Nimias cosas mínimas

Posted by : Le poinçonneur | 30 abr. 2009 | Published in

Desde su fundación, hace un par de meses, este humilde panfleto contiene una sección -Hábitat- en la que con más pena que gloria publico fotografías de objetos cotidianos a través de los que, de alguna manera, me defino. Hago lo que puedo.

Algún tiempo después, mi amigo mariquita, misericordioso, me recomendó Nimias cosas mínimas, el blog del madrileño Álvaro C. Partiendo de una temática parecida, Álvaro va más allá, añadiendo a sus fotos -mucho mejores que las mías- tronchantes textos que desembocan en un resultado tan humorístico como convincente.

Es de justicia que el mediocre -yo- se rinda ante el iluminado -él-. Invito, pues, a mis lectores a que lo visiten. Vale la pena.

Las bragas de Lucía

Posted by : Le poinçonneur | 29 abr. 2009 | Published in

Y comunicó de pronto Alessandro Lecquio (T-5), el otro día, que la tertuliana allí presente Lucía Lapiedra iba sin bragas. Hombre, dado que esta hermosa dama saltó a la fama por ser gloriosa porno-star, advirtamos al italiano que, en este caso, la gran noticia sería lo contrario.

Ferran Monegal, El Periódico, hoy.

Bodegón barato

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

K. Miles

Posted by : Le poinçonneur | 28 abr. 2009 | Published in

Los vilallónguicos estamos de enhorabuena: acaba de estrenarse la campaña televisiva que nuestro querido Alfonso protagoniza para la firma automovilística BMW. El spot alberga todo lo que puede convertir la buena publicidad en arte: ejecución impecable, novedad, y, sobre todo, frescura.

Más información en este enlace.

Vasos comunicantes

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Según leo en El Periódico, y tal como se comentaba desde hace días, el ex conseller de Governació Joan Carretero ha hecho pública su baja de ERC, presuntamente acompañada de la próxima fundación de un nuevo partido político en torno a Reagrupament.cat, la corriente crítica que ha venido encabezando hasta ahora.

Hasta aquí, un ejemplo más del habitual lanzamiento de platos tan caro a nuestra clase política. La novedad, sin embargo, reside en que el futuro partido de Carretero llevaría en su programa la proclamación unilateral de la independencia de Catalunya, en caso de estar en condiciones de llevarla a cabo.

Es decir, que si Carretero se asomara al balcón de Sant Jaume como presidente de la Generalitat, los catalanes seríamos automáticamente independientes del resto de España, en un gesto que va aún más allá del de Macià en 1931. Interesante propuesta.

No voy a entrar aquí a criticar o defender los postulados carreteriles: mis incondicionales ya saben -y si no, lo reitero-, que todo nacionalismo, sea de aquí o de allí, me me antoja profundamente cansino y reduccionista. Lo que estimo meditable es el análisis de lo que parece un brindis al sol, abordado desde los puntos de vista jurídico y constitucional.

Si Carretero y su hipotética formación ganasen las elecciones catalanas, formando gobierno, significaría que, o bien habrían vencido por mayoría absoluta, o, en su defecto, habrían articulado en torno a sí un respaldo suficiente en el Parlament. De ello se deduciría que el eventual Ejecutivo representaría legítimamente a la mayor parte de los electores de Catalunya, que, se conoce, habrían votado precisamente a una opción que, con ánimo plebiscitario, se habría presentado a los comicios postulando la independencia antes señalada.

¿Qué ocurriría entonces? Como es natural, la declaración catalana no tendría validez alguna: la Constitución impide la secesión unilateral de las Comunidades Autónomas. Nos hallaríamos ante el espinoso caso de que lo decretado en Barcelona sería inmediatamente tumbado desde Madrid, con el consiguiente pifostio asegurado. No quiero ni pensar en posibles acciones represivas al respecto.

Las intenciones de Carretero, a mis ojos, no pasan de ser un envite cara a la galería, conocedor de sus nulas posibilidades de sentarse algún día en el sillón que hoy ocupa Montilla. Lo que sí aconteció realmente, por el contrario, fue el pulso que Ibarretxe lanzó al Gobierno de Zapatero hace un par de años, en base a la reforma del Estatuto vasco tan públicamente abortada en el Congreso estatal. Lo mismo que lo de Carretero me parece una bajanada, como decimos aquí, me dolió que, tras apenas unas pocas horas de debate por imperativo legal -de haber podido, ni le hubieran abierto la puerta de la Carrera de San Jerónimo-, el lehendakari vasco -que no es santo de mi devoción-, volviera a Euskadi con su plan desactivado. Plan, que, recordémoslo, fue refrendado por el Parlamento de Vitoria a través del procedimiento previsto en la actual legislación.

Y es que la madre del cordero reside en que los Estatutos autonómicos, como bien se aseguraron los padres constitucionales, han de aprobarse como Ley Orgánica en el Congreso de los Diputados. Esto es, lo que ha venido de un Parlamento autonómico puede ser botado o cepillado -Guerra dixit- según convenga a la mayoría que controle Madrid. O sea: el que parte y reparte se queda la mejor parte.

Sin defender ciertas veleidades, hago notar el dislate que supone este presupuesto, ya que, en estos casos, la autonomía que quiera poner en práctica efectiva su propuesta, se queda sin otro margen de maniobra que la carreterada: la unilateralidad, siempre fútil, aun sabiendo de la nulidad de la actuación.

Lo lógico, en mi opinión, es que fueran las propias autonomías quienes promulgaran sus Estatutos, en base a la votación de sus Parlamentos. Tendríamos, así, normas plenamente representativas de la voluntad de quienes las promueven -y, lo más importante, de sus electores-.

Antes de que alguien se me lance a la yugular, tranquilizaré diciendo que el control de estos Estatutos díscolos continuaría en manos estatales: en tanto que leyes subordinadas a la Constitución, podrían ser fiscalizadas por el Tribunal Constitucional, llegándose incluso a su desactivación, de ser consideradas contrarias a la Carta Magna. Serían así, razones jurídicas, y no políticas, las que justificarían el portazo a la voluntad de un pueblo, libremente expresada a través de sus representantes.

La cerrazón actual abona aventuras más o menos radicales, lo que demuestra, una vez más, la secular connivencia del sistema político nacional con la teoría de los vasos comunicantes: apretando por aquí, la cosa se encabrita por allá, y viceversa.

Y nosotros en medio.

Río picarón

Posted by : Le poinçonneur | 27 abr. 2009 | Published in

Acojonador global

Posted by : Le poinçonneur | 26 abr. 2009 | Published in

Morbo

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

(Morbo, Gonzalo Suárez. España, 1972).

LO PEOR
  • Estética desagradable en ciertas escenas.
  • Víctor Manuel no es Laurence Olivier.
  • Ausencia de sonido directo.
  • Abstenerse aficionados a los hámsters y parejas recién matrimoniadas.


LO MEJOR

  • Rara avis.
  • Producto honesto y arriesgado.
  • Atmósfera inquietante.
  • El Seat 124 Sport de los protagonistas.
  • Sabia dosificación del erotismo.
  • Ana Belén, espléndida.


NOTAS AL PIE

  • Enmarcada en la corriente grotesca que inundó cierto cine español durante los setenta, presenta notables similitudes estéticas con filmes como Ana y los lobos o Furtivos.
  • El rodaje dio lugar a la relación entre los actores principales, posteriormente transformada en longevo matrimonio.
  • Sorprendente colaboración del norteamericano Michael J. Pollard en un papel que bien podía haber hecho Paco Algora.

Caviar gatuno

Posted by : Le poinçonneur | 25 abr. 2009 | Published in

Vísteme

Posted by : Le poinçonneur | 24 abr. 2009 | Published in

Al hilo de un post que No a todo ha colgado en su blog, he recordado este anuncio, sin duda, el más sensual y estimulante jamás emitido. Gran parte de mi educación sentimental deviene de su influencia: gracias a él, ya en mi más tierna infancia, aprendí que es infinitamente más erótico ver a una mujer vistiéndose que desnudándose. A los hechos me remito.

Enjoy.

El hecho diferencial

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Manel Fontdevila, Público, hoy.

Un libro, el mejor amigo

Posted by : Le poinçonneur | 23 abr. 2009 | Published in

Feliz Sant Jordi.

Aeropuerto '80

Posted by : Le poinçonneur | 22 abr. 2009 | Published in

(The Concorde: Airport '79. David Lowell Rich, USA, 1979).


LO PEOR

  • Sólo para connaisseurs.
  • El guión parece sacado de un episodio de Coyote & Correcaminos.
  • Ante el resultado final, se consideró estrenarla como comedia.

LO MEJOR

  • Camp absoluto.
  • Robert Wagner en plan villano clásico.
  • Espectaculares escenas aéreas.
  • Honestos efectos especiales.
  • ¡El Concorde!
  • Pareja Alain Delon-Sylvia Kristel

NOTAS AL PIE
  • Estrenada worldwide como Aeropuerto '79, en España fue Aeropuerto '80 hasta la reciente edición en DVD, en que se repescó el título primitivo, manteniendo el otro entre paréntesis.
  • El Concorde utilizado en el filme fue el número 203, matrícula F-BTSC, el mismo que se estrelló cerca de París el 25 de julio de 2000 causando más de 100 víctimas mortales.
  • Parte del footage fue reciclado para el infame y oportunista telefilme Mach 2, protagonizado por Cliff Robertson y rodado poco después de la catástrofe parisina. Fue emitido en su día por Tele 5 como Pánico en el Concorde. Del original, se aprovecharon planos exteriores y de vuelo, con resultados tan delirantes como las escenas aeroportuarias en que aparecen coches franceses de los años 70 en lo que debía ser una pista de aterrizaje estadounidense del siglo XXI. Simplemente lamentable.
  • George Kennedy retoma el personaje de Joe Patroni, el único que se mantuvo durante toda la saga Aeropuerto.

Migas de harina

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Confluían en mis ancestros dos circunstancias determinantes: vivían en la montañosa Andalucía nororiental y eran más pobres que las ratas. Con semejantes mimbres, no es de extrañar que las migas de harina permitieran, en gran medida, que mi estirpe no cayera en la extinción. Al combinar las virtudes de ser de factura baratísima y proveer gran cantidad de calorías con las que hacer frente a los duros inviernos de la comarca de Los Vélez, mis tatarabuelos y sus convecinos fueron puliendo la técnica hasta convertir a las migas en el sustento por excelencia de pastores, jornaleros y demás explotados al servicio del secular sistema caciquil imperante en aquellos páramos.

Tras la emigración a Catalunya, a principios de los sesenta, de la generación encarnada por mi padre y mis tías, en nuestra familia, dada la relativa prosperidad proporcionada por el somni català, las migas fueron pasando de alimento esencial a cuchipanda folclórico-nostálgica en torno a la que, cada vez más espaciadamente, nos reunimos en torno a la mesa común, siempre gracias al esfuerzo de mi septuagenario progenitor.

Para imitarnos, el lector necesitará:

-3 vasos (de los de agua) de harina de trigo.
-3 vasos de agua.
-1 cabeza de ajos.
-1 vasito de aceite de oliva.
-2 pimientos verdes de los largos.
-150 gr de panceta.
-Sal.

En una sartén honda y antiadherente calentaremos el aceite, tras lo que echaremos la cabeza de ajos, separada por dientes -sin pelar-. Freímos, y, una vez hechos, apartamos e incorporamos el pimiento cortado en tiras. Una vez reblandecido, lo quitamos y echamos la panceta -también en tiras-, que rehogaremos hasta que esté bien frita.

Apartamos la panceta. Al aceite que nos queda, le ponemos una cucharada de harina, repartiéndola por la superficie de la sartén. A continuación, incorporamos el agua lentamente y con mucho cuidado: la harina evitará en gran medida que nos salpique al reaccionar con el aceite caliente.

Una vez el agua hierva, echamos el resto de la harina. Salamos al gusto. A partir de este momento, es cuestión de ir removiendo: poco a poco, se irá formando una masa que absorberá el agua. Tendremos que ir amasando y cortando la masa con una espátula hasta que se vayan formando unas bolitas doradas -las migas propiamente dichas-. Hay que tener paciencia, porque hasta que se deslía la masa -como dice mi padre- puede pasar tranquilamente una hora. Todo esto se hará a fuego lento.

Cuando se aprecie que la masa está hecha bolas, reincorporamos los ajos, el pimiento y la panceta, removemos durante 2 ó 3 minutos y servimos bien caliente.

Puede acompañarse con todo tipo de productos: desde uva a chocolate, pasando por sardinas asadas.

Para 2 ó 3 personas.

Pluralidad castrense

Posted by : Le poinçonneur | 21 abr. 2009 | Published in

Militar.

Militar mariquita.

Torre Eiffel desde abajo

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

(París, 06/2005).

Rompiendo dogmas

Posted by : Le poinçonneur | 20 abr. 2009 | Published in



Tradicionalmente, el catolicismo en el que fui bautizado ha venido censurando el hecho de encontrar eróticamente atractiva a toda mujer que forme parte de la familia de uno. En ello me educaron.

A mi edad, empero, no estoy ya para supersticiones, así que me permito el lujo de agasajar a mis lectores con este delicioso vídeo, coprotagonizado por mi monumental prima Sonia -a la derecha, en el inicio-. Como es palmario, da gloria verla, y, total, sólo somos primos lejanos. Que, en la práctica, casi ni parientes ni nada, vamos.

Y sí, además baila bien.

Feliz soirée.

Colmenero en Buckingham

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Según leo en El País, desde este sábado, Felipe, duque de Edimburgo, es ya el consorte más veterano de la historia de la Monarquía británica, al haber superado el récord de Carlota, mujer de Jorge III, que compartió tinglados con su marido durante 57 años y 70 días.

Los aficionados al Gotha hallamos perpetuo motivo de diversión en ese estirado gentleman de orígenes helenos que siempre ha llevado mal lo que el común de los mortales de sexo masculino cuando se da la circunstancia: ser un cero a la izquierda en comparación a su cónyuge. Entre los de su clase, célebres fueron las depresiones del fallecido Claus de Holanda, permanentemente eclipsado por el carisma de la popular Beatriz. Más al norte, Enrique, esposo de Margarita de Dinamarca, ha combinado en parecidas circunstancias rabietas y quejas públicas con alguna que otra espantá a su castillo del sur de Francia.

Edimburgo, más sibilino, se ha guardado de explicitar incomodidad alguna por su papel de segundón. Poseedor de un carácter al parecer irascible, ya durante la infancia de sus hijos mayores mostró su debilidad por Ana, de recio temperamento, en detrimento de Carlos, demasiado blandengue para su progenitor. Conocida fue también su ojeriza hacia su nuera Diana, retratada por Stephen Frears en el filme The Queen: tras ser despertado en Balmoral para comunicarle la muerte de la princesa de Gales, Felipe, en batín, opta por volver a la cama con toda tranquilidad.

El casi nonagenario duque, tan vivido como corrosivo, desprecia el lamento y opta por reivindicarse a base de salidas de tono y otras performances que, unas veces por agudeza, y las más, por inoportunidad, llevan más de medio siglo copando los titulares de los tabloids, de continuo ávidos de carnaza que llevarse al tintero. Seguro que les está costando mantenerse despiertos, inquirió recientemente al matrimonio Obama en el transcurso de la charla que estos mantenían con Isabel II, ante el pasmo de ésta. ¿Aún se tiran lanzas unos a otros?, interrogó en otra ocasión a un jefe aborígen australiano. Así que ha conseguido usted que no se lo coman, premió a un ciudadano del Reino Unido con residencia en Papúa-Nueva Guinea. La lista de ejemplos podría ser infinita.

Ante semejantes sentencias, quedan en agua de borrajas las mojigatas críticas que algunos colectivos han dirigido contra Tele 5 por los gags políticamente incorrectos que el gran Mariano Peña desgrana los domingos, en la serie Aída, tras la máscara del tronchante Mauricio Colmenero.

Y es que la zafiedad, transversal, no entiende de nación ni de casta.

Titirititititi.

Porsche GT3

Posted by : Le poinçonneur | 19 abr. 2009 | Published in

envidia.

(Del latín invidĭa).

1. f. Tristeza o pesar del bien ajeno.
2. f. Emulación, deseo de algo que no se posee.

Must

Posted by : Le poinçonneur | 18 abr. 2009 | Published in

Et Dieu...créa la femme (2)

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Je t'aime...moi non plus

Posted by : Le poinçonneur | 17 abr. 2009 | Published in

Manel Fontdevila, Público, hoy.

Monumento a Pamela Anderson

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

(Nueva York, 01/2006).

Luisa Isabel, la reina cercana

Posted by : Le poinçonneur | 16 abr. 2009 | Published in


Wikipediando, doyme con la biografía de un tal Luis I, monarca español de quien, sinceramente, no había oído hablar en mi lerda vida. Parece ser que Luis, hijo de Felipe V, subió al Trono el 17 de enero de 1724, después de la abdicación de su padre, que, quizá cansado de cancanes y bigudíes, decidió retirarse a La Granja de San Ildefonso en compañía de su esposa, Isabel de Farnesio.

Ha pasado Luis a la posteridad por ser el soberano de reinado más efímero de la historia de España: apenas 229 días, ya que el 31 de agosto murió de viruela, obligando a su progenitor a renunciar al dolce far niente granjero y asumir de nuevo las funciones reales, ante la ausencia de descendencia del finado.

Hasta aquí, una biografía de tantas en el vasto álbum familiar de los Borbones patrios. Mas Luis, sin embargo, alberga un as en la manga que lo hace relumbrar a ojos de cotillas e investigadores: su consorte, Luisa Isabel de Orleans.

Y es que la francesa Luisa Isabel, arriba retratada por Van Loo, era a la vez sobrina y nieta de Le Roi Soléil -ay, esa endogamia-, nacida en la corte de Versalles en 1709. Con apenas doce años contrajo matrimonio con nuestro Luis, trasladándose a Madrid, donde acabó coronándose en compañía de su marido, según lo antes expuesto.

Si bien, como puede apreciarse, la Reina no era precisamente una miss, lo verdaderamente noticiable eran sus descacharrantes costumbres: según leo, solía pasearse en porreta por Palacio, acompañando la delicada imagen con una sucesión de eructos y ventosidades que puso los pelos de punta a nuestros mojigatos cortesanos, poco acostumbrados a la naturalidad, según se conoce.

Tan plebeyas maneras le granjearon cierta impopularidad entre ministros y funcionarios, amén de una ojeriza inclemente por parte de la sibilina Farnesio, que, muerto Luis, ordenó el destierro a Francia de la joven viuda. Tras pasar una temporada en un convento, la campechana Luisa Isabel acabó sus días en el parisino Palacio de Luxemburgo, hoy sede del Senado de la République.

Qué menos que unas líneas para reivindicar a la auténtica inventora de la fusión entre realeza y pueblo llano. Chínchate, Lady Di.

Elegía

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

(En Orihuela, su pueblo y el mío, se
me ha muerto como del rayo Ramón Sijé,
a quien tanto quería.)

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento.
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irán a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

Miguel Hernández, Elegía a Ramón Sijé, 1936.

Nunca a dormir

Posted by : Le poinçonneur | 15 abr. 2009 | Published in


Alfonso Vilallonga, Nunca a dormir. Clip de Isabel Coixet.

Desahogo

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.
Me cago en los que cotorrean en el cine.

El Dany

Posted by : Le poinçonneur | 14 abr. 2009 | Published in

Querubín

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Carlitos

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Llevaba ya varios días queriendo dedicar un post específico a mi tan aventado amigo mariquita. Lo pongo hoy en marcha por diversas razones, a saber:

La primera, porque, al cabo, es un buen tipo. Carcomido por el galaicocatolicismo, pero noblote, y, en general, adorable en un 85% de su tiempo.

La segunda -siempre he sido un sátiro-, por divertirme a su costa imaginando la cara que pondrá cuando abra su feed y se tope con estas líneas.

La tercera, porque, en tanto que holadicto, me fascina su progresivo acercamiento al universo ético y estético de Isabel II: dentro de tres décadas, serán indistinguibles.

La cuarta, porque ayer, por primera vez en su vida -le encanta hacerse el interesante: en el fondo es un snob-, utilizó su supuesta titulación para sacarme de una duda de carácter informático. Cuando ya empezaba a pensar que el diploma del que tanto presume no es más que un fraude, el geek del noroeste ha emergido en el último minuto.

Y la quinta, y definitiva, porque quienes le queremos andamos alborozados por verlo embarcado en un proyecto que no corresponde aquí revelar, pero que, de buen seguro, será tan exitoso como merece: del medio rural de sus orígenes a la metrópoli de sus futuros, o el sueño botaagua hecho realidad.

Levanto por ti mi copa, Carlitos. Mucha mierda.

Voulez-vous coucher avec moi, ce soir?

Posted by : Le poinçonneur | 13 abr. 2009 | Published in


Aquí puede encontrarse a Anna, la pizpireta asistente virtual que Ikea ofrece a sus adictos -entre los que me incluyo- con el fin de informarnos de las últimas novedades del emporio sueco del make-it-yourself.

Es posible que mis lectores ya la conozcan, pero, por si no fuera así, les invito a probar lo atinado de sus respuestas. Cubierta de obscenidades, piropeada, insultada o escrutada acerca de un sillón orejero, Anna nunca defrauda.

En cuestión de paciencia, parece que, una vez más, lo digital supera a lo analógico. A los hechos me remito.

Colgando en tus manos

Posted by : Le poinçonneur | 12 abr. 2009 | Published in

Parece ser que este descacharrante vídeo se está haciendo muy famoso vía Youtube. Como yo siempre llego tarde a estos acontecimientos y, aunque parezca mentira, apenas veo la tele, he tenido que conocer a los geniales Rudy y Ruymán a través de mi amigo mariquita. Con el que comparto, por cierto, un mismo drama: nos pierde, ay, la cursilada original.

Feliz domingo.

Supergirl

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

(Supergirl, Jeannot Szwarc. USA, 1984).


LO PEOR
  • Presupuesto raquítico.
  • Argumento delirante.
  • Nunca soporté a Peter O'Toole.
  • ¿Qué pinta ahí Mia Farrow?

LO MEJOR
  • Genuino camp de los 80.
  • Divertimento de los Salkind.
  • Planteamiento autoparódico.
  • Brenda Vaccaro.
  • ¡Faye Dunaway!

Where is my man

Posted by : Le poinçonneur | 11 abr. 2009 | Published in

En El aeroguatutú, el recomendable espacio del murciano Skyzos -ver sección Transbordos-, leo que la legendaria Eartha Kitt cometió, la pasada Navidad, la canallada de morirse, y yo sin enterarme. A modo de homenaje a una de las reinas del camp -inolvidable su Catwoman-, qué menos que embedear el que, probablemente, es su título más icónico.

Añadiré que, en mi caso particular, Where is my man merece especial mención por haber llegado a mi vida en el infantil verano de 1984, a través de ¡Oh, qué calor!, recopilatorio de éxitos estivales que mi padre compró al azar en un mercadillo y que tuvo a bien revelarme vía el radio-cassette de nuestro Renault 12 verde oliva. La cosa no tendría más interés si no fuese porque era la primera vez que mi hacedor, a sus 51, abandonaba con insólito entusiasmo a Manolo Escobar, Rocío Dúrcal y Perlita de Huelva en pos de la modernidad más absoluta.

Por cosas como ésta, padre, te quiero.

El otro Brando

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Anoche, Antena 3 y la productora Cuarzo tuvieron el acierto de invitar a DEC al colosal Quique San Francisco, que vino a promocionar El enfermo imaginario, la obra de Molière que está representando en el madrileño Teatro Fígaro.

Al margen del montaje, seguramente recomendable, lo mejor, sin duda, la entrevista. Repasó el actor con descacharrante ironía su infancia, la peculiar convivencia que mantiene con su padre, su superada etapa como drogadicto, anécdotas de rodajes. Al final, como es lógico, fue interrogado acerca de su conocida relación con Rosario Flores, y, por extensión, con el resto del clan de la Faraona.

A propósito de esto, me vino a la memoria una hilarante charla que, en su día, San Francisco mantuvo con el humorista Manel Fuentes en el programa que éste conducía en Tele 5. Preguntado por el mismo asunto, recordó que, debido a su peculiar físico, era objeto de continuas chanzas por parte de la familia de su entonces novia.

Y es que, al parecer, cuando llamaba a Rosario a El Lerele, en ocasiones, era el gran Antonio González quien atendía el teléfono. En cuanto su interlocutor se identificaba, el Pescaílla exclamaba: ¡Niña, que te llama Marlon Brando!

Maysa/Jacques

Posted by : Le poinçonneur | 10 abr. 2009 | Published in

Duchándome, escuchaba hace unos minutos la versión que la brasileña Maysa Matarazzo hizo del celebérrimo Ne me quitte pas de Jacques Brel. Si una es soberbia, la otra es monumental: ¿supera la almodovariana adaptación al legendario original?

Invito a la concurrencia a tirar de Spotify y pronunciarse.

Yo dejaría la cosa en tablas, como mínimo.

Mini

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Et Dieu...créa la femme

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Aunque pueda resultar indecoroso mentar la carne en Viernes Santo, he iniciado el puente disfrutando de Y Dios creó a la mujer, el divertimento de Roger Vadim que dio lugar, hace cinco décadas, a la entronización de Brigitte Bardot como mito sexual galo por excelencia.

Acuñada por la prensa de la época como la segunda industria francesa más próspera después de la Renault, la Bardot redefine en el filme para los restos el concepto de erotismo: muchas lo han intentado, mas ninguna ha conseguido cimbrearse con el donaire que derrocha la parisina. Jamás, tampoco, unos pies descalzos han sido tan matadores como los que acarician a Christian Marquand a la orilla de la playa.

Viendo al pobre Jean-Louis Trintignant echarse sin remedio en brazos de la perdición, me viene a la memoria la exquisita vertiente musical de la vamp, menos conocida pero tan o más remarcable que la cinematográfica. Es posible, por poner un ejemplo, que haya imprudentes que no sepan que fue su voz, y no la de Jane Birkin, la primera en arrullar a Serge Gainsbourg en el corte original de Je t'aime...moi non plus; yo, que estoy a la que salta, ya hace años que peregriné a Perpinyà en busca de The best of Bardot, aurífero recopilatorio de los principales títulos canturreados por la bombinette.

Es éste, a partir de entonces, uno de mis discos de cabecera, lo cual no está exento de riesgo: en mi familia, desde la noche de los tiempos, nos transmitimos de unos a otros toda clase de patologías cardiovasculares. Ya sea por hipertensión arterial, embolias, arritmias ventriculares o soplos diastólicos, tenemos la glamourosa costumbre de morirnos jóvenes -lo contrario, secretamente, nos parece una ordinariez-. Es por ello que Mariano, mi médico, siempre celador de mi maltrecho metabolismo, me abroncaría sonoramente si supiera que, de vez en cuando, a escondidas, extraigo el The best de su caja y, a través de los auriculares, escucho a bajo volumen Moi je joue cuatro o cinco veces seguidas.

Y es que oír a B.B., entre grititos y suspiros, decirle a uno repetidamente vous êtes mon jouet pone a prueba las capacidades coronarias más contrastadas: qué no hará, ay, con las mías.

El ascua y la sardina

Posted by : Le poinçonneur | 9 abr. 2009 | Published in

El Roto, El País, hoy.

Aire fresco

Posted by : Le poinçonneur | 8 abr. 2009 | Published in

Hace ya bastantes años, me sorprendía gratamente leer que los griegos habían nombrado a una actriz -Melina Mercouri- como ministra de Cultura. Quizá por su porte, algo indeterminado tenía la Mercouri que me simpatizaba. No estaba mal eso de ver, por una vez, a alguien de la farándula en un cargo gubernamental. Parece que no lo hizo mal -repitió varias veces-.

Como nunca es tarde si la dicha es buena, desde ayer podemos tutear a los helenos: Ángeles González-Sinde, hasta ahora presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, acaba de relevar al malcarado Molina. Mujer, joven, independiente, guionista, realizadora. Un perfil inmejorable para levantar el apolillado panorama cultural hispano.

Las televisiones privadas han recibido a la nueva ministra pidiéndole que elimine la norma que les impone destinar el 5% de sus ingresos a la producción de cine español. No lo hará, si alberga buen tino. Qué menos que revertir en desasnar un mínimo porcentaje de lo que ganan asilvestrando.

Creo en la cultura como generadora del bienestar, se ha estrenado diciendo Ángeles, insistiendo certeramente en la directa proporción entre instrucción y libertad.

Bienvenida.

Margarita

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Acabo de ver Del rosa al amarillo, icono de Manuel Summers perteneciente a una ya lejana colección de cine nacional editada en DVD por El País. En las primeras escenas, me sorprende la similitud estilística con Los cuatrocientos golpes, el monumento del vecino Truffaut.

Blanco y negro, escolares jugando a pelota, pantalones cortos en pleno invierno.

Summers, sin embargo, no va tan lejos como el francés. Al contrario que el rebelde Doinel, que escapa de la opresión para ver el mundo en libertad, su cándido Guillermo, en similares ambientes, desprecia la épica para limitarse a suspirar por Margarita, alfa y omega de sus anhelos preadolescentes.

Margarita, niña de las de antes, de las que se hacían las decentes según las estrictas moralidades heredadas de sus madres. Como si la decencia pudiera correr algún peligro en manos de dos críos de trece años.

Yo, pusilánime, quizá hubiera querido ser idealista como Doinel, pero, como me perdían las faldas, encarnéme en Guillermito: también tuve una Margarita que, por pura diversión, destrozó mi corazón antes de que me saliera el primer pelo del sobaco.

Más de dos décadas después, y tras varias psicoterapias, lo tengo, al fin, clarísimo: era una arpía. Ella se lo perdió.

Pacificado mi espíritu, y con permiso de Vdes., voy a rematar la velada dándome a la bebida.

F.F.

Posted by : Le poinçonneur | 7 abr. 2009 | Published in

Ante la cuestión de quién ha sido la rubia más volcánica de la historia de la televisión mundial, los más incautos mentarán, sin duda, a Pamela Anderson, antigua vigilante de la playa hoy en horas bajas. Allá ellos, infelices. Los vividos connaisseurs, sin embargo, tenemos por cristalino que la genuina hottie blond es y será siempre Farrah Fawcett, la que fuera cautivador ángel de Charlie a finales de los setenta.

En los últimos días, la ex de Ryan O'Neal ha sufrido un ingreso hospitalario a consecuencia del cáncer que padece desde hace años. Sus fans temimos lo peor, pero, afortunadamente, esta semana podrá dejar el centro sanitario. Celebrémoslo.

Desde aquí, como portavoz de tantos, hago llegar a la Fawcett los mejores deseos de recuperación. Muchas de nuestras primeras babas infantiles cayeron por su culpa, y eso, ay, marca para toda la vida.

Federico deshoja

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Cosas veredes, acaba de trascender que la COPE ha decidido que Federico Jiménez Losantos no siga la próxima temporada al frente de La mañana, buque insignia de la cadena episcopal.

La dicha, sin embargo, no es aún completa, ya que la emisora ha ofrecido al degradado Losantos copresentar el espacio nocturno La linterna: el terrorífico César Vidal lo conduciría de 20:00 a 22:00 horas, mientras que FJL tomaría su relevo de 22:00 a 00:00.

En estos momentos, el humorista turolense medita si acepta la propuesta obispera, o, por el contrario, cultiva su orgullo declinándola.

Por si fuese menester, he aquí mi granito de arena: Federico, amigo, haz un favor al orbe y quédate en tu casa. Que te acompañe también César, no sea que te entre la morriña.

Gracias mil por adelantado. A ambos.

Souvenir (4)

Posted by : Le poinçonneur | 6 abr. 2009 | Published in

¡Oh! Bama

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Manel Fontdevila, Público, hoy.

Saldos

Posted by : Le poinçonneur | 5 abr. 2009 | Published in

Año tras año, las televisiones nos obsequian con imágenes de hordas al asalto de los grandes almacenes el primer día de la temporada de rebajas. A bolsazo limpio, probas madres de familia de natural calmado se transforman en una especie de luchadoras de sumo capaces de retarse por un picardías de oferta.

Cuánta energía malgastada. Los auténticos connaisseurs de la compra compulsiva, por el contrario, nos abstenemos de sufrir codazos y pisotones, y guardamos nuestros euros para la semana siguiente. Aquélla en que, tras la marabunta, los comercios saldan a precios de risa las escasas prendas supervivientes.

Gracias a mi perspicacia, anteayer me hice con un jersey negro de pico del Pull & Bear por la módica cantidad de 3,99 euros. Los meapilas de turno me echarán en cara que no me gusta el negro y jamás visto de ese color. Tienen razón, pero, infelices, ¿y lo barato que me ha costado?

Ladran, luego cabalgamos.

Le disciple du Gainsbarre, 13-07-2007.

Build-it-yourself

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Forges, El País, hoy.

Retratos

Posted by : Le poinçonneur | 3 abr. 2009 | Published in

En Madrid acaba de inaugurarse una retrospectiva dedicada a Colita, la fotógrafa oficiosa -quizá oficial- de la gauche divine y la Escuela de Cine de Barcelona, allá por los sesenta.

Son sus fotos el daguerrotipo de una ciudad -la Condal- inquieta, que bullía a pesar de los pesares franquistas. Rosa Regàs, qué buena estás. Teresa Gimpera desnuda y garabateada.

No escatimó, sin embargo, la artista el retrato de la España rural. Viejos, cementerios, fiestas populares. Rara es la imagen en que no exista vida. Un gato, un niño, una gitana. Quizá Colita, como yo, odia las fotos de paisajes, por aburridas.

Carmen Amaya en el Somorrostro, en el set de Los Tarantos. Bajando del avión que la traía de América, a la vuelta de su última gira.

Terenci Moix con un chal de leopardo al cuello.

Antonio Gades y Joan Manuel Serrat: monopolizadores, según Colita, del tirón del auténtico macho.

Respecto al último punto, si Pepa Flores -Tu nombre me sabe a hierba- se decide algún día a escribir sus memorias, lo mismo salimos de dudas.

¡Corten!

Posted by : Le poinçonneur | 2 abr. 2009 | Published in

Tan tremendo como inapelable resulta el anuncio que la actriz británica Keira Knightley acaba de rodar en contra de la violencia machista, y que será exhibido en los cines y televisiones del Reino Unido.

Por si alguno de esos hombretones que pegan a sus mujeres se pasara por aquí -cosa que dudo-, le invito a echar un vistazo al vídeo. Le invito también a que dedique treinta segundos a reflexionar. No es mucho pedir.

P.D. Las imágenes son extremadamente violentas. Allá cada cual.

Lentejas encabronadas

Posted by : Le poinçonneur | | Published in

Por su ínfimo coste, las lentejas resultan ideales para la generación mileurista a la que pertenezco. Vianda tradicional donde las haya, aúnan el hierro de la legumbre con la proteína de la carnicería adjunta, deviniendo tan nutritivas como recomendables.

En casa, somos grandes consumidores de lentejas estofadas, platillo que pirra a mi esposa independientemente de la hora a la que se le sirva -es capaz de desayunárselas sin problema alguno-. En esta ocasión, sin embargo, he querido alterar un poco la receta, añadiendo al castizo guiso algunas de las especias cajun que utilicé el otro día para la ya aventada jambalaya: de ahí el adjetivo inicial.

Que sea lo que Dios quiera.

Ingredientes:

-750 gr de lentejas (de las pequeñas), en remojo desde la víspera.
-2 cebollas grandes.
-2 tomates grandes.
-2 ó 3 chorizos de los de asar.
-2 morcillas.
-1/2 cucharadita de pimienta de Cayena.
-1/2 cucharadita de clavo.
-1 cucharadita de tomillo.
-8 gotas de tabasco.
-2 trozos de pimiento asado (el Carretilla de bote es excelente).
-Aceite de oliva.
-Sal.
-Pimienta negra.
-1 hoja de laurel.

En una olla antiadherente de buen tamaño ponemos un poco de aceite a calentar. Cuando haya cogido temperatura, echamos la cebolla picada. Rehogamos hasta que esté dorada. Incorporamos el tomate en daditos y sal al gusto. Cuando el sofrito esté a punto, añadimos la pimienta de Cayena, el clavo, el tomillo, el tabasco y removemos durante un minuto.

Ponemos los chorizos -pinchados-, las morcillas, rehogamos y echamos las lentejas, que mezclaremos con el conjunto, removiendo con una cuchara de palo. Añadimos el pimiento, el laurel, una pizca de pimienta negra y la cantidad necesaria de agua para cubrir las lentejas y los demás ingredientes.

Rectificamos de sal, llevamos a ebullición, y, una vez que hierva, bajamos el fuego y lo dejamos cocer de 40 a 60 minutos, para que consuma más o menos líquido según lo caldosas que nos gusten las lentejas.

Para unas 4 personas y varios tupper.

ADVERTENCIA: PLATO PICANTE.

Perogrullada

Posted by : Le poinçonneur | 1 abr. 2009 | Published in

En el PP hay mucha gente que no ha roto con el franquismo.

Santiago Carrillo, Público, hoy.

Cabecilla antiSGAE

Posted by : Le poinçonneur | | Published in