcurrirían hasta que la presión del algodón en la herida anunciara el fin de mi calvario. Mas, tras un espacio de tiempo indeterminado, abrí los ojos y di con una bata blanca alarmada que convocaba a otras batas blancas para que tirasen de mí en una especie de danza que no acertaba a descifrar. Reparé en que mi cabeza se hallaba a la altura del respaldo de mi asiento, situándose el resto de mi cuerpo casi a nivel del pavimento. Tumbadlo en el suelo, tumbadlo en el suelo, clamaban las batas entre sí mientras me depositaban en el terrazo. Las piernas, las piernas, susurraban, cuando mis pies eran levantados metro y medio por encima de mi rostro.

Mientras una nube de interrogatorios me inquirían sobre mi nivel de consciencia, fui trasladado a una camilla reclinable en la que varios brazos me forzaron a adoptar una posición parecida a la del pino que con tan poca fortuna trataba de practicar en mis ya lejanas clases de gimnasia adolescente. Yo, por mi parte, combinaba la visión de miles de lucecitas con la extraña sensación derivada de la no respuesta de mis miembros a las órdenes de movimiento. De esta guisa permanecí durante unos minutos que se me antojaron eternos hasta que otra bata me ofreció una especie de brebaje que me invitaron a sorber a través de una pajita. Es glucosa pura, bébetelo, imprecaron. Accedí, qué otra cosa podía hacer. Finalizada la ingesta de un líquido marronáceo tan dulzón como repugnante, logré ponerme en pie con el mismo sentido del equilibrio que un potro recién nacido. Avanzando a través de un pasillo que se movía a ritmo de vértigo, conseguí llegar hasta donde me esperaba mi preocupada esposa. Sujétame y vámonos. No hagas preguntas, la conminé, humillado.

Media hora después, arribábamos a mi domicilio después de un viaje por carretera que me recordó los tiovivos de feria de mi niñez.

Le disciple du Gainsbarre, 10-07-2008.

*A Mariano, con mi gratitud eterna, por lo que él sabe.

Camel toe

Posted by : Le poinçonneur | 29 may. 2010 | Published in


Infinitos son los pensadores más o menos frívolos que han tratado, durante nuestra Historia, de aprehender un concepto tan etéreo como el de la elegancia femenina. Unos y otros han propuesto miles de definiciones, mas todos, sin excepción, han coincidido en algo fundamental: debe evitarse cualquier vestimenta que resalte en demasía lo que siempre debió permanecer en la esfera de lo íntimo.

En esta línea, los anglosajones llevan tiempo analizando el festivo fenómeno del camel toe -pezuña de camello-, que se produce cuando, por descuido, una dama luce algún atuendo que remarca excesivamente las formas y volúmenes de su aparato reproductor. El asunto, por descacharrante, ocupa cientos de webs que hacen las delicias de gentes rústicas como el que esto escribe.

Aquí y aquí, mis lectores -y lectoras- de espíritu gamberro podrán divertirse a costa de unas cuantas celebrities que, sin ellas quererlo, fueron inmortalizadas en tales circunstancias.

Pásenlo bien. Feliz fin de semana.

Going to a town

Posted by : Le poinçonneur | 28 may. 2010 | Published in

Rufus Wainwright, Geffen Records.

Los chanchullos de Fergie*

Posted by : Le poinçonneur | 27 may. 2010 | Published in

Doy por hecho que el común de mis lectores conoce y aprecia en su justa medida a la gran Sarah Ferguson, duquesa de York. Por si algún imprudente, empero, no supiera del personaje, informaré que Fergie es la ex del duque titular, el príncipe Andrés de Inglaterra, tercer hijo de Isabel II. En 1987, por vía de su publicitado matrimonio, amagó con sentar la cabeza del huracanado Andy, que, por aquel entonces, ya se había ventilado a una parte considerable del censo femenino de la Pérfida Albión, -en la inolvidable serie satírica Spitting Image, su caricatura aparecía siempre con unas bragas en la boca-.

De melena aleonada y amante de los estampados imposibles, la pelirroja Ferguson pasó así a aportar un saludable toque camp a las desventuras de los envarados Windsor, esa familia a cuyos antepasados debió mirar un tuerto hace centurias. Según las malas lenguas, ejerció nefasta influencia en su cuñada Diana, con la que compartió las tirrias del inclemente Felipe de Edimburgo, que jamás tragó a sus nueras.

Tras el nacimiento de sus hijas Beatriz y Eugenia, la pareja ducal escogió 1992 para anunciar su separación, aquel mismo annus horribilis en que los Gales también partieron peras. A partir de entonces, la impagable Fergie ha dedicado su tiempo a publicar cuentos infantiles, lucir efímeros romances con condes italianos y, sobre todo, promocionar productos adelgazantes a ambas orillas del Atlántico -lleva más de treinta años luchando contra un metabolismo tendente a la inflación más contumaz, recibiendo por ello en su día el tremendo apodo de duchess of Pork-. Por si todo esto fuera poco caramelo para los tabloids, la antigua consorte arrastra hace lustros una situación económica más que precaria derivada de unas deudas cuyos intereses no paran de multiplicarse.

En las últimas semanas, el nombre de la Ferguson ha venido ocupando miles de titulares a raíz de un mayúsculo escándalo de tráfico de influencias destapado por una filmación de cámara oculta en que, acuciada por los pagarés, aparece pidiendo 500.000 libras a un supuesto empresario árabe a cambio de ponerle en contacto con su ex marido, alto representante del Reino Unido en materia de comercio exterior. Lo que la incauta Fergie no sabía es que a quien prometía pingües beneficios, en realidad, era a Mazher Mahmood, travieso reportero del amarillo News of the World que ya en 2001 puso contra las cuerdas a Sophie Rhys-Jones, esposa del controvertido Eduardo, el menor de los vástagos reales.

Pillada en falta, la afectada ha puesto pies en polvorosa volando a Nueva York tras disculparse por su reprobable acción. El pifostio, aún así, ha alcanzado dimensiones tan colosales que el propio Andrés ha tenido que desmarcarse públicamente negando cualquier conocimiento del asunto.

A su provecta edad, la pobre Isabel ya no sabe a dónde mirar, harta de que le crezcan los enanos. Su marido, en cambio, debe estar pasándoselo en grande.

*En este enlace, el diario hondureño La Prensa ofrece la grabación del sucedido en su canal de Youtube. Combinando la teatralidad de la voz en off con una traducción del inglés excesivamente literal, el rotativo caribeño consigue transformar lo sombrío en descacharrante. No se lo pierdan.

Sin corazón sólo seríamos máquinas*

Posted by : Le poinçonneur | 26 may. 2010 | Published in

*Campaña italiana de lanzamiento del Alfa Romeo Giulietta. Spot de Kevin Fitzgerald protagonizado por Uma Thurman y con banda sonora de Flavio Ibba.

VÍDEO: ALFA ROMEO.

Tertulianos

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

El Roto, El País, hoy.

Triomphe

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Vaitiare*

Posted by : Le poinçonneur | 25 may. 2010 | Published in

Mis conocidos -que suelen dejarme por imposible- saben que yo diera media vida por ser el tacón del zapato de Julio Iglesias, tal es mi admiración por éste que es el padre de nosotros todos. El divo, sabio, ha vivido, bebido, viajado y cubierto todo lo interesante de este mundo, comúnmente bajo las formas de bellas damas tan inasibles como definitivas. De toda la impresionante colección, desde pequeño, me quedé con un nombre y unas formas: las de la tahitiana Vaitiare.

Andaba yo por clases de párvulos cuando, en las revistas de corazón de mis vecinas -a veces me pregunto cómo he salido hetero-, hallé una imagen que había de acompañarme por los restos. Posaba mi Julio con una morena tahitiana apenas dieciochoañera que parecióme, en aquel momento, la encarnación de todo lo que valía la pena en este mundo que apenas empezaba a descubrir. Lo bueno es que, casi treinta años después, la exótica polinesia sigue ocupando idéntico lugar de podio en mi acervo sentimental.

Acabado el affaire que la lanzó a la fama, Vaitiare siguió una irregular carrera televisiva y cinematográfica. Hoy, madre de familia en sus espléndidos mid-forties, vive en Los Ángeles y se acuerda de vez en cuando de sus devotos con posados inolvidables como el que ofreció en Interviú a principios de 2007.

Es público mi amor por las mujeres; de lejos, el ser más bello que imaginarse pueda. De todas ellas -de todas Vdes.-, permítanme que rinda hoy homenaje a una de las más deliciosas. Con ella les dejo.

*Actualización: hace un rato, repasando esta entrada, me he dado cuenta de que la singladura del gran Iglesias merece algo más que
este post y una mención en forma de Disco de la semana. A partir de ahora, y con estas líneas, declaro inaugurada Hey!, sección específica de este cuadernillo en la que, a modo de homenaje, se irán desgranando los hitos definitorios de la vida de un hombre esencial. A ello, entregado, les convoco.

La Princesa y el muñeco

Posted by : Le poinçonneur | 24 may. 2010 | Published in

Mi mujer, además de despistada, es más atea que Lenin. Cuando se bebe dos vinos, es, también, capaz de las aseveraciones más astracanantes.

Todas estas variables explican que, la otra noche, tirada en el sofá, y entregada a su lectura semanal del ¡Hola!, soltara, para mi pasmo: qué gracia, aquí sale Letizia abrazando a un muñeco.

¿No es, ay, adorable?

Advertencia

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.
Al que me cuente el final de Lost lo baneo pa los restos.

¡Hermano!

Posted by : Le poinçonneur | 23 may. 2010 | Published in


*Banda sonora, como siempre, aquí.

La balanguera

Posted by : Le poinçonneur | 21 may. 2010 | Published in

Maria del Mar Bonet, Picap. Original de Joan Alcover.

Tocando el cielo*

Posted by : Le poinçonneur | 20 may. 2010 | Published in

*Más información, aquí.

FOTO: FORMULATV.COM

O leãozinho*

Posted by : Le poinçonneur | 19 may. 2010 | Published in

*Banda sonora alternativa, aquí.

VÍDEO: PEUGEOT UK.

Évasion

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

El trasto viejo

Posted by : Le poinçonneur | 18 may. 2010 | Published in

No creo alarmar a nadie, a estas alturas, si digo que a mí José María Aznar me gusta lo mismo que abrazar un cactus: menos que nada. Siempre me pareció un tipo mediocre, maleducado y ramplón, a quien no confiaría ni la presidencia de mi escalera. Las urnas, empero, hablaron por dos veces, y no me quedó otra que aceptar la voluntad mayoritaria de mis compatriotas: en eso consiste la cosa democrática.

Mi opinión sobre su persona y su obra de Gobierno daría para infinitos posts, así que ahorraré al respetable el trámite. Mucho mejor, por el contrario, es mi parecer sobre las metidas de pata aznariles, sobre las que -a qué decirlo- he hecho y haré sangre en mil y una sobremesas.

Bastantes años atrás, la periodista Ana R. Cañil tenía en El Periódico de Catalunya una sección que llevaba por título Los lunes, las cosas de esta semana. En ella, la antigua directora de Informe Semanal solía acometer lúcidos análisis de la actualidad nacional, siempre bajo el prisma de una más que saludable ironía. Yo, que por aquel entonces dedicaba a la lectura de la prensa mucho más tiempo que en mi perra actualidad, no me perdía ni una de aquellas estupendas columnas.

Un lunes, la Cañil dedicó su tribuna a la visita que un Aznar aún bisoño realizó a la Argentina de Carlos Menem. Henchido, el monclovita recorrió las calles de Buenos Aires, alardeó de Primer Mundo y presidió actos oficiales con la certeza de quien se sabe en la cresta de la ola. Mas no contaba con que la sagaz Cañil, que estaba -y está- a la que salta, repararía en una alocución pública que el huésped hizo en presencia del anfitrión y otros próceres de la capital porteña.

Según contaba la cronista, y para mi delicia, Aznar, al final de la comparecencia, pretendió agradecer a Menem el trato recibido, tirando de tópico y citando la letra de un famoso tango. La composición escogida -sin duda desconocida para el orador- no fue otra que el inmortal Mano a mano, de Gardel, Razzano y Celedonio. Con toda la pomposidad de que fue capaz, nuestro entonces Presidente, dirigiéndose al líder argentino, hizo referencia a la amistad entre ambos pueblos, que hizo extensiva a sus respectivos gobernantes. Queriendo dárselas de solícito, recordó a Méndez* su disposición a prestarle a él y a su país todo el apoyo que fuera necesario en cuestiones internacionales, citando a continuación el párrafo celedónico que reza: si precisás una ayuda, si te hace falta un consejo/acordate de este amigo que ha de jugarse el pellejo/pa' ayudarte en lo que pueda cuando llegue la ocasión.

Lo que el imprudente Aznar no sabía -y, al parecer, tampoco el becario encargado de redactar el discurso- es que Mano a mano narra la historia de un chulo de arrabal que, ante el deterioro físico de su pareja, mayor que él, la abandona sin contemplaciones gritándole a la cara su decadencia. Así, justo antes del si precisás una ayuda, la letra escupe: ...y mañana cuando seas descolado mueble viejo/y no tengas esperanzas en tu pobre corazón...

Evidentemente, Menem conocía la composición, por lo que no pudo sino poner cara de póquer ante un Aznar triunfador seguro de haber quedado como un marajá. Al día siguiente, la columna de la afilada Cañil dio cuenta del sucedido, bajo el emblema Menem, el trasto viejo de Aznar.

Él se lo buscó, y yo todavía me descojono cada vez que lo recuerdo.

*Entre ciertos argentinos, Menem tiene fama de gafe y traedor de mal fario. Para evitar mentarlo, se refieren a él como
Méndez.

Machotes

Posted by : Le poinçonneur | 17 may. 2010 | Published in

Felicitats, Campions

Posted by : Le poinçonneur | | Published in


En los próximos días, serán legión los analistas deportivos que pontificarán sobre la razón última del triunfo del Barça de Guardiola en la Liga 2009-2010. Unos hablarán de Messi, otros, de su perfección táctica. Algunos más destacarán la apuesta por el fútbol ofensivo. Yo, más osado, limito todo a un solo vocablo: honradez.

Cada palo, que aguante su vela.

Faraona*

Posted by : Le poinçonneur | 16 may. 2010 | Published in


*Hoy se cumplen 15 años de la muerte de Lola Flores, sin duda alguna, la artista española más grande de la última centuria. Tratar de encasillarla en géneros resultaría insultante para su categoría, por encima de tales nimiedades. Con afán de brevedad, y como homenaje a quien tanto debo, dos apuntes: el primero, éste, y el segundo, el titular que publicó The New York Times en 1953 tras su primera actuación en el Madison Square Garden: No sabe bailar, ni cantar, ¡no se la pierdan!

FOTO: CARLOS SAURA.

O bumbum*

Posted by : Le poinçonneur | 15 may. 2010 | Published in

*Como todo hombre que se vista por los pies, yo también tengo un barman de confianza. Andy, el mío, es un vivido uruguayo que prepara unos gintonics dignos de ser estudiados en las facultades de Bellas Artes. El muy canalla, la otra noche, me narraba sus andanzas juveniles en el Brasil de los últimos ochenta. Yo, envidioso y obsesionado con aquel paraíso desde que tengo uso de razón, le confié la cruda realidad: mis antecedentes cardiopátas me impiden cualquier proyecto de viaje. Está claro que iría en cabina y volvería en bodega, recubierto de pino. Este legendario anuncio, inapelable, aclara el por qué. Feliz fin de semana.

Vergüenza nacional

Posted by : Le poinçonneur | 14 may. 2010 | Published in


En ciertas ocasiones, a uno le entran ganas de exiliarse. No es para menos.

Jigs and bulls

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Carlos Núñez, Sony-BMG.

A Don Antonio Ozores*

Posted by : Le poinçonneur | 12 may. 2010 | Published in

Alkjhfdslkjfsdhlksdf, fdslkjsdfhlkfsdhflkjhdjs, qwropuewfñlidf, dsakjadshksljahdlkjasd. Poiuoifalkjsdfhdksjhfh,mrepoyetpoytutrop, dslpñgdspoiysgdpoik. Ppiosdufgopdsfugpdoi, soiugfdpoiugfpoisfdd, sougspoisugpogsiugspi.

Owoeriwtepoiwtuowt, kljehttwljkhwtelkjtwtl, tewktwltwjtwlkjtwlñekteñwj. Akljdsfhlkjsdhlgkjhg, ewkljrehwlkrewjhrlekj, gslghglfñgpodfopupoiuñqepiìopipoioiurweoiwuo. Troiuerpowiñlka, sdalñkgjhñlkjgflñu.

*Traducción: hoy, se me ha muerto -se nos ha muerto- el irrepetible Antonio Ozores. Este panfleto, como tantos otros, está de luto por un cómico de magnitud sideral. Antonio, canalla: eso no se hace, ¡caca!

Avatarizada

Posted by : Le poinçonneur | | Published in


FOTO: FORMULATV.COM/ALBARROLAND.

Familiale

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Consecuencias constitucionales de la enfermedad del Rey

Posted by : Le poinçonneur | 11 may. 2010 | Published in

El título II "de la Corona" de la Constitución española de 1978 regula las funciones del Rey y define su figura en el ordenamiento jurídico de nuestro país. La monarquía es la institución que ostenta la jefatura del Estado y se identifica como monarquía parlamentaria. A diferencia de la constitucional, donde el Rey era la cabeza del ejecutivo y compartía el legislativo con el Parlamento, en el supuesto actual, el Rey carece de prerrogativa, es decir, no es ni ejecutivo, ni legislativo, ni judicial. Su figura está descrita en el artículo 56 que encabeza el referido título II. Es el jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes (56.1). Su persona es inviolable y no está sujeta a responsabilidad y sus actos para ser válidos tienen que estar refrendados por el presidente del Gobierno, por los ministros o por el presidente del Congreso (artículos 56.3 y 64.1).

Las funciones del Rey están reguladas en el artículo 62 y consisten en: sancionar y promulgar las leyes, convocar y disolver las Cortes Generales y convocar elecciones en los términos previstos en la Constitución, convocar a referéndum, proponer el candidato a presidente del Gobierno, nombrarlo o poner fin a sus funciones, nombrar y separar a los miembros del Gobierno a propuesta de su presidente, expedir los decretos, conferir los empleos civiles y militares y conceder honores y distinciones con arreglo a las leyes. Asimismo debe ser informado de los asuntos de Estado y presidir el Consejo de Ministros cuando lo estime oportuno, a petición del presidente del Gobierno. Ostenta el mando supremo de las Fuerzas Armadas, ejerce el derecho de gracia y el Alto Patronazgo de las Reales Academias.

Son todas competencias regladas y, salvo en la propuesta de candidato a la presidencia, donde tiene mayor libertad, estas se recogen en la Constitución. Incluso en este único caso, hasta ahora el Rey siempre ha propuesto al candidato del partido más votado en las elecciones. Según el artículo 63, acredita a los embajadores de España y los representantes extranjeros están acreditados ante él. También manifiesta el consentimiento del Estado para obligarse internacionalmente por medio de tratados y tiene la potestad, previa autorización de las Cortes Generales, de declarar la guerra y hacer la paz.

Ninguna ley orgánica ha desarrollado ni precisado las normas de este título II. Como no conocemos exactamente las consecuencias del postoperatorio tras la intervención quirúrgica a la que ha sido sometido el Rey, no podemos precisar si es capaz, en las próximas semanas, de ejercer sus funciones. Si su capacidad se mantiene en plenitud, todo debe seguir como está con toda normalidad. En el caso de una breve inhabilitación por razón de la enfermedad, el Príncipe heredero entraría en funciones, por analogía con lo establecido en el número segundo del artículo 59, ejerciendo de manera provisional la regencia hasta el restablecimiento del Rey. Tal como está redactado el citado articulo, el principio es el mantenimiento de las funciones del Rey y excepcionalmente se podría producir la sustitución provisional que según el artículo 59.5 se ejercería por el Príncipe de Asturias en nombre del Rey. Sólo una inhabilitación más estable reconocida por las Cortes Generales daría lugar a una regencia en el pleno sentido del término. En todo caso, el Príncipe Felipe ha sustituido al Rey en diversas ocasiones y podría hacerlo de hecho en algunas de sus funciones representativas sin utilizar el artículo 59.

Esto es lo que se puede decir en estas primeras horas después de la intervención, naturalmente deseando lo mejor para el Rey y que no sea necesario poner en marcha las medidas de sustitución señaladas. Teniendo en cuenta que el Rey, como Jefe del Estado, carece de prerrogativa como hemos dicho, las incidencias que se deriven de su actual situación interfieren muy poco el normal funcionamiento de las instituciones del Estado.

Gregorio Peces-Barba, El País, 09-05-2010.

*Como ve a diario la orla mohosa que tengo colgada en el despacho de casa, mi mujer está obsesionada con la idea de que soy un jurisconsulto de prestigio. Es por ello, que, a la mínima, y por no decepcionarla con la cruda realidad, me obliga a soltar speeches de hora y media acerca de las más diversas cuestiones normativas que le vienen a la cabeza en el momento más insospechado. El pasado sábado, cenando en nuestro restaurante favorito, se empeñó en saber qué habría ocurrido si el Rey hubiera quedado incapacitado tras su reciente intervención quirúrgica. A fin de aclarar -a ella y a todos Vdes.- el asunto de una vez por todas, adjunto el artículo que el insigne Gregorio Peces-Barba publicó al efecto este domingo en El País.

Quería, por cierto, comentar un hecho que ha pasado inadvertido en la infinidad de crónicas que se han dedicado a la operación real. Y es que resulta chocante que, hace apenas quince días, la Zarzuela difundiera que, en el habitual chequeo anual, Juan Carlos mostraba
una salud plenamente satisfactoria, cuando, en realidad, ya se estaba preparando su paso por el quirófano. Una prueba más de que, demasiadas veces, se nos sigue tratando, en conjunto, como a menores de edad.

Ten thousand

Posted by : Le poinçonneur | 10 may. 2010 | Published in


Como bien señalaba mi amigo Rubens en el post anterior, este libelo celebra hoy sus primeras 10.000 visitas. La efémeride se debe a la amabilidad de un internauta madrileño que, vía Yacom, se ha dejado caer por aquí a las 13:10 horas.

Agradeciendo una vez más la cálida compañía de incondicionales y esporádicos, les conjuro para que me ayuden a ir subiendo escalones en el Olimpo de la gloria panfletera. No me fallen: dependo de todos Vdes.

Abrazos y besos a repartir según convenga.

Palabra de Dios

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Erlich, El País, ayer.

Sus scrofa*

Posted by : Le poinçonneur | 9 may. 2010 | Published in


jabalí.

(Del ár. hisp. ǧabalí, y este del ár. clás. ǧabalī, de monte).

1. m. Mamífero paquidermo, bastante común en los montes de España, que es la variedad salvaje del cerdo, del cual se distingue por tener la cabeza más aguda, la jeta más prolongada, las orejas siempre tiesas, el pelaje muy tupido, fuerte, de color gris uniforme, y los colmillos grandes y salientes de la boca. En la provincia de Girona, tiene por costumbre merodear las carreteras y echarse al paso de vehículos pequeños, de color negro y conducidos por treintañeros gafapastas.

*Hace unos días, mientras viajaba hacia Barcelona, tuve la inesperada oportunidad de probar las maravillas que la electrónica aporta a la seguridad de los automóviles actuales. Si no hubiera sido por el ABS -sistema antibloqueo de discos de freno- y el ESP -control de estabilidad-, es posible que, a estas horas, no estuviera escribiendo estas líneas. Ayudó también -a qué negarlo- cierta pericia adquirida tras tres lustros al volante, pero, en cualquier caso, fueron los microchips quienes principalmente evitaron que los implicados en el incidente -el cochino, mi coche y yo mismo- sufriéramos el más leve rasguño. Desde aquí lo grito: viva la técnica.

No soy racista, pero no me gustan las lesbianas

Posted by : Le poinçonneur | 8 may. 2010 | Published in

VÍDEO: CARLOS ROCA/7RM.

Scandale dans la famille

Posted by : Le poinçonneur | 7 may. 2010 | Published in

Sacha Distel y Dalida, Orlando Entertainment.

A Copa do Mundo é nossa*

Posted by : Le poinçonneur | 6 may. 2010 | Published in








*En los próximos meses, se multiplicarán hasta la extenuación las portadas y horas de televisión dedicadas a unos tipos en calzoncillos que corretearán representando a sus respectivas naciones en el Mundial de fútbol de Sudáfrica. Como soy de un original que te cagas y detesto la redundancia, prefiero ceder hoy mi humilde espacio a sus mujeres, a todas luces infinitamente más interesantes que sus sobrepagados maridos: de arriba a abajo, y con todos Vdes., Brasil, Alemania, Uruguay, Italia, Francia, Argentina e Inglaterra.

Lo que viene siendo un dream team, no hay más que verlo.

FOTOS: UMBRO/VANITATIS.

¡Injusticia!

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Thirtysomething*

Posted by : Le poinçonneur | 5 may. 2010 | Published in

When I was seventeen,
it was a very good year.
It was a very good year
for small town girls
and soft summer nights.
We'd hide from the lights
on the village green.
When I was seventeen.

When I was twenty-one,
it was a very good year.
It was a very good year
for city girls
who lived up the stairs
with all that perfumed hair.
And it came undone
when I was twenty-one.

When I was thirty-five,
it was a very good year.
It was a very good year
for blue-blooded girls
of independent means.
We'd ride in limousines
their chauffeurs would drive,
when I was thirty-five.

But now the days are short,
I'm in the autumn of the year.
And now I think of my life
as vintage wine
from fine old kegs.
From the brim to the dregs,
it poured sweet and clear.
It was a very good year.

It was a mess of good years.

Frank Sinatra
, Capitol.

*Hoy, 5 de mayo, cumplo 35 primaveras. Si hago caso al gran Sinatra -La Voz nunca me falló-, mis próximos 365 días serán un frenesí de churris y paseos en limusina. Lo malo, empero, es que, a partir de ahora, empiezo a convertirme en vino añejo. Resignado, confío, de todos modos, en que los años venideros sean, en general, tan memorables como los de la canción. Y que Vdes. lo vean.

Plage

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Pacomakeup

Posted by : Le poinçonneur | 4 may. 2010 | Published in


Mi primo Paco y yo nos llevamos diez años. Ello conlleva que, siendo yo un mocoso, él lucía adolescencia. Aun cuando, por edad, podría haber dedicado las tardes de agosto a actividades mucho más estimulantes, tenía la paciencia infinita de dejarse atar por mí al sofá de su casa mientras jugábamos a indios y vaqueros. Tiempo después, yo estrenaba el primer acné cuando él era un tipo leído y viajado a quien sólo veía una o dos veces al año -yo vivía en Barcelona y él en Valencia-. La cosa, lamentablemente, se espació aún más cuando dejé de acompañar a mi padre en sus veranos familiares, hace ya bastantes lluvias.

Gracias a los milagros de la cibernética, he tenido la ocasión de recuperar el contacto con mi primo. Y resulta que, en el ínterin, se ha convertido en un brillante maquillador profesional. Dado que el muy pillín se mueve como pez en el agua entre modelos ligeritas de ropa, estoy tratando de camelarlo para que me cuele en un backstage. Dudo que tenga éxito: aguafiestas, siempre ha sido un íntegro.

Entre tanto, aquí tienen una buena muestra de su trabajo. Entren y disfruten.

Me gustan mucho los gatos y el flamenco-chill

Posted by : Le poinçonneur | 3 may. 2010 | Published in


En saludable iniciativa, El País ha dado inicio a una serie semanal de cortometrajes que serán publicados los viernes en la edición digital del periódico. El primero ha sido La rubia de Pinos Puente, una descacharrante sátira de la frustración. El filme, de Vicente Villanueva, está protagonizado por la estupenda Carmen Ruiz, una de esas actrices a las que uno nunca se cansa de ver.

Cliquen en la imagen y pasen un buen rato. No se arrepentirán.

Pavo real*

Posted by : Le poinçonneur | 2 may. 2010 | Published in

Numerao, numerao,
viva la numeración.
Quién ha visto un matrimonio
sin correr amonestación.

Numerao, numerao,
viva la numeración.
Quién ha visto un matrimonio
sin correr amonestación.

Pavo real, pavo real.
Pavo real, pavo real.

A todos los que me escuchan,
aquí les vengo a dejar,
aquí les vengo a dejar
un corrío venezolano
que se llama el pavo real.
Que se llama el pavo real.

Y a las muchachas les digo,
que aquí me quiero casar.
Que aquí me quiero casar.
Y ahora mismo les ofrezco
cuatro casas por capital.
La prenatal, el manicomio,
la cárcel o el hospital.
La cárcel o el hospital.

Si no cumplo lo ofrecido,
nos podemos divorciar.
Nos podemos divorciar.
Para eso existen las leyes,
que suelen todo arreglar.
Que suelen todo arreglar.

Y a usted, mi joven, le ofrezco,
una ganga en casamiento.
Una ganga en casamiento,
mi vecina la menor es más pura que un convento.
Es más pura que un convento,
y por eso yo le advierto,
no me la venga a tantear.
No me la venga a tantear,
no es radio en demostración
ni instrumento de tocar.

Numerao, numerao,
viva la numeración.
Quien ha visto un matrimonio
sin correr amonestación.

Numerao, numerao,
viva la numeración.
Quien ha visto un matrimonio
sin correr amonestación.

Chèvere, chèvere,
chèvere, chèvere.
Chèvere, chèvere,
chèvere, chèvere.

Pavo real, pavo real,
pavo real, pavo real.

A todo negro presente,
yo le voy aconsejar
que combine los colores,
que la raza es natural.
Que la raza es natural.

Que un negro con una negra
es como noche sin luna,
y un blanco con una blanca
es como leche y espuma.
Es como leche y espuma.
Todo negro pelo recio
con rubia se ha de casar,
para que vengan los hijos
con plumas de pavo real.
Para que vengan los hijos
con plumas de pavo real.

Chèvere, chèvere,
chèvere, chèvere.
Chèvere, chèvere,
chèvere, chèvere.

José Luis Rodríguez
, El Puma, Sony Music.

*Aún después de tres lustros, mi mujer sigue sorprendiéndose de la catarsis que experimento cada vez que, asido al micrófono de un karaoke, adivino los primeros acordes de Pavo real, uno de mis temas de referencia desde la más tierna infancia. Muchas son las ocasiones en que he sido vituperado por este motivo; muchas, también, las chanzas que he soportado acerca del cardado del felino Rodríguez. A todas, pasadas y actuales, respondo siempre con el mismo reto: escojan arma y padrinos. Con el honor, amigos, no se juega en mi presencia.

Viva Carlitos

Posted by : Le poinçonneur | 1 may. 2010 | Published in


Como cualquier bien nacido ante la dicha del próximo, yo no puedo sino alegrarme tras las noticias que mi amigo mariquita me hace llegar en una de nuestras ocasionales charlas cibernéticas. Según cuenta, no sólo su recién iniciada aventura profesional marcha viento en popa, sino que su nuevo piso -finca noble- es un primor. Gafas, pasminas, complementos, sofisticadas gastronomías: en todo ello invierte su tiempo mi remozado gallego. Es tal su don de gentes que A Coruña -a qué decirlo- está a sus pies.

Conforme cumple años, me va recordando a alguien, pero el caso es que no caigo...